Ven a mi mundo

 

Europa        

 

 

Irlanda del Norte    

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

País de increíble hermosura y espectacular belleza. Lugar de maravilla donde su gente deja a un lado lo suyo para damos una muy cálida bienvenida y para mostramos el encanto del país y de ciudad en la que viven. Gente laboriosa, simpática y amable que le hacen a uno olvidar sus problemas y donde no existe mas que una sola y preciosa: IRLANDA DEL NORTE.

 

 

 

 

La historia de Irlanda del Norte

 

La historia de Irlanda del Norte inicia como aquella la de su hermana República de Irlanda. Cada una cosa con su propia vida, cada una forjando su propia lucha y su propio destino. Unidas por lazos de sangre y divididas por una simple frontera y algunos imbricados aspectos ideológicos, no siempre es fácil decir donde comienza una y donde termina la otra.

 

Irlanda del Norte, a veces referida como Ulster, aunque ésta abarque tan solo 6 de los 9 condados de la antigua provincia de Ulster, ocupa la parte  norte de esa preciosa Isla Esmeralda que es Irlanda. Llena de esplendida belleza, la historia  de Irlanda del Norte va siempre ligada a toda Irlanda como isla. Isla que refleja el sentir de dos pueblos unidos entre si y divididos, al mismo tiempo, por circunstancias del destino.

 

Hablar de Irlanda del Norte es contemplar un pasado que nos viene  a relatar una influencia noruega, normana  e inglesa. Políticamente aún, parte del Reino Unido, Irlanda del Norte quedó desprendida de lo que es la República de Irlanda, allá por el año de 1920.

 

El país tiene su propio Parlamento (Parlamento que fue suspendido en 1972). Pero el cual aún, envía miembros del Parlamento a la Cámara de los Comunes en la ciudad de Londres. Asimismo, siendo Irlanda del Norte un país que forma parte constitutiva del Reino Unido, los norirlandeses envían 3 miembros a lo que se da en llamar el Parlamento Europeo.

 

 

Irlanda del Norte: un país de gran belleza  

 

No cabe duda que Irlanda del Norte es un país de gran belleza. Sus múltiples paisajes y villas llenas de colorido hacen que esta pequeña porción  de isla sea uno de los rincones más bellos de mundo. Sus hermosos paisajes, bellas colinas y costas bañadas de mar y por el viento hacen suspirar y querer volver a quien por primera vez visita Irlanda del Norte.

 

Alguna gente pensara que es temerario viajar a Irlanda del Norte. No hay nada más falso que esto. Irlanda del Norte es un lugar sumamente seguro. La prensa amarillista de carácter tercermundista hacen demasiado grandes los problemas que enfrenta este bello país. Toda Irlanda del Norte es sumamente segura, tanto para el turista, como para el visitante y la gente que vive allí.

 

No hay nada más hermoso que conocer este país que con sus parajes, sus ciudades y su gente hacen a uno deleitarse y disfrutar cada momento. El poder apreciar por uno mismo la viva realidad de la bella Irlanda del Norte es como para ponerse a reír de algunos ingratos periodistas que tan solo ven el aspecto negativo y la nota roja de un país que ama y ofrece lo mejor para el turista que va y llega a conocerlos.

 

 

Así es Irlanda del Norte 

 

Irlanda del Norte es un país como cualquier otro. Con sus problemas, sus aspectos Positivos, sus grandes recursos. Sus inclinaciones, sus aspiraciones. Todo como existe en los demás. Esto es su gente. Los norirlandeses de las personas más amables y simpáticas que he visto y con las que de cierta manera he convertido. Y a esto me refiero a ambas Irlandas por igual tanto a la República de Irlanda como a Irlanda del Norte.

 

 

Aquí está Irlanda del Norte

 

El país se encuentra enclavado en la parte norte de lo que es la gran Isla de Irlanda. Teniendo una extensión territorial de 14,102kilometros cuadrados. Irlanda del Norte es 78 % veces más chico que nuestro Estado de Nuevo León, aquí en México, donde contamos con un área de 64,924 kilómetros cuadrados de superficie.

