Ven a mi mundo

 

Europa        

 

 

Noruega 

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

Conocida como la tierra de los vikingos, de Ibsen y de Grieg. País hermoso y de belleza inusitada, que con sus fiordos, sus mares, sus paisajes y su gente nos harán recodar siempre este precioso e increíble lugar. Un país de gente abierta y amistosa. Un país que por sus paisajes es el más bello de Europa: NORUEGA.

 

 

 

 

Noruega: país de gran belleza y elocuente historia

 

La hermosa Noruega es el país que se encuentra y se sitúa en la parte más norte de Escandinava. Un país para el que no existen las palabras a fin de describir y relatar la belleza que hay en él. Tal vez fue por eso que los vikingos, sus primeros pobladores se enamoraron de la preciosa Noruega para vivir en ella y hacer de sus relatos algo más que una simple historia.

 

Es el primer siglo de la Era Cristiana que Noruega es probada por los lapones. En este mismo periodo, del año 800 al 1050, Noruega es mencionada ya en la historia. Este periodo se le conoce como el de la Edad Vikinga, y es cuando los noruegos lanzan devastadores ataques contra el mundo cristiano, creando colonias tanto en Europa como en el Atlántico Norte.

 

Es en esta misma época en que fundan varios reinos costeros que alcanzan las inmediaciones y confines de Irlanda, haciéndose llegar hasta Dublín y la Isla de Man, todo ello allá por Irlanda y el Reino Unido. Más tarde, estos mismos aguerridos e intrépidos noruegos alcanzan las costas de Islandia. Esto, en 1860, para que posteriormente, en el 985, los vikingos lleguen hasta las costas de Groenlandia.

 

Antes de finalizar el primer siglo, entre 995 a 999, el rey Olav I Tryggvesson inicia le cristianización del país, obra que es terminado no sino hasta 1015 o 1030 por el Rey Olav II Haraldssson.

 

En 1066 los noruegos invaden Inglaterra. Luego, en 1397, Noruega cae bajo el dominio de Dinamarca. Esto último de acuerdo a la Unión de Kamalar. La influencia danesa dura mucho tiempo. Sin embargo, las cosas no terminan ahí. En 1814 (es decir, 417 años después), Noruega pasa bajo la dominación de Suecia. El país recibe de manos de los suecos una constitución separada, donde se establece una unión voluntaria entre ambos países. En 1905 la unión sueco-noruega es disuelta. El Príncipe Carlos es electo mediante plebiscito al trono noruego, tomando el nombre de Haakon VII.

 

Sobreviene la Primera Guerra Mundial donde Noruega permanece neutral. En 1940, durante el segundo encuentro, Noruega es invadida por los inhóspitos  alemanes ambiciosos  de tierra y de poder. Por ello, y debido a estas y otras circunstancias, la familia real huye asilándose en Londres.

 

En 1949 Noruega abandona su acostumbrada neutralidad, integrándose a la OTAN. En 1957 muere Haakon VII, sucediéndole en el trono su hijo Olav V. en 1981 Gro Harlem Brundtland es la primera noruega que ocupa el cargo de Primera Ministro. Luego, en este mismo año, un gobierno de minoría, encabezado por Kare Willoch, es el primer conservador, en muchos años (desde 1928), que llega el poder.

 

 

Noruega y su forma de gobierno

 

Su Constitución de mayo de 1814 establece una monarquía  constitucional  hereditaria por sucesión masculina. El Poder Ejecutivo lo ejerce el rey a través de su Consejo de Estado, conocido como gabinete, y que es responsable ante el Parlamento, llamado Sorting, y cuyos 155 representantes son elegidos por sufragio universal para un periodo de cuatro años. Este Parlamento consta de dos cámaras: el Lagting y el Odelsting.

 

 

Noruega: el más bello país de Escandinavia 

 

Noruega es el más bello país de Escandinavia. Conocido oficialmente como el Reino de Noruega (Kongeriget Norge, en noruego),  este país de un millón de encantos es uno de los lugares más bellos y sublimes que haya conocido. Su tierra encajada en mares hace que la maravillosa y encantadora Noruega sea  mundialmente conocida como el país de los “fiordos”.

