Ven a mi mundo

 

Europa        

 

 

Liechtenstein    

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

Al oeste del Rin, e.ntre el Lago Constanza y el cantón suizo de Grisons, se encuentra un pequeño Principado. Pequeña porción de tierra que con su encanto y belleza de paisajes  nos transporta a un país de los cuentos y las hadas. País de verdaderos príncipes y nobleza encantadora. Lugar diminuto que en su tierra y en su vida nos deja apreciar y conocer algo más que un sueño. País y Principado de magia y belleza que lleva por nombre: LIECHTENSTEIN.

 

 

 

 

Liechtenstein: cuento y mini-historia

 

Liechtenstein es un precioso principado que remanente del Sagrado Imperio Romano. Principado y país que como si fuera un cuento mágico no es sino  un lugar de sublime belleza y atractivo encanto.  Liechtenstein es una prospera e independiente monarquía hereditaria con 106 km. Cuadrados de libre territorio. Su población es de 27,000 habitantes y su capital es Vaduz.

 

  • La historia de Liechtenstein la podemos iniciar en 1342 cuando el conde de Hartman I gobierna Vaduz, la capital de este precioso Principado. Luego, en 1434, la unión de los señoríos de Vaduz y Schellenberg fija las actuales fronteras del país. En 1969 acontece uno de los principales hechos: la Casa de Liechtenstein adquiere el país.

  • En 1719 Carlos VI eleva a Principado el territorio de Liechtenstein. Esto a fin de tener una representación en la Dieta del Sacro Imperio Romano Germánico. A partir de 1806, Liechtenstein pasa a formar parte de la Confederación del Rin; y, a partir de 1815, de la Confederación Germánica. Luego, ya en el año 1851 y 1856 (hace ya más de 130 años), el país se vincula a Austria a través de la Unión Aduanera y de la Unión Monetaria.

  • En 1923, el país forma con Suiza la Unión Aduanera. En 1938 asciende al trono Francisco José II. Luego, de 1939 a 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, Liechtenstein  se mantiene ajeno y neutral a toda intervención.

  • En 1959, cuatro de los países más pequeños del mundo se reúnen para discutir problemas comunes: Liechtenstein, San Marino, Mónaco y Andorra celebran en Vaduz una reunión cumbre para tratar asuntos de interés común.

  • En1969 se establece en veinte años la edad mínima para votar. Un año después, en 1970, tras cuarenta y dos años de gobierno, el Partido Progresista pierde ante la Unión Patriótica. Vuelve el problema y asunto de las elecciones, y el derecho a voto. Tanto en 1971 como en 1973, en referéndum es rechazado el derecho de la mujer al voto.

  • En 1976, el Príncipe Francisco José II firma una ley que permite a las comunas decidir el derecho de las mujeres al voto. En Vaduz, las mujeres si son autorizadas  votar. En cambio en Schaan (a 10-15 minutos de Vaduz, la capital), a las mujeres no se les autoriza a votar.

  • En 1978 el país es admitido en el Consejo de Europa. En 1980 las mujeres son autorizadas a votar en la comuna de Gamprin. En 1982, nuevamente es rechazado el voto femenino en la pequeña comuna de Schaan.

  • Finalmente, en 1984, Francisco José II traspasa todos sus poderes a ejecutivos a su hijo Hans Adam, aunque en forma conjunta ejerza aun el poder como Jefe de Estado Titular.

 

Liechtenstein y su gobierno   

 

El pequeño Principado de Liechtenstein es una monarquía constitucional hereditaria en línea masculina. Existe un Parlamento unicameral llamado Landtag, compuesto por unos quince miembros que son elegidos para un periodo de cuatro años. El Parlamento elige un Gobierno de cinco miembros al cual debe ser confirmado por el Príncipe. El país tiene una unión aduanera con Suiza que es la que se encarga de su representación diplomática en el exterior.

 

El actual gobernante de Liechtenstein es su Alteza Franz Josep II, María Aloes, Alfred Karl, Johann Heinrich, Michael Georg. Iganatius Benedictus, Gerhardus Majella, Príncipe de y para Liechtenstein de Troppau y Jaegerndorf. Su hijo y Príncipe heredero al Trono es Johan Adam Pius. Su madre es la Princesa Gina, y todos los liechtensteinianos  se sienten orgullosos de su país, de sus principios, su gente, su pueblo y sus costumbres.

