Ven a mi mundo

 

Europa        

 

 

Portugal 

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

País de ritmo y cadencia, color y alegría, historia y valor. Lugar y punto donde comienza y termina Europa. País que en su tierra, sus ciudades y su gente lleva ese espíritu que sólo lusitanos pueden llevar. País de encanto y mil amores que enreda a quienes le conocen, y atraen a quienes desean conocer la grandeza y la belleza de su rostro: PORTUGAL.

 

 

 

 

Portugal y su historia

 

La historia de Portugal es la historia de Lusitania.  Un recuento de hechos muy ligados a aquellos de su vecina España y la lejana y persistente Arabia. Sin embargo, la historia de Portugal es única, siendo su lucha y su grandeza la principal característica de ella. Ya en el siglo II a.C. los lusitanos resisten una fuerte invasión romana, logrando dominar gran parte del sur de Portugal, ciertas regiones de la meseta castellana, y lo que es Andalucía. Poco después, los romanos logran su objetivo dominando al país, al que dividen en dos: Galicia y Lusitania.

 

  • A la caída del Imperio Romano, en el 409, ya  de la Era Cristiana, los barbaros irrumpe suelo portugués. Llegan los suevos y otras legiones más. Luego, en el siglo VIII, los árabes invaden el territorio, después de la derrota del rey visigodo Don Rodrigo. Pero, en el 997, Bermudo II de Galicia, aprovechando la debilidad del Califato, se apodera de Oporto y el territorio comprendido entre el Duero y el Miño.

  • En 1064, Fernando I, rey de León, Castilla y Galicia funda un Condado  con Coímbra como capital. Treinta años después, en 1094, Enrique de Borgoña recibe, como una contribución a su ayuda a combatir a los amoravides, y de parte de Alfonso VI de Castilla, la mano de su hija. Y no solo esto (o más bien, no solo a ella), sino que también, como justo reconocimiento  a la causa, recibe del rey, el territorio comprendido entre el Miño y el Mondego, dándole además, el título de Conde de Portugal (Portucal).

  • En 1139 Alfonso Henríquez, hijo de Enrique de Borgoña, vence a los moros y es proclamado rey de Portugal bajo el nombre de Alfonso I. en 1149 es el mismo rey Alfonso I de Portugal quien conquista y captura Lisboa, que hasta esos momentos se encontraba en poder de los moros. Luego, en 1249, con la conquista de Algarve, por Alfonso III, quedan establecidas las actuales fronteras.

  • Entre 1279 a 1325, el rey Dionis funda las universidades de Coímbra y Lisboa. Teniendo gran visión, el rey fomenta la agricultura, establece un convenio comercial con Inglaterra, y sienta las bases del poderío naval de Portugal. Gracias a ello, Enrique el Navegante (1394-1460), hijo del rey Joao I, impulsa las exploraciones y descubrimientos portugueses allende de los amores. Es en estas fechas en que se descubren y se exploran las Islas Maderira (1418) y las Azores (1427).

  • Continúan las exploraciones y, entre 1481 y 1495, los portugueses llegan a la desembocadura del Congo. Se descubre el Cabo de buena Esperanza. En 11498, Vasco de Gama llega a Calicut, India. Luego, en 1500, un acontecimiento de gran trascendencia: Pedro Alvares Cabral descubre Brasil. En 1511, los portugueses se apoderan de Malaca, escala principal para llegar a las Islas de la Especiera, China y Japón. Luego, en 1536, San Francisco Javier inicia su apostolado en las Indias.

  • Más tarde, en 1580, tras la muerte del rey don Sebastián en Alcazarquivir, Portugal pasa a depender de la corona de España bajo el mando de Felipe II. Pero, en 1640, una pavorosa revuelta termina con la denominación española y, con el apoyo y ayuda de Francia, sube al trono la Casa de Braganza. En 1807, Francia y España acuerdan la  partición de Portugal, pero antes de que los franceses tomen Lisboa, la familia real huye hacia Brasil.

