/ / Europa  

 

 

 

 

Polonia *

 

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

Polonia, país conocido por sus grandes entornos, una nación de gran diferencia. País en que sus hombres y su gente han luchado siempre por su libertad e Independencia. País de gran amor, fuerza y solidaridad. Nación hermosa de un solo origen y un solo nombre. País cuna del papa que lleva en su fe, su historia y su futuro un gran Nombre: POLONIA.

 

 

 

 

 

Polonia y su agitada historia

La historia de Polonia pudiera comenzar en el año 800 hasta el 960, cuando sus habitantes forman varios estados durante un período de 160 años. Sin embargo, ya en el 875, el territorio sometido al imperio de la gran Moravia, para más tarde ser introducido el cristianismo por Cirilo y Metodio, los grandes apóstoles de los países eslavos del este. Es precisamente por esas lejanas fechas, en el 966, cuando Miesko I funda la dinastía Plast, convirtiéndose luego al cristianismo y creando el primer arzobispado de Postdam.

Tiempo después en tiempo después, en 1025 es coronado como primer rey de Polonia, Boleslao I, el Valiente. Un siglo después, entre 1173 a 1194, luego de varias guerras civiles y reunificaciones nacionales, Casimiro II el Justo, quién sustituye Miesko II, el viejo. Esto permite inicio y principio de la monarquía electiva.

A partir de 1272 aparecen una serie de luchas internas las cuales favorecen el avance germánico sobre el país. En 1370, Casimiro III, el Grande, reconoce como heredero a Luis de Anjou, quién subió al trono. Más tarde, la hija de este casa con el duque Jagielo de Lituania, proclamando en Polonia, como Ladislao. En 1410, polacos y lituanos luchan juntos contra los germánicos y vencen a estos. En 1444, muere Ladislao VI, en su lucha contra los turcos.

En 1515, la Constitución de Radom confirma el poder legislativo de la Dieta Nacional elegida por la nobleza polaca. Luego, en 1572, termina Segismundo II la dinastía de los Jaguellones, iniciada por Ladislao V. Dos años más tarde, en 1574, los nobles eligen a Enrique de Valois de Francia, imponiendo limitaciones al poder real; sin embargo, una vez volviendo Enrique de Valois a Francia los polacos eligen como príncipe de Transilvania a Esteban Bathoni.

La elección de Segismundo III de Basa, en 1587, pone de manifiesto de la política de Polonia en relación con el Báltico y donde choca con Rusia y Suecia. Ladislao III se niega a intervenir en la Guerra de los Treinta Años, logrando la paz con Rusia, y llegando a un satisfactorio acuerdo con Suecia. La historia no termina aquí. En 1702 el ejército sueco invade Polonia y se apodera de Varsovia y de Cracovia. A la muerte de Augusto II, en 1733, se desata una tremenda guerra de sucesión interviniendo en ella Francia, Austria y Rusia. En 1722, durante el reinado de Estanislao II, Poniattowski, último monarca de Polonia, ocurre el primer reparto de tierras polacas a manos de Austria, Prusia y Rusia.

En 1788, la Gran Dieta vota la constitución, pero Rusia envía sus tropas y se reparte con Prusia el territorio polaco. En 1795, los polacos se revelan, pero son sometidos por los vencedores, quienes se reparten aún más el territorio. Más tarde los polacos se unen a Napoleón, aunque nuevamente los vencidos. Luego, de 1830 a1833, los polacos intentan nuevamente ser libres y lograr así su independencia. Entre 1864 y 1914, la resistencia y culmina con la creación de un ejército bajo el mando y órdenes de Pilsudski.

En 1918 es proclamada la independencia de la República de Polonia. En 1939 los nazis y los soviéticos se acuerdan de reparto del territorio polaco y luego, sin previa declaración de guerra las tropas alemanas invaden Polonia dando origen hacia la Segunda Guerra Mundial. Varsovia capitula y, en 1945, la conferencia de Valta, fija las fronteras de la nueva Polonia.

En 1947 y 1952 es votada una nueva constitución, Esta última de marcada influencia comunista. A partir de esta fecha se asentó el dominio ruso. En 1956 obreros y estudiantes de Poznan protestan contra el régimen comunista y el control soviético del país. Wladislaw Gomuka es elevado al líder del partido, mientras que el cardenal Stefan Wayszyinski, bajo arresto desde 1953, es puesto en libertad.