Liechtenstein

 

Su nombre: Fûrstentum Liechtenstein. Pequeño país que lleva por nombre oficial el Principado de Liechtenstein, y cuya extensión apenas si llega a 160 kilómetros cuadrados de superficie. Si quiere saber qué tan grande es Liechtenstein, le diré que este hermoso y pequeño Principado es 4.57 veces más chico que el municipio de Villa Santiago, Nuevo León,  aquí en México, el cual tiene 732 km. Cuadrados de superficie.

 

El país colinda al norte y al este con Austria, y al sur y al oeste con Suiza. La capital de Liechtenstein es Vaduz cuya población es de aproximadamente 5,000 habitantes.  Otros lugares son Schaan con 4,700 pobladores, Balzers con 3,500: Triesen con 3,100 y Eschen  con 2,700 habitantes.

 

El país se divide en 11 comunas llamadas Gemeinden. El idioma es de la propia (Alemania), y la moneda en circulación es el Francio suizo, cuya equivalencia es de 1.45 francos suizos por cada dólar, es decir, en pesos mexicanos estaríamos hablando de 851 pesos por cada franco suizo que deseáramos adquirir para visitar el bello y fabuloso Principado de Liechtenstein.

 

 

Llegando a Liechtenstein

 

Aunque a muchos de los trenes internacionales europeos cruzan el pequeño Principado de Liechtenstein, ninguno de ellos se detiene en las tres pequeñas estaciones que existen aquí. El mejor modo de llegar es a través de Suiza o Austria. La mejor opción  es llegando a través de la frontera suiza en Sagrans. Usted toma el tren desde Basel (Basilea), o desde Ginebra, o bien, desde Berna, hasta llegar a Zúrich. Allí toma un tren que lo lleva directo hasta Sagran, en la frontera con Liechtenstein. Ya de aquí podrá tomar un taxi o autobús que le hará llegar rápidamente, a través de hermosos valles, montañas y paisajes a la encantadora Liechtenstein.

 

 

Liechtenstein: algo más que un paraíso

 

Visitar Liechtenstein es llegar como a un bello paraíso inimaginatorio. Su belleza en verdad es sorprendente. Uno de los países con los paisajes más estupendos que yo haya visto en el mundo. En Liechtenstein todo se encuentra a muy corta distancia lo uno de lo otro. En no más de 30 minutos usted ya habrá cruzado el país. Y este lapso es mucho, si tomamos en cuenta la gran cantidad  de curvas y montañas que hay que recorrer para llegar a parajes y sitios como Triesen y Malun, lugares de “sport” y de recreo para practicar el deporte de invierno.

 

Conozca Liechtenstein y quedara sorprendentemente fascinado. Un pequeño Estado que con su belleza natural se encuentra situado en mediación de Los Alpes, y en el mero corazón de Europa. El país es mundialmente conocido por su bellísima y atractiva colección de timbres y sellos. Además, el pequeño Principado le ofrece una atmosfera de encanto y relajación que le hará muy difícil olvidarlo.

 

Por encima del Valle del Rin se encuentra el Liechtenstein alpino: un mundo maravilloso, de verde vegetación, agua, sol, aire, fresco, nieve y montañas.  Abajo, el fértil valle que deja ver, asomándose a sus pies, la naturaleza misma de un precioso país y Principado que es Liechtenstein

 

Liechtenstein es un país para entusiastas. Diversión, deporte, caminata, esquí,  natación, pesca, caballos, compras, todo esto es lo que rodea este fabuloso país que hay que conocer y disfrutar.

 

 

Vaduz

 

Deténgase en Vaduz la gran capital del pequeño Principado. Una ciudad realmente bella y espectacular. Su gente es increíblemente atenta y amable. Habiendo estado en esta ciudad por el mes de julio de 1986, me sorprendió mucho encontrar unas 6 personas que están estudiando el español. Un buen amigo, el señor Reinhard  Cameli, me invito muy amablemente a su casa donde tuve la oportunidad de conocer a su esposa  Helga  y su pequeño hijo Rainer. Personas muy simpáticas con las que platique y conocí acerca de la vida en ambos países: México y Liechtenstein.

