/ / Europa  

 

 

 

 

Mónaco

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

Pequeño principado de lujo y elegancia, nobleza y alcurnia; atractivo y deleite; juego, amistad, dinero y alegría; diminuto país de vestido de mágicos imanes que hacen que gente de todo el mundo lo desea conocer. Lugar a donde viene lo más clásico de la gente y a dónde llega lo más extravagante de la juventud de hoy. País y principado de grandes atractivos como lo son su casino, su puerto, su costa, su mar, sus carreras de autos, sus torneos de tenis y, más que eso, su nombre: MÓNACO.

 

 

 

 

 

La historia del Principado de Mónaco

 

La historia del Principado de Mónaco es la historia de un pequeño país que, aunque pequeño y diminuto, cuenta con su propia leyenda, su propia vida y su propia forma de gobierno. Un país que tiene sus inicios, allá por el siglo X, en que el territorio es adquirido por la familia genovesa Grimaldi.

Es en el siglo XIII, cuando Mónaco se constituye en principado independiente. Para el siglo XVI, el país permanece bajo el control de España y entre los años 1793 a 1814 es el llamado período de anexión a Francia, mientras que un año más tarde, el país pasa a estar bajo la protección del reino de Cerdeña. Esto mediante el tratado de Viena.

Tiempo después, en 1861, Francia reconoce la soberanía de Mónaco y, en 1911, es promulgada una nueva constitución. Tiempo más tarde, en 1918, Mónaco reconoce los intereses franceses a cambio de cierta protección limitada.

En 1956, tiene lugar un hecho de llamar la atención del mundo: el príncipe Rainiero III de Mónaco contrae matrimonio con una norteamericana, la actriz Grace Kelly, matrimonio del que habría tres hijos: Alberto Carolina y Estefanía de Mónaco. En 1957, el príncipe Rainiero deroga la constitución de 1911, para en 1962, promulgar una nueva Carta Magna que otorga más poder al consejo nacional; suprime la pena de muerte, establece un Tribunal Supremo y concede el voto a la mujer. En 1963, se establece un convenio económico con Francia. Finalmente, en 1982 tras un lamentable accidente automovilístico, cerca del principado, muere la princesa Grace Kelly.


El principado de Mónaco

El Principado de Mónaco es el segundo país más pequeño del mundo. Su nombre oficial es Principado de Mónaco, el cual ocupa un área de aproximada de 2 kilómetros cuadrados (1.9 para ser exactos); es decir, una quinta parte del municipio de San Pedro Garza García, Nuevo León, aquí en México, que tiene un área de 9.53 kilómetros cuadrados.

El bello y pintoresco Principado de Mónaco se encuentra enclavado en el sureste de Francia, en la parte correspondiente a los Alpes Marítimos y muy cerca de la frontera italiana. Sus límites no son más que la propia Francia y el precioso Mar Mediterráneo. La población total de este bellísimo país es de 27,800 habitantes, siendo la capital de Mónaco. El idioma oficial es el francés, aunque también se hable el inglés, el italiano y el monegasco, mezcla de francés e italiano.


Mónaco: un Principado diferente

Mónaco es un Principado diferente. Aquí reina la luz, el sol y la alegría. Gente de mundo y gente que, como usted, viene a pasar unas vacaciones de verdadero placer y ensueño. Vaya donde vaya, todo aquí será para usted. Un país donde se mezcla lo mejor del mundo con la gente del “buen vivir”. Un lugar al que acuden anualmente 275,000 turistas que no necesitan más que su cuerpo, su vida y alegría para vivir y gozar de todos estos momentos de placer y deleite que le ofrece Mónaco.


Mónaco y su territorio

El territorio de Mónaco es totalmente urbanizado. Este pequeño país cuenta con una sola comuna dividida en cuatro sectores: Monaco-Ville, la capital, es la parte más alta de la ciudad y cuenta con 2,000 monaguenses: luego está el área de La Condamine, que es el distrito comercial que rodea al puerto y dónde viven aproximadamente 1,200 habitantes; Montecarlo es esa maravillosa área del casino y del sector turístico donde reciben unas 10,500 personas; finalmente, la recién construida y modernizada área de Fontevielle, que es una área Industrial, así como residencial.


Mónaco y su economía

La economía de este bello principado se sustenta en el turismo. Otra importante fuente de ingresos es el de las estampillas de correo, la industria náutica, la construcción de edificios, la arquitectura, los bienes raíces, así como la industria del juego y del casino.