El 1968, Polonia no queda ajena a los desórdenes estudiantiles. Miles de polacos, estudiantes y obreros se suman a las manifestaciones contra el partido y sus dirigentes. En 1970, un acuerdo con Alemania Federal restablece las relaciones diplomáticas entre ambos países Luego, en este mismo año, y debido a la precaria situación del país, renuncia a su cargo 2015, siendo sustituido por Edward Gierk.

A partir de 1973, el gobierno polaco inició una política de acercamiento hacia el Vaticano. En 1976, los obreros declaran huelga de protesta contra el aumento de precios en alimentos. Luego, bajó la presión de líderes e integrantes católicos, se hace reformar la Constitución. Un año después, en 1979, miles de fieles y apasionados polacos presencian la visita de Karol Wojtyla, el papa Juan Pablo Segundo, primer papa polaco en la historia del mundo, y el primer papa no romano, luego de más de 400 años.

En 1980, surge una gran esperanza, es reconocido el sindicato Solidaridad, el cual es dirigido por Lech Walessa. Se registra una serie de innumerables huelgas, renuncia el primer ministro Gierk, sucediéndole Stanislaw Kania, en el puesto. Un año más tarde, en 1981, el general Wojciech Jaruzelski, líder del gobierno y del partido, rechaza las demandas de la central independiente Solidaridad, quienes desean elecciones libres y muchas reformas económicas y sociales. Los líderes de los sindicatos independientes, entre ellos Lech Walessa, son arrestados, imponiéndose una severa ley marcial.

En 1983, el papa Juan Pablo II realiza una nueva visita a su tierra natal: Polonia. Walessa es nominado y merecedor del premio Nobel de la paz, el cual recibe “en ausencia”. Este mismo año, gracias a las gestiones del Papa, del propio sindicato Solidaridad y a la cordura y buen gobierno de Polonia se levanta la ley marcial, concediéndoles amnistía a los presos políticos. Un año después, en 1984, y debido a protestas estudiantiles, el gobierno levanta las prohibiciones que impedía colocar crucifijos en las escuelas.

Este mismo año, en el mes de mayo, el Papa recibe en el Vaticano, en ausencia en audiencia especial, al presidente de Polonia, Henyk Jabonskiy. Luego, en el mes de diciembre, la Iglesia Católica, en Polonia, prohíbe al sacerdote Stanislaw Malkowki, conocido por su marcado anticomunismo, el que predique en la arquidiócesis de Varsovia. En 1985, la Corte de Justicia de Torun, encuentra a tres miembros de la policía acusados de dar muerte al padre Jerzy Propueluszko, popular sacerdote, íntimamente ligado y gran defensor de Solidaridad. Finalmente, este mismo año y este mismo mes, en junio de 1987, el papa Juan Pablo Segundo realiza una visita de siete días a su natal Polonia, entrevistándose con el gran líder Jaruzelski, así como ese otro gran líder del sindicato Solidaridad (Solidarnosc, en polaco), Lech Walessa (Lech Wayessa, en polaco), viaje en el que reuniera a cientos y miles de personas y donde se confirma una vez más ese deseo de vida y libertad del pueblo polaco.


Polonia y su agitada historia

Polonia es un precioso país de gran cultura y tradición cosmopolita. Su vida y sus costumbres han permanecido inalteradas durante siglos y su mística y su fe lo que la lo que la haya llevado por ese sendero, siempre en busca del camino de la verdad. En el 82, 85% de su gente es católica y él idioma oficial de ellos es el polaco y para ellos, aún incrédulos, el 85% de sus tierras están en manos privadas y de particulares. El país es todo corazón y entrega. Su gente siempre amable, entregada y abnegada, no por eso dejan de ser valientes y arrojados cuando se trata de buscar esa verdad que tanto anhelan: la libertad. No obstante, Polonia goza de excelentes manifestaciones de arte, cultura y expresión de todo tipo, incluso aquellas que en otras partes se tendrían como vetadas o prohibidas.

Polonia es un país considerado como del bloque socialista, el cual vive bastante independiente de los demás. Su forma de gobierno, de acuerdo a la constitución de 1952, y con numerosas encomiendas a partir de 1976, establece que esté (el gobierno), resida en un órgano supremo del estado, al que llaman Asamblea Nacional, y que los polacos conocen con el nombre de Sejm. Esta asamblea nacional o Sejm, está compuesta por unos 470 miembros de los cuales son elegidos cada cuatro años.

