Ven a mi mundo

 

Europa        

 

 

Italia    

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

País de arte y cultura. Tierra hermosa y cuna de la civilización romana. Ligar y sitio de la “Dolce Vita”, donde sus habitantes ríen, discuten, juegan y aman. País de enorme belleza e historia sin límites. Sus ciudades, su gente su arte, su belleza y su esplendor hacen que todos quieran conocer e ir a la fabulosa y bella ITALIA.

 

 

 

 

Vamos a Italia

 

Hablar de Italia es hablar de arte, es hablar de historia. Historia de la cuna de la civilización moderna. País que  contempla un gran desarrollo cultural y que junto con Grecia es cuna de nuestra civilización, leyendas, historia, música, poesía, y literatura muestran tan solo algo de lo mucho que nos ofrece esta tierra que es la bella Italia.

 

Es en época prehistórica que los ligures, veroneses, talis y sicanos pueblan suelo italiano. Y, no es sino hasta el siglo XV al XII a.C. que los indoeuropeos llegan en oleadas sucesivas para fundar y crear la cultura tarahumara. Luego, en el siglo X a.C. aparecen los groegos, quienes se instalan en Córcega, mientras que los fenicios se apoderan de Sicilia y Cerdeña.

 

Roma es fundada en el VI a.C. según la leyenda por su rey Rómulo hermano de Remo. Es entonces  que la ciudad  surge  como un gran centro políticamente organizado. Más tarde, en el 509 a.C. queda abolida la realeza y se proclama en Roma la Republica. En el  241 al 264 a.C. tiene lugar la Primer Guerra Púnica y Roma expulsa de Sicilia a los cartagineses.

 

Continúa  una segunda y tercer Guerra única. Cartago acepta una paz humillante y luego la ciudad es destruida. En el año 44 a.C. Julio Cesar es asesinado por su hijo Bruto. Viene una guerra civil y, Octavio que derrota a Marco Antonio, se proclama emperador con el nombre de Cesar Augusto. Es entonces cuando Roma impone su poder en todo el mundo.

 

Viene la Era Cristiana. En el año 330. Constantino es convertido al cristianismo y traslada la capital a Constantinopla. En el 395 Italia es invadida por bárbaros visigodos, ostrogodos, vándalos y hus, lo cual  debilita y  hace sucumbir al imperio de Occidente, permitiendo así la invasión de los lombardos. En el 753 éstos se convierten al cristianismo e intentan unificar el país dominar al Papado. No lo logran y son derrotados por Pipino el Breve quien dona al Papa el patrimonio de San Pedro, originando así los Estados Pontìficos y de la Santa Sede.

 

En el 744 Carlomagno derrota a los lombardos y renueva la donación de Pipino y entrega a su hijo la Corona de Italia. Años más tarde, justo en el 800, Carlomagno se hace coronar Emperador en la Ciudad de Roma.

 

En el siglo IX es de lucha para el país, pues Italia es asolada por normandos y sarracenos. En el 936 Otón I, el Grande, establece la costumbre de ir a Roma para ser  consagrado emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Luego, en el 983, Otón III instala su capital en Roma

 

Al iniciarse el Renacimiento (en el siglo XV), Italia se halla dividida en varios reinos. Surgen las luchas por el poder y el país pasa al campo de batalla entre Francia y España. Unas veces ganando tierras, otras veces perdiendo posiciones o territorios. En 1796 Napoleón  vence al rey de Cerdeña y se impone al resto de los Estados Italianos, expulsando de Italia al ejército austriaco. Bonaparte establece varias repúblicas títeres y cede Venecia a los Habsurgo a cambio de Bélgica.

 

En 1804 Napoleón se corona rey en Milán como rey de Italia, anexándose Roma y los Estados Pontificios. Luego, en 1814 al caer Napoleón y derrumbarse el régimen francés son restauradas las antiguas monarquías. Un año después, en 1815, el Congreso de Viena consagra la preponderancia austriaca en Italia. Luego, con la elección del Papa Pío IX comienzan en 1846 las luchas por la unidad italiana. En 1870 con la toma de Roma y la liquidación temporal de los Papas los italianos, bajo el mandato de Víctor Manuel II, logran la unificación del país.