 

El país es toda belleza, y junto con Suecia, Finlandia y Dinamarca forman lo que  se conoce como Escandinavia, pudiéndose agregar asimismo a este conjunto, ese gran y esplendido país que es Islandia. Pero si hablamos de Noruega, habré de decir que esta inquietante tierra de mares, de fiordos y de el   ”Sol de Medianoche” se halla hacia el norte de Europa.

 

Noruega por lo tanto limita hacia este mismo punto con Ártico; al oeste con los mares de Noruega y del norte; al noreste con la Unión Soviética al este  con Suecia, su vecina más amiga; y al sur con el Shakegerrak, que la separa así de Dinamarca.  

 

La población total de Noruega es de 4 millones 200 mil habitantes distribuyéndose en área de 386 mil kilómetros cuadrados; algo así como 4 veces la superficie de las franjas de los Estados de Veracruz (71,699) y Tabasco (25,267), que juntos, sumados y multiplicados por cuatro dan un poco más de 387 mil kilómetros cuadrados de superficie.

 

 

Noruega: país de importante economía

 

Noruega es uno de los países que en los últimos dos años se ha visto altamente fortalecido en su economía. Un país de excelente democracia y donde funcionan un buen número de cooperativas. Un país que mezcla el socialismo con la democracia. Un reino y una nación que refleja en su economía excelentes resultados y donde su gente trabajadora tiene uno de los índices de ingreso más altos del mundo.

 

Y es que Noruega basa su economía en el reflejo de su gente. Gente sonriente, amable, trabajadora, que no pide nada a nadie en base a su propio esfuerzo. Un país en que sus principales productos son la madera (el 25% de su territorio está cubierto de extensos bosques), la energía hidroeléctrica, así como el mineral de hierro.

 

La unidad monetaria  de Noruega es la Krone la corona. Cada corona (NOK), se encuentra dividida en 100 ore, eso que pudiéramos llamar centavos. Y, si desea saber el tipo de cambio, le diré que por cada 6.71”coronas noruegas” le darán a usted un dólar, mientras que si deseamos adquirir una corona con pesos mexicanos, deberemos de cargar $8,790.00 (ocho mil setecientos noventa), a fin de que nos den una sola moneda de una corona.

 

 

Para llegar a Noruega 

 

Son muy  diversas las formas para llegar a Noruega. Una de ellas es a través de Jumbo-Jet 747 de la SAS, la línea aérea de Escandinava y que van de Nueva York hasta Oslo, la capital de Noruega, o bien hasta Bergen, la segunda ciudad en importancia de este precioso país que es Noruega. Claro que, como siempre para nosotros que vivimos en Monterrey, lo más cómodo, económico y seguro es volar a través de Houston, hasta Londres y de ahí tomar un vuelo directo que nos lleve a Oslo, esa preciosa capital escandinava.

 

 

Un país fascinante 

 

Desde el primer momento que usted llega a Noruega notara  la amabilidad de su gente sonriente y alegre que inmersa en esta maravilla de la naturaleza no tiene más que gozar la vida misma que ofrece este increíble bello país. Desde que llega al aeropuerto, a la estación de tren o, es más, desde que ya va el avión, tren o barco usted ya sabrá mucho de la impresionante Noruega. En todas partes encontrara información en los más diversos idiomas.

 

Me gustaría también decir, que si usted se encuentra en la parte norte de Europa, un buen modo de viajar es en tren. En uno de los tramos habrá que transbordar a un barco, por lo cual usted podrá optar por seguir dentro del compartimiento del tren y viajar en barco al mismo tiempo.

 

Si usted se encuentra en Alemania, Dinamarca o Suecia, no habrá problema como para realizar un viaje increíble. Y, ya sea viajando  en automóvil, tren, barco o avión su viaje será realmente sensacional. Muy pronto estará llegando al país de los sueños. El lugar de los mares, los fiordos y gente vikinga alegre, sonriente y de lo más vibrantes que he conocido.