 

Polonia: el país de la juventud

Su nombre oficial es Polska: es decir República Popular Polaca. Y, ya sea que no se le conozca con el nombre de Polska o de Polonia, este gran país de 37 millones de habitantes es uno de los más preciosos y atractivos que podrá uno hallar en el mundo. Y, como dato curioso, habrá que añadir, que Polonia es la tierra de la juventud, ya que más de la mitad de la población cuenta menos de 31 años de edad.

Fundada en el siglo décimo, sus tierras han avanzado y retrocedido al paso de los años. Hoy, Polonia y limita al norte con el mar Báltico; al norte y noreste con la Unión Soviética; al sur con Checoslovaquia; al oeste con Alemania Oriental y al oeste con Alemania Oriental. El país ocupa una extensión de 312,677 kilómetros cuadrados, un poco más del doble del tamaño y la forma del estado de Coahuila, aquí en México, el cual tiene un área de 150,000 kilómetros cuadrados.

La capital de Polonia es Warsawa, Varsovia, y esta tiene una población de 1,700.000 habitantes. Además, se encuentra en otras ciudades y centros importantes como lo son Lodz, con 850,000 habitantes; Danzk o Danzig, con 810,000; Cracovia, con una población de 735.000 personas; Wroclaw, 632,000 personas; Poznan, 571,000 habitantes; y Csestochowa, 227,000 personas.


Polonia y su economía

Si bien el país está sufriendo cierto recorte presupuestal y existe escasez de alimentos, la verdad es que tanto el gobierno como las autoridades y el pueblo mismo están haciendo hasta lo imposible por llevar a su país, Polonia, por el rumbo que ellos consideran el más acertado. El país está llevando nueva tecnología a sus fábricas y campos tecnología occidental, que se traduce en productividad para el país.

Polonia es un pueblo que se ha dedicado con esfuerzo y ahínco al trabajo; trabajo muchas veces pesado, pero que ha redituado que les ha redituado grandes beneficio y prosperidad al país. Actualmente sus fuentes de riqueza se centran en la agricultura y la minería. Otra importante fuente de ingresos, cuando menos dentro del bloque socialista, es la exportación en lo referente a la industria automotriz y de camiones.

La moneda polaca es el sloty (con igual nombre en español), su moneda sigue siendo bastante estable dentro de la economía socialista y el último dato que tengo a la mano, a fines del 86, era de 160 por dólar; es decir. 8.25 pesos mexicanos por cada sloty o moneda polaca qué deseáramos adquirir. Los billetes polacos son bastante atractivos y van en nominaciones de 50, 100, 500, 1,000, 2,000 y 5,000 slotys. Cada sloty, a su vez, se divide en 100 grzys, pero que raramente son vistas debido a la escasez de su valor y de las monedas mismas.


Yendo a Polonia

Arreglé su visa a través de la agencia de viajes que más le agrade. Si usted está en Europa y desea conocer Polonia no sé desanime en la mayoría de las ciudades y capitales europeas existen oficinas de LOT, la línea aérea polaca; Polorbis, agentes de viaje polacos y Almatour, oficinas de alojamiento quienes muy amables de ayudarán a decidir y arreglar su viaje a su ex encantador y maravilloso país que es Polonia.

Si se encuentra en América, puede viajar puede violar a través de LOT, vía Nueva York, directamente está Varsovia. Si se encuentra en Londres, por ejemplo (para mí siempre la mejor conexión), tome un vuelo de la LOT o de la British Airways que lo llevará en unas cómodas tres horas hasta el Aeropuerto Internacional de Varsovia, la historia la capital de la bella Polonia.

Ahora, que si usted prefiere el tren, pues tome el Chopin Express o cualquier otro ferrocarril que le llevara hasta la bella Polonia y sus países vecinos, como pudieran ser Alemania, Austria, Hungría y Checoslovaquia. De cualquiera de estos lugares existen excelentes trenes que lo llevan hasta este país cuna de Federico Chopin, el creador de esa increíble obra musical llamada La polonesa.

