/ / Europa  

 

 

 

 

San Marino

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

República escondida en lo alto de cumbres y montañas. Pequeño país enclavado en la cordillera de los Apeninos y el Titano. Sitio de castillos y romance medieval, lugar para enamorados, la fiesta y la cultura; lugar de callejuelas, vida y experiencia diferente. Cumbres del mundo donde se divisa y se contempla el mar Mediterráneo. País que proclama ser el más antiguo del mundo, un país hermoso y diminuto que lleva por nombre SAN MARINO.

 

 

 

 

 

San Marino: Una historia diferente

Todos los países tienen su historia, pero aquella de San Marino tiene su singular toque de clase. Hechos y origen transformados en leyenda que han pasado a nuestro tiempo y que permanecen como si el recuerdo de una historia, la historia del pueblo de San Marino.


El origen de San Marino parece haber sido lo que fue el asentamiento y fundación de una ermita por un piadoso albañil llamado Marino, quiero huyendo de persecuciones religiosas decretadas por Diocesano se refugia en las montañas y funda lo que hoy se conoce como República de San Marino. Esto sucede en el siglo IV. De él se sabe poco, solamente que se le conocía con el nombre de San Marino de Dalmacia


El primer documento testimonial de la independencia de San Marino data del año 885, después de lo cual el territorio permanece soberano a pesar de ciertas vicisitudes. En el siglo XIV participa con Urbino en una lucha contra los Malatesta, (en español “mala cabeza”, “cabeza dura”), familia italiana de no muy buen ver en aquellos tiempos. Más tarde y la República rechaza el ofrecimiento de Napoleón para extender el propio territorio de San Marino.


En 1631 el Papa reconoce la independencia del país y, en 1797, Napoleón hace lo mismo; sin embargo, la total independencia del país no es reconocida internacionalmente sino hasta 1815, mediante el Tratado de Viena. Así, la vida de esta pacífica República de San Marino continúa hasta que llegan otros momentos históricos. Sobrevienen guerras en Italia. Al caer la República, un personaje histórico, Garibaldi, se refugia en San Marino. Esto sucede en 1849, luego de lo cual diversos personajes de renombre se esconden y refugian en las inmediaciones de este diminuto atrincherado de castillos.  En 1862, San Marino suscribe un tratado de amistad y cooperación con el reino de Italia. En 1906, una revolución pacífica reinstaura el sistemas de elección por arengo; un sistema compuesto por las cabezas de familia. Sobreviene posteriormente la Segunda Guerra Mundial y San Marino es invadido por los británicos y alemanes


Al finalizar la guerra, entre 1947 y 1957, el país mantiene un gobierno de mayoría comunista. Luego, ya en 1957, seis consejeros socialistas se pasan a la oposición, los regentes reaccionan, disuelven el consejo y convocan a nuevas elecciones. Los demócratas cristianos declaran ilegales las medidas, se traslada a Rimini y forman un gobierno provisional, reconocido por Italia, la que cierra su frontera. Los regentes demandan la pronta intervención de la ONU, el gobierno provisional marcha sobre la capital, motivo que presiona ya se renunciar a los ministros sobre gente a sus cargos. Después, los consejeros anticomunistas forman un gobierno definitivo.


Lo anterior no queda ahí, ya que en 1973, el gobierno renuncia y es sustituido por uno de coalición compuesto por demócratas, cristianos y socialistas. Un año después, cae esta colección gubernamental y los comunistas intentan formar un nuevo gobierno, pero fracasan. No es sino hasta 1978, en que los comunistas lo logran, teniendo, en 1981, la primera mujer capitana regente como cabeza central de su gobierno.


 

La República de San Marino

 

La República San Marino lleva por nombre oficial el de Serenísima República de San Marino, situada dentro del territorio italiano, al suroeste de Rimini. Este diminuto país de 61 kilómetros cuadrados de extensión (exactamente una décima parte del municipio de Villa de Santiago, Nuevo León, aquí en México), que tiene una superficie de 732 kilómetros cuadrados y un terreno de parecida orografía y constitución.