  • En 1815 Brasil es declarado reino independiente; pero, en 1821, al regresar a Portugal Juan VI, se reunifican los dos reinos. Sin embargo, un año después, en 1822. Brasil se convierte nuevamente en reino independiente con Don Pedro, primogénito de Juan VI, como rey.

  • En 1826 muere Juan VI sucediéndole su hijo Pedro IV, ya Emperador de Brasil, quien renuncia al trono de Portugal en favor de su hijo menor María de la Gloria, con el Infante Miguel como regente. Dos años más tarde, Don Miguel deroga la Constitución y se proclama rey.

  • En 1831, Pedro IV abdica a la Corona Brasileña y regresa a Portugal donde restaura los derechos de su hija María, quien ocupa el trono con el nombre de María II. En 1889 es coronado el nieto de Don Pedro, quien lleva el nombre de Carlos I. viene la desgracia y en 1908  el rey Carlos I y su hijo son asesinados en Lisboa. Posteriormente, en 1910, Manuel II es proclamado rey. Sin embargo la situación política del reino, estableciéndose en estas mismas fechas la llamada Republica.

 

Portugal  y su gobierno

 

Portugal tiene una forma democrática de gobierno. Su Constitución, promulgada en 1976, y revisada en 1982, así como en más recientes fechas, establece una forma socialista de gobierno. Los instrumentos de soberanía son el Presidente, la Asamblea de la Republica, y el propio Gobierno. En Portugal el Presidente es electo cada 5 años mediante voto popular, y es el quien designa al primer ministro y los miembros del Gobierno. Macao está gobernado por un estatuto especial, mientras que Madeira y las Azores están considerados como regiones autónomas.

 

 

Portugal: allá donde comienza y termina Europa

 

Portugal es el país donde comienza y se origina Europa. Punto de partida y punto de salida. Un precioso país que en su ritmo y su cadencia lleva la nostalgia de su tiempo y la vida y sentimiento de una bella nación. País de costumbre y tradición que enmarca los mares y la historia y leyenda de grandes triunfos y proezas. Es así como encontramos al bello Portugal, un país que 92 kilómetros cuadrados de extensión, superficie muy similar en tamaño a la mitad del estado de Sonora, aquí en México, que cuenta con 182 mil kilómetros cuadrados de área geográfica.

 

Su nombre oficial es el de República Portuguesa y su situación geográfica es la siguiente: al norte y al este, Portugal limita con su única vecina, España. Al sur y al oeste lo hace con el Océano Atlántico, mientras al sur lo hace con el Golfo de Cádiz. La población total de Portugal es de 10 millones de habitantes y el idioma oficial es el portugués.

 

La capital de Portugal es la bellísima y señorial Lisboa. Una impresionante ciudad de casi dos millones de habitantes contando sus suburbios. Otras ciudades de gran importancia son Porto (u Oporto), con un millón 150 mil habitantes, contando también su periferia; Setúbal, 78 mil personas, y la bella Coímbra, donde habitan unos 75 mil portugueses. Otras ciudades y puntos importantes son: Braga, Braganza, Cascáis, Estoril, Évora, Faro, Fátima, Nazaré, Queluz y Sintra.

 

 

La economía de Portugal

 

Si bien es estos momentos la economía casi en ningún país del mundo es rebosante, en Portugal sucede algo muy peculiar. La gente y el gobierno se han visto precisados a trabajar con ahínco y con tesón para salir de una crisis que a todos agobia. El norte del país es rico en zonas boscosas que producen madera de alta calidad. Un producto especial es la trementina, donde Portugal se encuentra ubicado como uno de los tres primeros lugares como productor de esta materia.

 

Un producto, igualmente de alta calidad  y de elevado nivel competitivo en el mercado internacional es el corcho, y el cual se produce en alta escala en el sur del país. Por otra parte, la agricultura y la pesca son piedra fundamental en la economía de Portugal, destacándose  principalmente el cultivo y exportación de sardinas, anchoas y bacalao. Por último, la producción de vino, en la región noreste de Oporto, es considerado una de las mejores del mundo.