 

Recorriendo Polonia

Visitar Polonia es conocer un país más donde la belleza de su tierra abonada a esa vibrante historia de proezas y lucha limpia de su gente por obtener su libertad e independencia hace que quien visita este país quedé completamente enamorado, ya no sólo de las ciudades, los pueblos, los paisajes y su naturaleza, sino también de la gente misma de gran calor, alegría y sentimiento humano.

Y conocer Polonia, no sólo es ir a conocer la bella e imponente Varsovia. Otros lugares y sitios de gran hermosura estilo y tradición son Czestchowa, lugar de gran fervor religioso; Cracovia, centro de gloria cultura y gran arquitectura; Gdansk, lugar donde surge el famoso proscrito sindicato Solidaridad. Todo en Polonia es bello, todo en Polonia es hermoso. Y si usted va a este sitio, no deje de admirar esas increíbles y majestuosas montañas de Tatras o Cárpatos. Si es usted montañista, suba a ellas y vislumbre desde lo alto y desde lejos esa majestuosa pradera polaca de valles y ríos, colinas y montes.

Adéntrese luego al corazón mismo de la naturaleza y recorra algunos de sus ríos como el Vístula. Explore las regiones del norte que dan vista al mar Báltico. Vaya a la región de los lagos que se encuentra al noreste del país. Vuelva a Varsovia de unos cuantos pasos por Lodz, Vaya a un pequeño pueblo donde tengo un amigo polaco, el pueblo se llama Scharzysko-Kamienna, siendo este un pueblo bastante agradable pintoresco. Vaya luego hacia el sur y llegué hasta Katowice, Czestchowa y Cracovia. Comprenderá, desde luego, que Polonia es diferente y que bien vale la pena visitarla.


Varsovia: la gran capital

Varsovia es la capital de Polonia. Fundada un poco antes de 1776 por la princesa de Mazovia, de 1690 a 1795 fuera asiento de los reyes de Polonia Hoy está ciudad de impresionante modernismo y gran cultura, es habitada por un millón 700 mil varsovianos, gente seria entregada a su trabajo, pero que una vez hecho el encuentro, no vacilará ni brindarme una sincera amistad.

Varsovia es realmente bella. Conocida como el “París del Este”, “La Ciudad Invencible”, “La Ciudad de la Paz”, Varsovia y los varsovienses, otro los gentilicios con los que se nombra a los habitantes de la capital polaca, siempre le tratarán de la mejor manera. Los polacos la llaman Warsawa, pronunciado algo así como “varshava”, una ciudad en marcada en la grandeza de su gente y la grandeza de sus edificios. Y, a pesar de que hace 40 años la parte antigua de la ciudad fue completamente destruida, Varsovia sido ahora completamente restaurada y los antiguos edificios son vistos al lado de las modernas construcciones y modernos bulevares.

El mejor sitio para comenzar a conocer la ciudad es en la parte alta del Palac Kultury (El Palacio de la Cultura). Conozca el Stare Miasto (la parte antigua de la ciudad). Todos edificios de la Rynek Starego Miasta, (la parte antigua de la ciudad). Todos los edificios de la Rynek Starego han sido restaurados hasta el último detalle. La casa que se encuentra en la esquina marcada con el número 31, es la más vieja de la ciudad y en ella incluye una estatua de Santa Ana.

Muy cerca de aquí, siguiendo la ul. Kryzwe Kolo (la calle Kryzwe Kolo), llegará usted hasta Barbakan, un raro ejemplo de fortificación polaca que data del siglo décimo sexto. Luego, continuando hacia el norte está en Nowe Miasto, la parte nueva de la ciudad, actualmente el segundo distrito más antiguo de la ciudad, lugar de elegantes calles y avenidas y donde en el número 16 de ul. Freta (la calle Freta), naciera una ganadora del premio Nobel de Medicina, Sklodowska Curie.

El Rynek Nowego Miasta, uno de los distritos elegantes de esta metrópoli polaca queda un poco más adelante. En cambio, el distrito comercial de Varsovia se encuentra en la parte vieja de la ciudad a lo largo de Marszlowska. Aquí, en el número 3 de Jerozmiskie se halla Muzeum Nardowe (El Museo Nacional), que posee excelentes colecciones de grandes pintores y artistas del arte y la escultura.