 

Continúa Humberto I quien sigue la política unitaria de su padre. Luego, bajo Víctor Manuel III (1900-1946), Italia se transforma en un país económicamente próspero y activo. Viene la Primer Guerra Mundial y aparece la figura de Mussolini. En  1919 Italia reconoce la soberanía del Papa sobre el Vaticano y declara el catolicismo como religión oficial. Italia vuelve a intervenir en un conflicto internacional. Esta vez es en la Segunda Guerra Mundial. Mussolini forma la Republica Social Italiana en el norte del país, ero cuando intenta huir a Suiza es detenido y ejecutado.

 

Finalmente en 1946 restaurada la Monarquía, Víctor Manuel III abdica a favor de su hijo Humberto II, pero un referéndum opta por la República, situación que persiste hoy día.

 

 

Italia: el país de la bota        

 

Semejante a la forma de una bota, la bella Italia es un país con un área de 301,225 kilómetros cuadrados. Su superficie es equivalente a 4.1 veces al Estado de Baja California Sur, aquí en México, que cuenta con una extensión territorial de 73,475km. Cuadrados.

 

Con una población de 60 millones de habitantes, Italia limita al noreste con Francia, mientras que al norte lo hace con Suiza y Austria. Al noreste, Italia colinda con Yugoslavia, y al este da hacia el Mar Adriático. Por último, Italia da hacia el sur con el Mar Jónico y Mediterráneo, mientras que al oeste da hacia los mares Tirreno, de Liguria y al propio  Mediterráneo.

 

Italia se divide en dos grandes partes que comprenden un total de 20 regiones: la Italia Peninsular o Insular, abierta ésta última las influencias mediterráneas.

 

La Italia del Norte comprende la vertiente meridional de los Alpes que domina la planicie del Rio Po. Sus regiones más importantes son la preciosa Piamonte, la bella Lombardía, y la espléndida y romántica Venecia. Sus ciudades principales son Milán, Venecia, Génova y Bolonia.

 

La Italia peninsular es en gran parte montañosa, así como volcánica. Regiones como las del Vesubio y las del Etha son de las más bonitas y espectaculares. En lo que se refiere a las islas las más conocidas son la preciosa y tentadora Sicilia, así como la alegre Cardeña. Y, en cuanto a ciudades importantes, tenemos nada menos que a Roma, la capital, así como a Nápoles y Palermo.

 

País bañado por los mares, país de tierra caliente y vibrante a los rayos del sol, a la vida, al amor, Italia no deja de ser uno de los países más bellos del mundo. Teniendo como nombre oficial de la República Italiana (República Italiana), sus 60 millones de habtantes no dejan de ser y estar felices al vivir en este país tan lleno de encanto y belleza artística.

 

Italia es bella por muchas razones. Una es simplemente su nombre. Decir Italia es hablar de música y poesía. Visitar y conocer Italia es venir a formar parte de ella y transformar su belleza en algo más que eso. Es adentrarse en la vida misma de los italianos y de un país que lo tiene todo: arte, cultura, música, poesía, literatura, teatro, leyenda, diversión y sobre todo, su gente: los italianos, que le harán disfrutar aún más su visita a este hermoso país

 

 

Viniendo a Italia  

 

Llegar a Italia es sencillo. Existen vuelos directos hacia Italia desde América, nuestro continente. Vuele a través de Alitalia, la compañía  aérea nacional italiana. Vuele por México o por Estados Unidos. Lo que se le haga más cómodo y económico. Usted muy pronto  estará llegando en un Jumbo-747 al Aeropuerto Internacional Leonardo da Vinci, conocido y referido muchas veces como Fiumicino.

 

Ahora, que usted ya está en Europa: pues vuele directo desde cualquier capital europea, ya sea Londres, París, Múnich, Frankfurt, Praga, Madrid o Moscú hasta la bella Roma o la impresionante Milán. Si prefiere viajar en tren, pues hágalo. Incluso hasta podría viajar en el Expresso de Oriente o en el lujoso Expresso Galilei, o bien, en el Palatino.

 

 

Italia y su economía

 

Italia es un país altamente industrializado. Sus plantas automotrices como la Ferrari y la Maseratti son mundialmente conocidas. Así mismo, Italia es un país que posee considerables recursos agrícolas como lo es trigo y el maíz. En el campo industrial se halla la industria del vidrio, del acero, la textil y la mecánica.