 

La moneda de curso legal en Portugal es el Escudo (pronunciado en portugués  algo así como “eshcudu”). El equivalente del escudo portugués, en relación al dólar norteamericano. Es obvio que su moneda vale mucho más que la nuestra, ya que al 24 de junio de 1987, fecha en que escribo el presente artículo, nosotros debíamos de dar unos 8.17 súper devaluados pesos mexicanos para conseguir un solo escudo portugués.

 

 

Para llegar a Portugal

 

Existen varias formas y maneras de llegar a Portugal. Unas bellas es volar en forma directa de Nueva York a Lisboa a través de la TAP (Transportes Aéreos Portugueses). La línea aérea nacional de Portugal; o bien, yendo a Canadá y de Montreal agarrar un vuelo ya sea de la TAP o de la CP Air (línea aérea de Canadá), y que lo llevara igualmente hasta la ciudad de Lisboa.

 

Por último, y en este caso lo mejor para nosotros, seria volar Monterrey- Houston, Houston-Londres, y aquí en la capital londinense tomar un cómodo vuelo de no más de tres horas, ya sea a través de la TAP o de la British Airways, que operan servicios mancomunados, y que lo llevaran en forma directa y sin escalas hasta Lisboa, Faro u Oporto.

 

Claro que hay otras formas de llegar. Una de ellas es en tren, partiendo ya sea de España o de Francia. Si bien el recorrido es bastante largo (unas 24 horas), no por esto deja de ser muy bonito ir conociendo de cerca este bello país que es Portugal. Y luego, para quienes gusten de la aventura marina, que mejor que viajar en barco. Existen cruceros  que salen tanto de Plymouth, Inglaterra o de Santander, España y que en dos días estarán llegando al antiguo puerto de Lisboa.

 

 

Conociendo Portugal

 

Portugal es una tierra de maravilla y fantasía. Sus múltiples y fantásticos lugares, llenos de encanto y pasado histórico hacen que quien visite este país se sienta atraído cada vez más por él. No es mucha la gente que visita Portugal, pero si mucho más de aquellos que visitan México. Mientras que Portugal es visitado anualmente por 9 millones de turistas, en nuestro país México no sobrepasa los 5 millones de gentes que vienen a conocernos.

 

Portugal es para conocerse y explorarse. Los portugueses harán el resto. Gente muy amable y amigable y que se llevan en cierta medida a los algo presuntuosos españoles. Aquí en Portugal la vida es calmad, llena de paciencia y donde la gente se saluda de mano a cada instante. Para ellos el perder un minuto, una hora, perder el tren o hasta la propia vida a fin de ayudarle a alguien es cosa de todos los días.

 

Recuerdo muy bien mi experiencia del año pasado, en abril del 86, cuando estando en Lisboa, pregunte la salida de un tren para Coímbra. Estaba yo en el andén y le pregunte en portugués a una señora. Ella muy sonriente me dijo que el tren al parecer venia retrasado, pero que ella iba a tomar un tren en el mismo anden, aunque en diferente vía. Total, que ella por hacer  el favor de quedarse conmigo y que no fuera a perder mi tren, perdió el suyo. Ella estaba preguntando por mi tren, y fue en eso que ella, lamentablemente, perdió su viaje tratándome de ayudar. Sin embargo, muy sonriente, aunque algo preocupada, me dijo que no importaba, que lo importante era  que yo no perdiera el mío.

 

Y así, como la gente es bella en Portugal, así de bellos son sus paisajes y ciudades. Todo Portugal es digno de conocerse y presenciar ese pasado histórico que pocos conocen. Y es que en realidad, cuando menos aquí en México hay muy poca información sobre Portugal. La mayoría de las agencias de viajes a España, Francia, Italia, e Inglaterra. Sin embargo, ese cariño y corazón de los portugueses hacen que uno se  sienta mejor que en su casa propia.