 

Conozca el Folkmuseum, un museo al aire libre que exhibe un sinnúmero de casas de madera representativas de cada parte región de la bella Noruega. Vaya al Museo Vikingo, y vea de cerca esas famosas embarcaciones como Ra I, el Ra II y el Kon-Tiki.

 

No se pierda la oportunidad de ir y conocer ese fabuloso museo al aire libre que se llama el Vigeland Park, donde encontrara una serie de preciosas figuras y estatuas que representan el ciclo de la vida. Esculturas hechas por el mundialmente y famoso escultor noruego Gustav Vigeland, conozca luego la Iglesia Vikinga preciosa joya de arquitectura noruega.

 

Disfrute de la buena vida que le ofrece esta gran metrópoli. Salga de noche y disfrute de los conciertos de música clásica y moderna que se ofrecen todas las noches en diferentes lugares de la ciudad. Aproveche para hacer sus compras y traer unas cuantas cosas que los ingenieros artesanos noruegos venden a muy buenos precios en diferentes mercados y tiendas.

 

 

Bergen

 

Salga temprano con la mañana en un tren directo que le llevara desde Oslo hasta Bergen, la capital de los fiordos. El recorrido es excelente. El tren es el mejor y más cómodo de lo que me he subido en Europa, incluyendo el Expresso de Oriente.

 

Un espléndido desayuno, absolutamente gratis consistente en pan tostado con mantequilla, café o té, jugo de naranja o de tomate. Dos o tres emparedados de jamón, mortadela y queso. Pan especial de trigo, así como galletas. Y, por si fuera poco, para quien gusta de refrescos, una sabrosa y refrescante Pepsi bien helada.

 

El tren, como dijo, es lo mejor. Vagones muy cómodos, amplísimos, puertas eléctricas automáticas, reloj, clima, teléfono, revistas, música. En fin, todo para el amante de los viajes. Y, si hablamos de Bergen, pues ni hablar. Un lugar increíblemente  bello. Una preciosa y singular ciudad de 250 mil habitantes.

 

Centro cultural y financiero de todos los tiempos, y alguna vez la capital misma de Noruega, Bergen es un lugar para la tranquilidad del alma y el espíritu. Recorra esta típica ciudad de casas multicolores. Visite el pequeño embarcadero y compre su boleto para el recorrido por los maravillosos fiordos. Esas entradas de mar que van al lado de montañas. Por un lado contemplando una excelsa vegetación y por otra nieve blanca majestuosa que hablan por sí solas de la belleza extrema de este mágico país que es más que un sueño.

 

 

Noruega: un país sobre los demás  

 

Noruega es vida y es alegría. Desde el primer momento que llega usted notara la amabilidad de esta gente sonriente y alegre  que inmersa en esta maravilla de la naturaleza no tiene más que gozar la vida misma que ofrece este increíblemente bello país. Desde que llega al aeropuerto, a la estación de tren o, es más, desde  que ya va el avión, tren, o barco, usted sabrá ya mucho de la impresionante Noruega.

 

En todas partes encontrara información en los más diversos idiomas. Guías que hablan 4, 5 y hasta 6 idiomas: noruego, sueco, inglés, francés, alemán y hasta español.

 

Noruega en verdad es fascinante. Mil y un lugares a visitar: Oslo, la capital; Bergen, pueblo y villa de maravilla; Voss, simpático pueblo  de hermosura nunca antes vista; Trondheim, a mediación de la franja noruega; Bodø (Bodo), lugar del “Sol de Media Noche”; y, por último, Narvik, donde se halla la segunda estación de tren más retirada hacia el norte en el mundo.

 

Aproveche su estancia en Noruega y no deje de visitar en un mismo recorrido los países vecinos como son Suecia, Finlandia y Dinamarca. Y, por qué no, llega hasta Rusia de los zares. Y luego, si se anima vuele rumbo al Ártico para llegar hasta la preciosa e igualmente increíble Islandia. Esto ya sea del propio Oslo, o bien desde Bergen.