 

Conozca Vaduz este pequeño y amigable pueblo al pie del Castillo, y rodeado de Viñedos y paisajes espectaculares. Si es usted amante del arte, vaya y vea una de las colecciones más bellas. Grandes obras maestras que se presentan en las Galerías del Príncipe y la Galería Nacional. Ambas valen la pena visitarlas.

 

Cruce la calle y entre a ver una de las colecciones de timbres y sellos más fabulosa del mundo: una preciosa y magnífica colección con los timbres más bellos no solo de Liechtenstein, sino del mundo entero. Los colores, los dibujos y los paisajes impresos son algo de admirarse. Se dice que los 100 mil turistas que vienen anualmente a Liechtenstein (muchos de los cuales solo vienen de entrada por salida), dejan enormes ganancias  a las arcas municipales y del país por la compra de colecciones  que hacen aquí en Liechtenstein.

 

Conozca las calles de la ciudad y adéntrese en la gente y en el sentir de los liechtenstenses y los vaduzinos. Haga sus compras, vaya a los pequeños cafés y restaurantes  que se dejan ver por la calle principal de Vaduz: la Staadtlke Strasse. De una vuelta por el recodo y pasee por  Xulestrasse. Platique con la gente y no olvide de llevar un souvenir de este bello Principado.

 

Si desea conocer aún más de Vaduz, recorra detenidamente todos estos lugares; el Schloss Vaduz (el Castillo de Vaduz), Regierungsgebaaude (el Edificio Gubernamental), el  Rathaus (el ayuntamiento),  la Pfarrkirche (la Iglesia parroquial) el Landesmuseum (el Museo Nacional de Liechtenstein), la Gemaldegalerie (la Galería de Arte), y el Briefmarkenmusem (el Museo Filatélico).

 

 

Divirtiéndose en Vaduz   

 

Diviértase en Vaduz comprando, comiendo, bebiendo, paseando y caminando. Todo aquí es excelente y a muy buen precio. Conozca el Torkel, lujoso restaurante cuyo propietario es el propio Príncipe de Liechtenstein. El lugar está lleno  de una atmosfera agradable y usted estará rodeado de viñedos, símbolo de fertilidad y buena vida.

 

Disfrute el lugar y pruebe ese riquísimo vino rojo (tinto) de Vaduz. Es excelente. Deléitese con una exquisita carne asada a las brasas, al estilo Vaduz. Papas a la francesa, pan, postre, galletas y su refresco preferido. Luego un café con una nieve de chocolate y….a seguirle.

Si quiere otro buen lugar, vaya a The Old Castle Inn, buen lugar para pasar el rato, comer, charlar  y  disfrutar. Si está interesado por las Discos y el entretenimiento, le recomiendo el Maschilina, que se encuentra en Triessen; la Romerkeller y la Roxy, en Balzers; y la Tiffany en Eschen.

 

 

Recorriendo Liechtenstein

 

Liechtenstein,  aunque pequeño es hermoso. Las “ciudades” no se encuentran más allá de 15-20 minutos una de la otra. Vaya a Balzers, triesenberg y Schaan. Todas ellas son villas de encanto y descomunal belleza. Admire las Iglesias de aguja y copula bizantina. Admire los pasajes. Suba al autobús o rente un carro. Disfrute de la belleza que Liechtenstein le ofrece y no pierda el tiempo como para no dejar de tomar fotografías.

 

 

Un pequeño adiós a este Principado

 

Dios adiós es tal vez “te dejo”. Pero decir adiós a Liechtenstein es decir “me voy, pero sé que muy pronto volveré “. Así es este país y este Principado. Un lugar que lo tiene todo en su gente, en sus montañas, en su valle, en su música. Un lugar de florecientes valles, montañas y  ríos; lugar de aguas cristalinas que tienen el embrujo y el hechizo que sólo un país como LIECHTENSTEIN  ofrece. 

 

 

Música de fondo: "Liechtenstein".

 

 

           

 

 

Artículo aparecido en el periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 17 de mayo de 1987.

 


 

Volver a la Página de
Europa

 

      Páginas en Internet    

 

 

  Embajadas en México: Embajadas acreditadas en México

  ONU: Organización de las Naciones Unidas    

  OMS: Organización Mundial de la Salud

  ADI: Alzheimer’s Disease International

  RAE: Real Academia Española

  GP: Green Peace

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2011 / Derechos Reservados.