 

 

Recorriendo Portugal   

 

Uno de los mejores meses para visitar Portugal es abril mayo. Abril, mes en que se inicia la primavera y donde comienza el sol. Punto de partida para su viaje y conocer otros lugares, otros aconteceres. Portugal, país del sol, vino y la buena vida. Un país en que lo primero que hay que hacer es visitar Lisboa, esa ciudad antigua y señorial, lugar de reyes y aposento de soñadores.

 

Luego estarán lugares muy cercanos a Lisboa como lo son Sintra, Estoril, Cascáis, Queluz y Cabo de Roca. Pudiendo pasar también por Sesimbra y Setúbal. O bien yendo a la preciosa Coímbra, pasando por Nazaré y hasta llegar a Porto. Y si desea ir más al norte, vaya hasta las preciosas ciudades de Braga y Braganza. Luego, si desea conocer el sur, le recomiendo ir a Évora y Faro.

 

Vaya luego a Fátima, especialmente el 12 de mayo y 12 de octubre, en que se celebran las apariciones de la virgen. La ciudad es bellísima y las fiestas y celebraciones es algo pocas veces visto. Gran fervor religioso donde se ve el sentir del pueblo y a donde acude no solo gente de Portugal, sino de todas partes del mundo.

 

 

Algo más de Portugal  

 

Portugal es un país donde su idioma oficial es el portugués, idioma hablado por más de 200 millones de gentes en el mundo. El idioma, aunque fácil de comprender en su escritura no siempre es fácil de entenderlo cuando se escucha. El portugués de Portugal es algo distinto al portugués de Brasil. Es algo así como el español de España y el de México. Cada uno con su propia entonación y sus propias expresiones. Claro,  que teniendo un poco  de práctica y experiencia nosotros podremos comunicarnos de manera perfecta con nuestros amigos los portugueses. Así, “buenos días” se dice bom día;”buenas tardes”  se dice boa tarde; y “buenas noches” se dice boa noite.  “Adiós” se dice adeus, y “hasta luego” se dice ate logo.

 

El portugués se pronuncia casi siempre de la misma manera en que la palabra está escrita; sin embargo hay alguna que otra frase que cambia. Así “¿como esta?, se dice de igual forma, aunque se pronuncia “como ista”. Uno puede responder “bien gracias”. Esto en portugués se dice: bem, obrigado, pero se pronuncia “beim, obrigadu”. Si usted está en un bar o restaurant y le preguntan ¿Que desea?, (¿qué desella?). Esto significara “que desea”, “¿qué gusta?”.  Y usted contestara: Eu quería una garrafa de vinho, eu quisiera una cerveja (pronunciándose “eu quería una garrafa de vinio, eu quisiera uma cerveya”), todo lo cual significa: “quería una botella de vino, quisiera una cerveza”. Por lo tanto, como se ve, el portugués no es tan difícil como aprender unas cuantas frases e irlas practicando antes de conocer Portugal para luego ir a comer en un delicioso restaurant.

 

Así, lo  primero que tiene que hacer es elegir un buen lugar para luego ya sea de pie o sentado disfrutar de un buen bocadillo o una deliciosa comida al estilo portugués. Por eso, si usted le gusta la comida de mar, vaya a una mariqueira donde encontrara lo mejor en cuanto a platillos de mar. Ahora que si a usted le gusta el pollo, le recomiendo que vaya a churrasqueira, que le ofrece un delicioso pollo asado a las brasas, lo mejor que ha probado en el mundo. Y si le gusta la carne asada, estilo portugués. Carne tan deliciosa que solo puede compararse con la mejor de Argentina. Hungría o la que se sirve aquí en El  Gaucho, haciendo el comentario que aquí, en Portugal, todo va acompañado de  una estupenda ensalada, papas fritas, así como un delicioso vino tinto o blanco portugués de la región norte de Portugal.