Muchas cosas más se pueden apreciar en Varsovia como lo es esa fantástica Ruta Real que comienza en el recién reconstruido Castillo Real. Aquí, a lo largo de la ruta de cuatro kilómetros, podrá maravillarse ante numerosos palacios, jardines, Iglesias y monumentos, hasta llegar al Park Lazienkowski. Luego, enfrente del Castillo, en Plac Zamkowy (La plaza Zamkowy), se levanta imponente la columna del rey Segismundo, un precioso monumento que data del año 1644 y que conmemora y simboliza el cambio de la capital polaca de Cracovia a Varsovia.

La Uniwesytet Warsaasky (la Universidad de Varsovia), ocupa un gran complejo compuesto por edificios y palacios que datan del siglo décimo séptimo. Luego, si desea conocer la casa donde viviera y naciera ese fantástico músico y compositor polaco Fryderyk Chopin, vaya a la intersección de Nowi Swiat y ul. Jerozolimskie. Conozca el Palac Czapaski (el Palacio Czapaski ), la Academia de Bellas Artes, lugar donde viviera y compusiera Chopin ese magnífico y famoso compositor de “La polonesa” y mil piezas más. Conozca otros lugares como la Iglesia de la Santa Cruz, el Palac Lazienkowski, (el Palacio Lazienkowski), la residencia de verano del rey Stanislaw Poniatowski; los Jardines de Wilagnow con sus jardines y árboles recortados en mil y una formas. Luego, para terminar, y realmente de gran interés, el Muzeum Plakatu, el museo más grande de Europa.


Paseando por Varsovia

Disfrute como cualquier polaco y ambientes en la gran ciudad. Los polacos son gente que ama la vida y son personas que les gusta conocer de los demás, máxime que somos occidentales y sobre todo de América. Empiece por los cafés al aire libre, siga con los bares y los restaurantes. Pruebe una de esas deliciosas nieves y conos de agua: limón, melón, fresa… Riquísimos

Vaya a un bar mleszny (un tipo de fuente de sodas), tipo de lugar barato donde podrá probar un chlodink, sopa fría de vegetales con crema. Si no le gusta esto, (como a mí, que no me gusta casi ninguna tipo de sopas o caldos), pruebe en eso sí un delicioso nalésnik, un exquisito “pancake” de estupendo sabor. Ríase de los abominables fraudulentos y comerciales panqueques americanos. Estos exquisitos panecillos polacos son realmente deliciosos. Ahora, que si a usted le gustaría probar un pancake de papas, pida un placki zemniaczane. Verá que le gustará.

Y, para comer, vaya a un buen restorán y pida unos bigos, un platillo que es como un cocido donde se mezclan diferentes tipos de carne. También puede pedir un golonka, que es pierna de puerco servida con verduras. Luego, si gusta variar un poco, pruebe un kotlet schabowy, que es costilla de puerco con vegetales o verduras. Y, para quien guste de las cosas diferentes pida, si le gusta, una orden de kaczka, pato asado rostizado, servido con ciruelas y manzanas. Y, para finalizar, a quién guste del vino, nada menos que un delicioso vino húngaro o una reconfortante bebida polaca, ya sea una cerveza bien fría (para lo cual hay que especificar y decirlo) o bien, pida algo que es la especialidad de Polonia, el vodka. Vodka de cualquier marca o clase.


Gdansk

Gdansk ha sido un centro espiritual de lucha y levantamiento para los polacos. Unida por la historia a las fuerzas alemanas, Gdansk ha sido una ciudad que ha estado siempre en contacto con países extranjeros. Su situación geográfica le permite tener contacto con miles de paseantes y países distintos.

La ciudad estuvo ligada en 1997 a St. Sdalbert, obispo de Praga. En 1235, recibió de Svatopluk, príncipe de Pomeriana, un documento y pergamino especial que le confería grandes derechos. Hoy la ciudad portuaria de Gdansk situada a orillas del Báltico es conocida mundialmente porque es ahí donde se hiciera el levantamiento del grupo sindical Solidarnosc, más conocido por nosotros con el nombre de Solidaridad.

La ciudad es muy bella. Descubra el malecón y su pintoresco muelle. De aquí parten y llegan barcos de todas partes, especialmente de Suecia y Finlandia. Dlugi Tark es la plaza principal y del mercado de la ciudad. Todo aquí es bello y esplendoroso, al igual que en Varsovia. Muchas de las casas han sido restauradas y todo esto se ha hecho con tan gran esmero, que es difícil reconocer qué es auténtico y cuáles de las fachadas de los edificios son las reconstruidas.