En San Marino habitan 22,000 personas a las que se les llama sanmarinenses o sanmarineses. La división política está conformada por nueve castelli (castillos) y su capital de San Marino, donde habitan 4,500 personas, un pueblo diminuto y de gracia sutil. Una nación que hay que ver para creer; una nación que hay que ver para creer conocer para creer y viajar para ver, conocer para creer y viajar para conocer.

 

 

El gobierno de San Marino


San Marino tiene una forma muy singular de gobierno, aunque en realidad nada de otro mundo El poder legislativo lo ejerce el Consiglio Grande de Generale (El Consejo Grande y General), que consta de 60 miembros, elegidos por sufragio universal y quienes designan semestralmente (abril a septiembre y octubre a marzo) a dos de ellos, para actuar conjuntamente como capitanes-regentes con las funciones de jefe de estado y de gobierno. El poder ejecutivo lo ejerce el Congreso de Estado el cual está integrado por once miembros elegidos por el congreso y presidido por los capitanes-regentes.

 

 

San Marino: sus costumbres y su economía

 

San Marino es un pequeño país en el que poco o mucho ha cambiado en los últimos nueve siglos. Poco, porque en San Marino se conservan tradiciones antiquísimas que datan de siglos; y, mucho, porque cada vez es más y más la gente que quiere y desea conocer con ansias este lugar.


Aquí, en San Marino, podrá usted encontrar típicos lugares cómo son sus monasterios, iglesias y castillos, así como admirar esas ceremonias pintorescas, llenas de color, principalmente el 3 de septiembre, que es cuando se celebra la Fiesta de San Marino y la fundación de la República. Un país en que el gran consejo tiene entre otras prerrogativas conferir y otorgar títulos de nobleza a sus habitantes, donde su principal ingreso y de riqueza es la agricultura, el turismo, la filatelia y el vino. Conocido es que los amantes de la filatelia ven en San Marino un lugar de aventura y de riqueza. Sus timbres son de los más bellos y codiciados.


En cuanto al turismo, San Marino recibe un promedio de 4 millones de turistas al año, casi lo mismo que recibe México, donde damos la bienvenida a cuatro millones y medio a cinco millones de turistas, con la diferencia que San Marino es 30 mil 461 veces más chico que nuestro país.


En cuanto se refiere a su monada, San Marino imprimía sus propios y acuñaba, su propia moneda hasta 1943. La moneda de curso legal es la lira italiana, pudiéndose también encontrar, aunque en forma rara y escasa las liras sanmarinenses. La última cotización de la lira italiana en relación al dólar era de 1,302 liras italianas por dólar norteamericano; es decir 1.06 pesos por lira.

 

 

San Marino: una diminuta capital


Los habitantes de San Marino son personas muy agradables y simpáticas personas siempre de buen humor que entusiasmarán al visitante para quedarse más tiempo a recorrer el lugar. La capital de San Marino es una verdadera villa de aspecto medieval, convertida en ciudadela y que presenta admirables puntos de aspecto pintoresco.


Viaje en auto por la Strada Panorámica, la avenida que circunda todo este pequeño y gran país de hadas. La vista desde aquí, es espectacular. La ciudad a sus pies, la ciudad en lo alto. Casas, castillos, casa y paisajes para ver y admirar. Entre a la ciudad por el Valle de Montefeltro, el Viale Francois, el Viale Napoleeone Bonaparte, el Viale 28 Luglio. Usted ya estará en el centro de la ciudad.


Una vez en San Marino, descubra un buen café para programar sus actividades. Pregunte por la Vía del Bastioni y ahí, muy cerca de ahí, estará la Piazza delle Libertà (Plaza de la Libertad), donde podrá saborear un delicioso caffe nero (café negro), un cioccolato (un chocolate) o, si hace calor, un igualmente delicioso gelato (helado) de limón, fresa, melón, mango, vainilla o chocolate).