 

 

Lisboa: capital de Portugal

 

El obispo de Lusitania y la munícipe Felicitas Julia de los Romanos serían más tarde liberados del yugo moro por Alfonso I, primer rey de Portugal, y que la hiciera capital de su reino en 1147. Hoy Lisboa permanece fiel a sus tradiciones, revistiéndose de grandeza y señorío. Es así como esta preciosa ciudad de casi dos millones de habitantes, tomando en cuenta los suburbios, y de un millón 100 mil lisboetas, sin tomar en cuenta sus alrededores, nos ofrecen todo un marco de esplendor y de antigua moderna belleza.

 

El corazón de Lisboa es la Praça dos Restauradores (la Plaza de  los Restauradores), situada en Bairro Baixa, el Barrio bajo de la ciudad. Accesible en elevador, funicular o tranvía especial, así como a pie. Hacia el norte de los Restauradores se halla el nuevo distrito, el área comercial y de negocios conectado por la Avenida da Liberdade (Avenida de la Libertas). Luego,  hacia el oriente de la Baixa, se encuentra el Bario de Alfama famoso por ser este un reducto medieval muy típico de Lisboa.

 

Y tal vez sea Alfama un buen lugar para empezar. Originalmente un reducto visigodo pasando a ser un enclave sarraceno, el barrio de Alfama es típico por sus callejones, arcos y balcones. Precioso barrio que en sus múltiples callejuelas entretejidas que van hacia arriba y hacia abajo, hacen que uno se pierda fácilmente, aun llevando mapa. La vista, de los alrededores es preciosa. Aproveche para ver, entre otras cosas, la Iglesia de San Miguel, luego pase por una preciosa mansión que se encuentra en el número 22 de Largo do Salvador, y luego, pasee por la Rúa de São Pedro, la calle de San Pedro, una muy concurrida vía comercial, típica de este Bario de Alfama.

 

Bordeando el Alfama el Miradouro de Santa Luzia, una preciosa placita secluida llena de tejas y vides. Luego, un poco más retirado, las  magníficas ruinas el Castelo São Jorge (el castillo de San Jorge). Una enorme y preciosa fortaleza que ha dominado la ciudad por más de 1500 años. Luego, más adelante, nos toparemos con otra adorable plaza: la Plaza del Rossio. Plaza principal de la ciudad, embellecida con hermosas fuentes de bronce y una magnifica estatua de Don Pedro IV y en lo alto de una gigante columna corintia.

 

El Barrio Alto, el Barrio Alto es una fascinante aérea de un gran número de cafecitos, tiendas, boutiques y librerías, así como de pequeños y placidos parques donde uno podrá tomar un ligero descanso antes de continuar nuestro camino por las rúas y calles de Lisboa. Conozca pues otros sitios y otros lugares como lo es la Iglesia de San Roque, la Capilla de San Juan Bautista, y luego dos hermosos parques públicos como lo son el Sao Pedro de Alcántara Belvedere  y la  Praça do Príncipe Real. Y, para terminar con un hermoso parque, nada menos que visitar, respirar, suspirar y descansar en el Jardín Botánico.

 

Suba al metro, tome un tranvía o un autobús y enfile por la Avenida de Liberdade hasta llegar a esa preciosa plaza que es la Praga Marques de Pombal. Frente a esta, pero por detrás, se halla ese primoroso parque que es el parque de Marques de Pombal, aquí entre la plaza y el parque se encuentran los autobuses panorámico que día a día, en la mañana y en la tarde realizan excursiones no solo por Lisboa, sino en los alrededores de esta.

 

Y antes de decidirse a tomar un “tour” por los alrededores de Lisboa, vaya al Misterio dos Jeranimos (el Monasterio de los Jerónimos), uno de los más clásicos ejemplos de estilo Manuelino. Luego está la Tore de Belem, un elegante e impresionante fortaleza. Y para terminar, el Muszeu de Arte Antigua y el Museu de Arte Popular.