 

La divisa recurrente es la Lira italiana, la cual se encontraba al momento de redactar este  articulo (6de mayo de 1987), a  una paridad de 1,260 liras por dólar norteamericano, algo muy similar al valor actual de nuestra moneda el peso mexicano. Claro que con la única gran diferencia que mientras la lira italiana ha repuntado, nuestro peso mexicano sigue cayendo estrepitosamente.

 

El año pasado, en el mes de abril la lira tenía  un valor de 1,500 unidades por dólar. Hoy ha subido ya 230 puntos. Ahora que,  nuestra moneda, en el mismo lapso, pues se ha debilitado desfallecientemente en más de un 180%.

 

 

Italia: país de la cultura y la “dolce vita”

 

Italia es el país del arte, la cultura, y por decirlo así,  de la doce vita. Todo aquí es belleza plasmada en cada lugar, monumento y sitio histórico de la gran Italia. El país es arte, cultura, belleza y encanto. Desde la alegre Roma, la capital, con su enorme Coliseo, testigo de grandes batallas y arrojados gladiadores. Roma ciudad de mil confines y belleza realmente espectacular. Estarán luego grandes centros turísticos donde uno podrá apreciar algo más que arte. Usted podrá conocer Florencia, Venecia, Pisa, Verona, Boloña, San Remo, y mil ligares más del norte de Italia.

 

Luego podrá conocer Milán con su impresionante catedral: Parrugia (Perusa), centro cultural y educativo: Asís, centro religioso, Cortina D’ Ampezo, lugar recreacional para los deportes de invierno. Tendrá también la oportunidad de desplazarse hasta la fabulosa Nápoles  y conocer la romántica Sorrento, así como la maravillosa Isla de Capri y la Gruta Azul. Y  luego, para terminar, un paseo por otros lugares como Turín, Vicenza, Parma, Castelfiordo, Spoleto, Ravena, Siena, Orvieto, Rímini y Salerno. Y, por último, un brinco más hacia el mar para zarpar a la preciosa Sicilia y conocer el Palermo, su capital, así como otras islas como son Cerdeña,  Ischia y Elba.

 

 

Roma   

 

Roma es la capital de Italia. Una bellísima ciudad que con sus 3 millones 150 mil habts. Le harán sentir y vibrar una vida de un mundo agitado donde se mezcla el arte, el sabor, la cultura, la alegría y la diversión. Fundada  según la tradición en el año 753 a.C. Roma es hoy en día es algo más que una ciudad. Es un centro a donde van todos los caminos y donde uno encontrará algo que es la vida misma al saber que Roma es la Ciudad Eterna.

 

Venir y llegar a Roma es encontrarse con uno mismo. Es ver algo más de lo que se ve, se siente, y se escucha. Roma es para los dioses y los amantes. Roma es para quien guste de la diversión, el comer y el buen vivir. Roma es para todos y todos somos para Roma.

 

Roma no solo es para conocerla, sino que Roma es también para vivirla. Ciudad de grandeza y gran espíritu, Roma le fascinara por sus lugares y su gente. Inicie su recorrido en la majestuosa Basílica di San Pietro, enclavada en El Vaticano, Estado Pontifico conocido como la Santa  Sede, y del cual hablare (escribiré) en un artículo por separado en esta misma sección “Tópicos” , una vez que lleguemos a la letra” V”  del Vaticano.

 

El Vaticano y la Basílica de San Pedro es toda una experiencia no sólo para los ojos, sino el corazón mismo. Esa plaza, esas columnatas, esa visión de quien la creo, la diseño y la construyo. Riquezas y maravillas que uno contempla extasiado al estar frente a la Basílica y al entrar a ella

 

Entre a ella y escuche audífonos y proyectores la historia y construcción de la Basílica de San Pedro. Las historias y narraciones se cuentan en varios idiomas, entre ellos el español, por lo cual no tendrá problema alguno para entender.

 

Aproveche la oportunidad para escuchar misa en su propio idioma. Todos los días hay misas en varios idiomas. Confiésese  con el Papa. Existen buenas posibilidades de hacerlo, sino. Simplemente hágalo en su propio idioma. Existen un sin número de confesionarios que ofrecen confesiones en italiano, inglés, español, francés, portugués, ruso, polaco, holandés, japonés, y alemán.