 

 

Llegando a San Marino

 

Llegar a San Marino es cómo trasladarse a tiempos medievales, donde el disfrute y el deleite es el placer del viaje. Lo primero que tiene que hacer es llegar a Italia, para lo cual podrá optar viajar Monterrey-México y en el D.F. tomar un vuelo directo por Alitalia, la compañía aérea nacional italiana, que lo llevara en forma directa en un precioso Jumbo 747 hasta Roma, la Ciudad Eterna. En Roma podrá tomar un tren directo de la Stazione Termini (Estación Terminal) que lo traslade hasta la ciudad portuaria de Rimini. Tome de preferencia un tren Expreso, uno Diretto (directo), aunque no tan rápido como el anterior. Una vez llegando a Rimini, tome un autobús o bien indague la manera de llegar en helicóptero. De esta manera, estará usted sobrevolando y teniendo una preciosa y magnífica vista al llegar a la pequeña base y helipuerto de San Marino.


En San Marino no hay formalidades, no se necesita visa o pasaporte especial. Usted podrá entrar por carretera ya sea en automóvil o autobús o bien en helicóptero. Bastará su sola presencia para ser admitido. San Marino cuenta con una fuerza militar de 120 soldados y el idioma oficial es el italiano.


 

Recorriendo San Marino


San Marino tal vez resulte indescifrable para muchos. Un país que resulta tan bello que difícilmente cree uno que es cierto lo que está viendo. San Marino es un país montañoso. Su punto más elevado es el monte Titano, el cual tiene 739 metros de altura, perteneciendo este a la cadena de los Apeninos, en cuya falda y a cuyo pie se posa suavemente su capital, San Marino.


El país cuenta con varios ríos: El Riva, el Fiumicello y el San Marino. Su clima es húmedo y frío, en invierno. Aunque hay que aclarar que en verano, también hace su calor, aunque no tan sofocante como en otras regiones de Italia. Por otra parte, San Marino es un país netamente turístico, donde sus principales actividades como ya mencioné son la agricultura las estampillas y el vino, particularmente el moscato (moscatel) y el St. Giovase. Y, cuando tenga hambre, no deje de probar una exquisita lasaña, según los conocedores, la mejor lasaña del mundo.

 

 

Lo que hay que ver en San Marino


En lo que es San Marino, la capital hay muchas cosas. Inicie en la propia Piazza delle Libertà (Plaza de la Libertad), frente a la cual se halla la Basílica de San Marino, una preciosa iglesia la en honor al santo patrono de la ciudad y pueblo. Vaya luego a la Piazza Onofri (Plaza Onofri) y diríjase de ahí a las llamadas Rocca Guaita, la Rocca della Fratti o Torre Chesta y Rocca Montable.


Construcciones por tres torres llamadas “plumas” o “penachos”. Torres que se divisan a lo largo de la Strada Panorámica, yendo del lado oeste. Otro punto de especial interés, acuda a visitar el Palazzo dei Governo (el Palacio de Gobierno), edificio en estilo gótico con innumerables cuadrados y rectángulos, entre ellos uno que representa a San Marino y la libertad


Por último, no deje de admirar cada uno de los nueve castelli sanmarinense (Los nueve castillos sanmartinenses). Asista a una de estas fiestas medievales donde la gente, a la antigua usanza antigua, portan sus ropajes de la época, llevan banderas, banderolas e invitan a la fiesta, al vino, al juego de banderas y donde todo mundo participa.

 

 

El adiós a San Marino

 

Ya habiendo conocido a otro lugar, otro sitio, otro rincón del mundo, uno se podrá dar cuenta que da nada más bello como viajar a descubrir países, descubrir naciones, saber de los demás y saber de uno mismo. El recorrer el mundo es participar de la vida. Vida que se encuentra en todos sitios, especialmente en San Marino.

 

 

 

 

 


 

SAN MARINO

 

 

Música de fondo: “San Marino”, música tradicional de San Marino.

 

 

           

 

 

 

Reportaje publicado en el periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 19 de julio de 1987.

 

 


Volver a la Página de
Europa

 

 

      Páginas en Internet    

 

  Embajadas en México: Embajadas acreditadas en México

  ONU: Organización de las Naciones Unidas    

  OMS: Organización Mundial de la Salud

  ADI: Alzheimer’s Disease International

  RAE: Real Academia Española

  GP: Green Peace

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2014 / Derechos Reservados.     

>