 

 

Divirtiéndose en Lisboa  

 

Sería un crimen el haber dejado Lisboa sin conocer un poco más de su vida local y los sitios típicos a los que los portugueses y lisboetas acuden. Por eso yo le invito a que vaya a un buen restaurant como por ejemplo el Antonio Clara, en una preciosa mansión de estilo Eduardito. También pudiera ser la Casa da comida. Un lugar de excelente comida, buen vino, buena cerveza, y sobre todo en un ambiente formidable: un patio todo lleno de flores y colorido. Bueno,  y si quiere dos opciones más, ahí estarán  el Gambrinus, de excelente comida marina, así como el Tavares. Todo tipo de comida de vanguardia. Lugar caro y con excelente lista de vinos.

 

Y, una vez habiendo tenido una formidable y excelente comida. Diríjase a una Casa de Fado. Tipo de restaurantes donde uno escucha y se deleita viendo y oyendo cantar a los fadistas. “Cantores” portugueses que con sus guitarras cantan a la vida y cantan al amor, rememorando viejas y perenes historias de su patria, su familia, sus sueños y su vida.

 

 

Muy cerca de Lisboa

 

No pierda la oportunidad de conocer los diferentes Palacios Reales donde moraban los reyes de Portugal en el verano. Vaya a Sintra, y Cabo de Roca, el punto más occidental de toda Europa. Tómese unas fotos y pida que le den un diploma de reconocimiento por haber estado en este punto. Dirija su vista hacia América, y sienta el aire de conquista. Lo que usted hace, no cualquiera lo puede hacer.

 

Vaya luego y conozca las bellas playas de Estoril y Cascáis. Vea las casas millonarias. Adéntrese en esas preciosas playas portuguess. Salga de ahí, tome un refresco o un aperitivo y vaya luego al Casino de Estoril. Todos estos lugares están a unos 15 minutos el uno del otro. Apueste su dinero, juegue a ganar y pierda el miedo a seguir viviendo. Conozca más de Portugal. Vaya a sus discotecas. Estos dos sitios, Cascáis y Estoril, son los mejores.

 

 

Coímbra

 

Una vez un poderoso pueblo romano, llamado Coninmbrica, la ciudad fue tomada y arrancada de los moros en 1064 por Fernando I de Castilla y de León. Luego, y por un tiempo, Coímbra fue la capital de Portugal. Hoy no es más que un simple recuerdo que perdura a través de sus calles empedradas y de su gente alegre y amable que lo invita a conocer esta diminuta y precisa ciudad típicamente universitaria.  

 

Porto es la segunda ciudad más grande de Portugal. Tal vez no sea conocida por su belleza, sino por su excelente vino. Ocho casas vinateras testifican la importancia de este negocio como lo es el vino blanco, el vino tinto y el vino rosado de Oporto (o Porto, como dirían los portugueses).

 

 

Portugal: otros lugares

 

Existen muchos otros lugares a visitar en Portugal. Tal vez es el caso de Braga, Braganza, Évora y Fátima. Todos ellos accesibles en tren, por lo cual lo único que tendrá que hacer es dirigirse a la Estacão Apolonia o la Estacão Rossio, Casi de Sodre o Barreiro para llegar a estos bellos lugares de los cuales le podrán informar más en la Oficina de Turismo Portugués que se halla en el Aeropuerto o en la Plaza de Marqués de Pombal.

 

 

Siga en Portugal

 

Siga su recorrido en Portugal. Entérese de esos preciosos atardeceres. Música  y Poesía que invade a la gente. Nostalgia y recuerdos que invaden el pensamiento. Días, minutos o meses que nos hacen vivir y recordar un abril en Portugal, un amanecer de un nuevo país. Un lugar para conocer y al que siempre llevaremos en nuestro corazón: ¡PORTUGAL!

 

Música de fondo: "Abril en Portugal", tradicional.

 

 

           

 

 

Artículo aparecido en el periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 28 de junio de 1987.

 


 

Volver a la Página de
Europa

 

      Páginas en Internet    

 

 

  Embajadas en México: Embajadas acreditadas en México

  ONU: Organización de las Naciones Unidas    

  OMS: Organización Mundial de la Salud

  ADI: Alzheimer’s Disease International

  RAE: Real Academia Española

  GP: Green Peace

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2011 / Derechos Reservados.