Mónaco utiliza el franco francés como su moneda de intercambio comercial. Innumerables bancos y casas de cambio se dejan ver por todo el principado. Para aquellos que estén interesados en el tipo de cambio de nuestra moneda y su relación con el dólar y el franco francés, les diré que este último (el franco) se hallaba a una paridad de 6.02 francos franceses por dólar, mientras que si uno desea cambiar pesos mexicanos por francos franceses, habría que dar 213 pesos por cada franco que deseáramos comparar. Esto, al 2 de junio de 1987, fecha en que redactó este artículo.


Cómo llegar a Mónaco

Llegar a Mónaco y Montecarlo es increíblemente sencillo. Primeramente, vuele hacia París, y de ahí tomé un tren que lo lleve hasta la Costa Azul. Existen excelentes trenes que van desde la Gare de Lyon, hasta Niza, Menton o Marsella. Uno de ellos es el famoso Tren Bleu (El Tren Azul), todo un lujo y placer de recorrido

Existe otro modo y manera de llegar a Mónaco. Este es volar directamente a Niza. Existen vuelos directos desde Estados Unidos y muchísimas partes de toda Europa. Claro, que, como lo más seguro, usted ya esté en París coma, le recomiendo ya sea la opción del tren, en caso de que desee conocer la campiña francesa; o bien, volar directamente hasta Niza y de ahí tomar un tren, un autobús, o, por qué, un helicóptero. Así, usted está arribando en menos de 10 minutos al helipuerto de Mónaco-Montecarlo y a unos pasos del puerto y justo a un lado inicio de los Jardines de Mónaco.

Para aquellos que estén en Niza, existe entre existen trenes directos con algunas cuántas estaciones intermedias que le llevaran en unos 20 minutos, a través de toda la costa para llegar a la Gare de Mónaco-Montecarlo, en pleno corazón de la ciudad. Aproveche este increíble viaje y paseo en tren, donde podrá apreciar la maravillosa costa azul y sus pequeños centros turísticos como son: Villefrance-Sur-Mer, Beaulieu-Sur Mer y Eze-Sur-Mer.

Si prefiere el helicóptero, existen vuelos aproximadamente cada 30 minutos o cada hora que lo llevan en un aparato de ocho plazas, haciendo un excelente recorrido aéreo hasta este precioso Principado que es Mónaco, un lugar para soñadores, un sitio del recreo de la gente aristócrata y un verdadero espacio para aquel que es amante del juego, la diversión, el casino y las carreras


Mónaco-Montecarlo.

El principado está compuesto por cuatro pequeños distritos que ellos llaman villas. La primera de estas villas o pueblos es Mónaco, dónde se encuentra el Palacio y asiento el príncipe Rainiero; ahí, enclavado en lo alto de las rocas con una vista majestuosa y teniendo como acompañante el mar, la costa, la ciudad, una muy bonita iglesia de estilo romanesco y un acuario y museo oceanográfico, mundialmente conocido.

La Condamine es un lugar que se ha venido desarrollando rápidamente hasta convertirse en un importante centro Industrial con grandes edificios y apartamentos habitacionales de lujo. Aquí, en este lugar, donde se halla el puerto, un campo deportivo y de conciertos, así como los Jardines de la Princesa Carolina de Mónaco.

Por último está el distrito de Montecarlo, zona donde se ubica el Gran Casino, la Salle Garnier, algo así como la Ópera de París, y el Monte Carlo Sporting Club, donde, si tiene suerte, verá a la princesa Estefanía o a la princesa Carolina o al príncipe Alberto.


Recorriendo Mónaco

Recorra Mónaco, Montecarlo y sus lugares. Todo estará para todo está para caminarse a pie. Tome un autobús, un auto o una motocicleta y pásese por la Grande Cornice, una carretera que va por lo alto de la montaña y que divisa toda la costa. Valla al barrio y distrito que sólo la gente de lujo y de dinero va: Beausoleil, un distrito realmente residencial a todo lujo.

Entre al Casino de Montecarlo. No se necesita traje de etiqueta para entrar a este sitio. Lleve su dinero para sus fichas y empiece a jugar: ruleta, blackjack, máquinas de barras, bridge, mesa, keno, bingo, lo que usted guste. Pida un refresco en las mesas que se encuentran en las afueras de Casino. Una Pepsi, una nieve de chocolate, un pastel de queso y limón. Diviértase, distráigase viendo pasar la gente. Juega al tiempo y hacer amigos. Vea quién está a su lado. Grandes artistas, playboys, gente de mundo y ustedes, compartiendo el mismo el mismo sitio y el mismo lugar.