Conozca la Dwor Artusa, justo en frente de la Fuente de Neptuno y que alberga los cuarteles generales de la Liga Hanseática Alemana. Entre luego a la Kosciól Mariacki, la iglesia más grande de Gdanzk y luego pasee, sin rumbo fijo. Entre un bar y disfrute de la alegría de vivir de los polacos. Gdansk cuenta con 810,000 habitantes y todos ellos le harán sentirse como en casa.

Por último, y si va en tiempo de calor, no se pierda la oportunidad de ir a la playa del mar Báltico, son excelentes. Arena, mar y sol ante usted. Guapas jóvenes polacas que fácilmente le hablarán a usted en alemán francés o italiano.
 

 



Czestochowa

Polonia no solamente es uno de los principales países católicos en el mundo sino que el catolicismo juega aquí un papel importante en la vida de todo el país. El sentido nacional y el sentimiento religioso, para los polacos es o resulta casi inseparable. Por eso, nada mejor que visitar Czestochowa (Chestochowa, en español). Aquí, desde 1382, peregrinos de todas partes acuden a visitar y contemplar el Monasterio de Jasna Gora. Es aquí donde se encuentra el famoso ícono de la Madonna negra, la virgen negra, la Virgen de los Milagros, a la que rezan los fervientes polacos por su libertad y salvación.

 


 

 

 

Cracovia

Cracovia es una verdadera joya entre las ciudades de Europa, los polacos le llaman en su idioma Krakow y es una espléndida ciudad de 735,000 habitantes. Conozca el Stare Mizto (la parte vieja) que le enamorara por sus calles sus empedradas, sus casas y edificios. Vaya luego y goce viendo Rynek Glowny, una de las más bellas plazas de Europa. La Koscól Mariacki, en la parte norte de la plaza, en donde se encuentra esta hermosa catedral, qué es el símbolo de la preciosa ciudad de Cracovia



 

Polonia y el idioma

Y si hemos aprendido español, ¿por qué no hemos de aprender polaco? “Sí” se dice tak, pronunciándose de igual modo. “No” se dice nir y se pronuncia, igualmente, de la misma forma. “Por favor” se dice porche y se pronuncia “porshe”. “Gracias” se dice dziekije y se pronuncia más o menos como “dyen-kú-ye”. Si usted quiere comprar algo y preguntar “¿cuánto cuesta?”, usted tendrá que decir “Ile to kostuje?”, pronunciado algo así como “Ile to kostuye?”.

 

Polonia país de gran corazón

Llena de vida y tradición, esta tierra cuna de grandes hombres, músicos y libertadores, ha sido para mí uno de los países más hermosos a visitar, una gran nación que con sus hombres y su gente han sabido imprimir ese gesto heroico y revolucionario y que desean continuar luchando por su propia libertad. Un país realmente hermoso donde sus pueblos y ciudades llevan en su gente y en ellos mismos el nombre de Polonia.
 

 

Alemania. Occidental es un país de innumerables riquezas, provista de grandes recursos naturales y gente, en verdad, trabajadora, Alemania (me referiré de aquí en adelante, tan solo a la Alemania Occidental), es una de las naciones más ricas y poderosas no solo de Europa, sino del mundo entero.

 

Rica en cultura, rica en tecnología y rica en recursos, Alemania se ha levantado de entre las cenizas de la Segunda Guerra Mundial para mostrar al mundo lo que es: un país de lucha, una nación que no se deja vencer. Una nación que siempre sigue adelante y avanza a pasos agigantados. Y, donde todo el mundo habla de ella, como el “Gran Milagro Alemán”.

 

 

 

 

Música de fondo: "La Polonesa", tema original de Federico Chopin.

 

 

           

 

 

 

Reportaje publicado en el periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 21 de julio de 1987.

 

 

 


Volver a la Página de
Europa

 

 

      Páginas en Internet    

 

  Embajadas en México: Embajadas acreditadas en México

  ONU: Organización de las Naciones Unidas    

  OMS: Organización Mundial de la Salud

  ADI: Alzheimer’s Disease International

  RAE: Real Academia Española

  GP: Green Peace

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2017 / Derechos Reservados.