 

 

Oslo

 

Oslo es la capital de los noruegos. Una ciudad de 725 mil habitantes llamados osloenses. La ciudad es moderna, al mismo tiempo que típica y donde hay mucho que apreciar. Fundada por el rey Harald III en 1408 esta ha sido la capital de Noruega desde el reinado de Haakon IV. En el siglo XVII la ciudad fue reconstruida y rebautizada con el nombre de Kristiana. Su antiguo nombre fue re-introducido en 1925.

 

Oslo es para ver y disfrutar. Comience su recorrido en la Radhuset, el Ayuntamiento, construido en 1950 y que contiene hermosos murales pintados por Henryk Sorensen para celebrar el aniversario número 900 de Oslo. Aventúrese por las calles, recorra y vea cada aspecto de la ciudad. Vaya al Palacio Real y asómese a él.

 

Y, antes de dejar Bergen, sube a lo alto de la montaña y contemple desde arriba el panorama de este puerto de gran belleza. El lugar se alcanza mediante un funicular que se encuentra a unos dos minutos de la estación de tren. Contemple esta vista espectacular y de gracias al Señor o su Dios por las maravillas de la naturaleza que nos ha brindado.

 

 

Noruega y sus lugares

 

Noruega  está  llena de lugares bellos y elocuentes que hablan en su misterioso silencio de lo que es y lo que son. Vaya a Voss, a Tridheim y Bodo, el lugar de “Sol de Medianoche”. Haga el recorrido en tren y cruce el Círculo Ártico. Vera que en realidad no hace tanto frio como se cree. Estos lugares son increíblemente bellos y realmente usted  no debe perderse la oportunidad de conocerlos.

 

 

Noruega: algo más que hablar en noruego

 

Algo que me llamo la atención de la última vez que estuve en Noruega (en septiembre 1986), fue el comprobar nuevamente la gran cantidad de gente que quiere y desea aprender español. Esta vez, era época de inicio de clases, y muchachas y muchachos  de “prepa” y de “uni” se veían en las librerías tratando de conseguir  sus libros de español-noruego a fin de aprender algo de nuestro idioma.

 

Preguntando supe algo del porque ese deseo de aprender español. La cosa es  sencilla. Existen muchos negocios  y empresas que tienen negocios con España. Aparte, muchos de los turistas españoles van a las costas y playas españolas en busca de mar, playa y sol. Es así, como la actividad comercial y cultural entre estos países se ha incrementado enormemente.

 

Por eso, si usted desea aprender algo de noruego, he aquí algunas cosas como para podernos dar a entender, aunque es obvio que un 90 a 95 por ciento de la gente le podrá hablar en un perfecto inglés, ¡mucho mejor al de los americanos!, digamos; “sí” se dice ja (y se pronuncia “ya”); “no” se dice nei (y se pronuncia “ne”); gracias” se dice takk (y se pronuncia del mismo modo); “bueno” se dice god (y se pronuncia “gu”); y, así, muchas cosas más.  

 

 

Noruega: un país encantador

 

País de encanto y armonía. Lugar de belleza inaudita. Paraíso de paisajes que en sus recónditos lugares muestra lo insólito de la belleza misma. Lugar donde su gente le sonríe a la vida y que hace que uno recuerde siempre este lugar. Un país y una nación que siempre llevara en su mente y corazón: ¡NORUEGA! 

 

 

Música de fondo: "Norwegian woods", tema original de los Beatles.

 

 

           

 

 

Artículo aparecido en el periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 14 de junio de 1987.

 


 

Volver a la Página de
Europa

 

      Páginas en Internet    

 

 

  Embajadas en México: Embajadas acreditadas en México

  ONU: Organización de las Naciones Unidas    

  OMS: Organización Mundial de la Salud

  ADI: Alzheimer’s Disease International

  RAE: Real Academia Española

  GP: Green Peace

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2011 / Derechos Reservados.