 

Entre al Museo del Vaticano y vea las joyas que depara este gran museo. Luego, muy cerca de aquí, no se pierda por ningún motivo el admirar la Capilla Sixtina y la obra cumbre de Miguel Ángel: El juicio final. Y, en El Vaticano, justo en la basílica de San Pedro, entrando a mano derecha, contemple su obra cumbre en escultura: La Pietà (La Piedad). Vea cada línea, cada detalle. Vera que es única.

 

Vaya ahora, tome un camión o aborde el metro y diríjase hasta El Coliseo, el grandioso anfiteatro romano que fuera empezado a construir en tiempos de Vespasiano y que fuera terminado por Tito allá por el año 80 después de J.C. El lugar es impresionante. Sus 80 filas de gradas podían dar cabida a más de 80,000 espectadores que presenciaban los tórridos combates de los gladiadores que eran arrojados a las fieras.

 

Vaya a otros lugares y conozca más de cerca el Foro Romano el Arco de Tito, la Tumba de Rómulo, las Colinas Palatinas, y el Circo Romano. Luego, vaya y de un paseo por la Vía Véneto. Haga sus compras y no olvide disfrutar de una deliciosa birra (cerveza)  refrescante en alguna de sus paradas. Pruebe también un delicioso café onero, café expreso, o café capucho, deliciosos cafés italianos acompañados de un panino con burro (pan con mantequilla).

 

Vaya ahora a la Gallería Borghose  situada en el parque más grande de Roma. Vea las casas y la Colección Berini. Admire una exclusiva colección de Tizianos y Carvaggios. En la noche vaya y disfrute de un paseo por la Piazza Nayona (Plaza Navoña), la Piazza di Spagna (Plaza de España), la Trinita dei Monti (la Trinidad del Monte) y la Fontana di Trevi (la Fuente de Trevi). 

 

Suba los cientos de escalones de la Trinita dei Monti, antiguo centro de estudios del Colegio del Sagrado Corazón. Compre flores y regáleselas a una guapa italiana que pase por ahí y le guste. Vaya ahora que es de noche a la Fontana di Trevi, la  preciosa Fuente de Trevi, que le hará querer volver a la bella Italia y encantadora Roma

 

Refrescante agua que con su brisa le hará disipar el calor de la ciudad eterna y le hará ver y conocer más de cerca la vida de los romanos. Identifíquese con los turistas, sean estos italianos o no, y haga como todos: arroje tres monedas en la fuente. De espaldas a la misma, pida tres deseos y arroje sus tres monedas. Usted de seguro volverá a pisar Roma, la Ciudad Eterna.

 

Goce de la vida a la romana y disfrute de una buena comida. Saboree un delicioso Valpolicela o una riquísima cerveza  acompañada de su platillo favorito. Pero antes de esto, o despues, si lo prefiere, y para bajar la comida y quitarse el calor, pruebe uno de esos riquísimos gelati. Un cono de nieve de agua sabor limone (limón), fragola (fresa), melone (melón), o bien un helado de crema, también en cono, ya sea de cioccolato, venella o fragola.

 

Entonces sí, vaya a un buen restaurante como el Sabatini o el Papa Giovanni. Ahora que si le gusta el entretenimiento, la música y el espectáculo vaya a bailar y divertirse al Jacki-O, lugar muy posh, lleno de grandes celebridades. También está el Open-Gate, que es una cava y Piano-bar. La Cage-Aux-Folles (Jaula de las Locas) es una discoteca de “buena onda”, y Veleno una discoteca de jóvenes, mientras que Easy Going es un lugar disco para gente gay e inn.

 

Conozca Roma de noche. De un paseo por los lugares ya visitados y otros aùn no conocidos. Vaya nuevamente al Coliseo, al Monumento a Víctor Manuel, a San Pedro el Vaticano, a Piazza del Poppollo, a Piazza Navona, a las Estatuas de Berini, a la Trinidad del Monte y a la Fuente  de Trevi. Despídase de Roma y dígale; Ci vediamo, “Nos vemoos”.

 

 

Florencia

 

Los italianos la llaman Firenze. Ciudad de arte y vida que con sus 600 mil florentinos se halla enclavada en la región de Toscana. La ciudad es toda belleza, pues su arte se encuentra donde quiera.