Mónaco: la mejor época para venir

Una de las mejores épocas para venir para visitar Mónaco es en los meses de mayo y junio. Es aquí cuando usted podrá participar en esta famosa carrera el Grand Prix (El Gran Premio de Mónaco), conocida por muchos, como “La Gran Carrera de Mónaco-Montecarlo” y que se celebra en el mero corazón y las calles de la ciudad.

Partícipe de júbilo de los monaguenses, franceses e italianos. Siéntese en primera fila y vea y escuché estos bólidos rugir. Si acaso va a estar gran competencia, le recomiendo lleve unos tapones especiales contra el ruido, ya que este es realmente ensordecedor. Pero, sea lo de cada quién, la diversión y el ambiente es tremendo. Esta gran carrera es inaugurada por el mismísimo príncipe Rainiero de Mónaco y en ellas está presente su hijo, el príncipe Alberto, al igual que las princesas Carolina y Estefanía de Mónaco.

Otra las ventajas de venir a Mónaco durante esos estos meses es que usted puede aprovechar para conocer y visitar otros lugares, así como participar y acudirá festivales tan importantes como es el Festival Cinematográfico de Cannes, situado a una hora por frente Mónaco. Y, si bien le va, también poder asistir al Festival de San Remo, en Italia. también muy cercano Mónaco.


Mónaco y sus lugares

Visité el Palais Princier, el Palacio del Príncipe, el nuevo Centro Internacional de Conferencias; el Museo Oceanográfico; los Jardines Exóticos del Principado, algo maravilloso de ver; el Museo Antropológico; el Forte Antolini (El Fuerte Antonio); la Catedral y el Casino.

Vaya al Mercado del Pueblo, compré unas riquísimas frutas, un delicioso queso, amor, mortadela, pastel y pan. Lleve unos buenos refrescos, váyase al puerto, al mar o a su hotel. Diviértase en grande y disfrute de la vida en Mónaco y Montecarlo.

Vaya a las playas de Montecarlo, súbase a un yate y dé un paseo por toda la costa. Las noches de Mónaco y Montecarlo son fabulosas. Si le gusta algo típico. Vaya en tren rumbo al oeste. A unos 3 minutos está Cap D’Ail, que es el pueblito que está pegado a Mónaco. Aquí, yendo hacia abajo, hay una pequeña playa para la gente de este lugar. Sincérese con la naturaleza y goce de la playa, la costa y el mar.

Lugares para comer, cenar, bailar y divertirse hay muchos. Yo por eso le aconsejo que decida por usted mismo. Aparte, yo le sugeriría que vístase otros lugares que están muy cerca de Mónaco. Todos bellísimos y en los cuales, incluso, pudiera pasar la noche. Estos son Mentón, Cap D’Ail, Beaulieu-Sur Mer y Villefrance-Sur-Mer. En todos ellos hay excelentes lugares y a precios bastante económicos, aun estando, todos ellos, situados en la hermosísima Costa Azul.


Mónaco: Un lugar para recordar

Si la Costa Azul es hermosa, Mónaco es igualmente bello. Su ambiente, su clima, su gente. Este aire cosmopolita y de mundo que le hacen a uno vivir el presente y lo que es la vida. Una vida de alegría, felicidad y diversión. Una vida de apuesta y de dinero, una vida refinada y de aventura que sólo se pueda sentir, vivir y apreciar en el incomparable Principado de Mónaco.
 

 

 


 

MONTECARLO

 

 

    
 

PALACIO MONACO


 

 


 

MUSEO OCEANOGRÁFICO

 

 

 

 

 

Música de fondo: "Rumania".

 

 

           

 

 

 

Reportaje publicado en el periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 7 de junio de 1987.

 

 


Volver a la Página de
Europa

 

 

      Páginas en Internet    

 

  Embajadas en México: Embajadas acreditadas en México

  ONU: Organización de las Naciones Unidas    

  OMS: Organización Mundial de la Salud

  ADI: Alzheimer’s Disease International

  RAE: Real Academia Española

  GP: Green Peace

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2014 / Derechos Reservados.