 

Conozca aquí el verdadero David de Michel angeló, el David de Miguel Ángel. Vea cada detalle, cada brazo, cada pierna, la cara, la cabeza, la proporción de todo el cuerpo, los pies, las manos, los brazos, las venas. En fin, todo. Vera que esta si es una obra maestra.

 

Conozca y recorra la ciudad. Vaya a la Piazza della Signoria (Plaza de la Señoría), el Palazzo  Vecchio (el Antiguo Palacio), la academia  y el Domo. Disfrute de la ciudad, y muy cerca de la Ferrovía (la Estación del Tren) pruebe donde se duce se hace y se vende la mejor nieve del mundo. El lugar se llama: Triangolo delle Bermude (Triangulo de las Bermudas).

 

 

Pisa

 

Pisa es otro de los lugares imperativos a visitar. Habiendo rivalizado con Génova y Venecia como república marítima, y habiendo contenido con Padua y Perugua (Perusa) como centro y ciudad universitaria, Pisa es mundialmente conocida por su famosa torre: la Torre Inclinada de Pisa.

 

La torre es todo un espectáculo debido a su gran inclinación. Miles de turistas la visitan año con año subiendo hasta lo alto a través de las estrechas escaleras de su interior.

 

 

Venecia

 

En el libro Las Ciudades Invisibles de Ítalo Calvino,  Marco Polo admite a Kublai Khan que todas sus descripciones de ciudades fabulosas son un vano y débil intento por capturar una ciudad: Venecia, Ciudad construida en cientos de islas y que conjuga estilos contrapuestos romancescos y bizantinos.

 

Venecia es un sueño. Situada al norte del Adriático y con poco más de 450 mil  habitantes la ciudad de los canales le encantará por ese toque fascinante lleno de magia, amor y fantasía. Embárquese y vaya hasta la Piazza San Marco, el Palazzo ducale y las múltiples galerías que circundan estos lugares.

 

Conozca cada uno de los 6 distritos de la ciudad como lo son: San Marco, Castello, San Polo, Santa Croce, Cannaregio y Dorsoduro. El Canal Grande es la arteria fluvial principal, un canal en forma de “S” invertida con estaciones de parada a intervalos definidos. Conozca Venecia de noche. El paseo en lancha, góndola o vaporeto será sublime. El ver toda Venecia iluminada le hará enamorarse aún más de la encantadora Venecia.

 

 

Viva la Italia  

 

Italia es un placer, como placer es conocer Italia. El país está lleno de  color, vida y alegría. Su caluroso verano podrá soportarse con sus refrescantes agua fría que sale de todas las fuentes y llaves de las ciudades de Roma, Florencia, Spoleto y muchas, muchas más. Además, esas riquísimas nieves y conos de agua le harán a uno revivir ante el tremendo calor de la bella Italia.

 

Usted vaya y diga: “Viva la Italia”, un país realmente primoroso al que año con año acuden más de 54 millones de turistas (cincuenta y cuatro millones de turistas), más de lo que recibe España y por supuesto muchísimo más de lo que recibe México a donde solamente acuden , desgraciadamente, no más de 5 millones de turistas.

 

Y ahora anímese y aprenda a hablar italiano. “Si” y “No” se dicen de igual manera, mientras que “gracias” se dice grazie (pronuncido “gratsie”). Ciao (pronunciado “chiao”) significa “hola”, “buenos días” se dice bou giorno (buon  yiorno) y “adiós” se dice arrivederci (pronunciándose “arriverdechi”)

 

 

Arrivederci  Roma

 

País de la bota, el vino, la cultura y el placer. Lugar de mil encantos que a través del arte y de su gente le hacen a uno conocer y querer más a este país que cree en la vida y en el amor. País de ensueño y de locura y que lleva el nombre de la bella ¡ITALIA!

 

 

Música de fondo: "La lontananza", tema original de Doménico Modugno.

 

 

           

 

Artículo aparecido en el periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 10 de mayo de 1987.

 


 

Volver a la Página de
Europa

 

      Páginas en Internet    

 

 

  Embajadas en México: Embajadas acreditadas en México

  ONU: Organización de las Naciones Unidas    

  OMS: Organización Mundial de la Salud

  ADI: Alzheimer’s Disease International

  RAE: Real Academia Española

  GP: Green Peace

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2011 / Derechos Reservados.