 

Irlanda del Norte limita hacia este mismo punto con el Canal del Norte el cual da hacia el Océano Atlético. Hacia el este, el país da hacia el Irish Sea (Mar de Irlanda), y hacia abajo, hacia el sur, lo mismo que hacia el oeste. Irlanda del Norte colinda con su hermana la República de Irlanda. Con una población de poco más de un millón y medio de habitantes, las principales ciudades de Irlanda del Norte son: Belfast, la capital y Londonderrey, moderna ciudad y pintoresco pueblo.

 

 

Irlanda del Norte y su economía

 

Irlanda del Norte es un país de clima húmedo y suave que produce avena, manzanas y lino. Uno de sus principales recursos es la cría de bovinos y cerdos. Así mismo, el petróleo es uno de sus más importantes recursos.

 

Irlanda del Norte tiene su propio banco, pudiendo utilizar tanto sus propios billetes y moneda como aquellos y aquellas de Inglaterra. El valor de su moneda y el nombre de la misma es el de la Britis Pound (libra esterlina), lo único que cambia es el color de los  billetes o la inscripción de las monedas.

 

Actualmente la libra esterlina equivale a 1.64 dólares, queriendo con estos decir  que la libra  vale más que el dólar. Esto según la cotización presentada el día martes 21 de abril de 1987, fecha en que escribo el presente artículo. Si hiciera la comparación a nuestra moneda, estaríamos hablando de 1,920 pesos mexicanos por cada libra esterlina que deseáramos adquirir.

 

 

Irlanda del Norte tal y como es

 

Irlanda del Norte es un país que cuenta aproximadamente con un millón y medio de  habitantes. Su capital es la preciosa ciudad de Belfast. Una metrópoli de gran lujo, amplias avenidas, limpieza absoluta, edificios relucientes, y gente que se entrega a cada momento.

 

Y no solamente Belfast. Existen también  otros sitios y otros lugares como Londonderrey, conocida  como Derry, y donde podrá admirar las famosas y tal vez únicas fortificaciones  totalmente intactas de toda Irlanda y Gran Bretaña, pudiendo ser, así mismo. La ultima de todas las fortalezas construidas en Europa.

 

También es la región de Giant`s Causaway con sus famosas piedras y contornos geométricos. Deléitese  viendo ese hermoso paisaje de rocas basálticas y escuche las historias y leyendas de como los gigantes se abrieron paso a través de esta piedra cual si fueran placas que mostraban el camino hacia la cumbre y la gloria de la montaña y de los sueños.

 

 

Viniendo y llegando a Irlanda del Norte   

 

Venir y llegar a Irlanda del Norte es fácil. Vuele Monterrey-Houston, Houston-Londres. Londres-Belfast. Si lo prefiere vuele a través de la Britsh Airways o a través de Air Lingus, desde alguno de los aeropuertos de Londres hasta el aeropuerto de Dublín y de ahí tome un tren que en dos horas lo llevaran hasta la Estación Central de Belfast. La preciosa capital de Irlanda del Norte.

 

Adéntrese en la aventura misma. Tome la opción de viajar en tren y recorrer así las dos Irlandas. Conozca el verdadero sentir de la gente. Vera que no hay problema alguno. La gente es comunicativa. Disfrute de su viaje y goce platicando con los demás viajeros. Seguramente serán irlandeses quienes le explicaran la historia de su país y sus costumbres.

 

Vea, platique y observe. Los irlandeses es gente sumamente agradable. Ellos le invitaran a tomar asiento, jugar baraja, black-gammon, domino o dados. Invíteles un refresco o una cerveza, ellos a su vez le invitaran. Todo es divertido máxime que usted será el centro de atención. Disfrute ahora el paisaje. Notara que este va cambiando a medida que usted se adentra más en la parte norte de la bella Irlanda. Vea los campos y pequeños pueblos dejados a lo largo del trayecto. Adéntrese en el corazón de los irlandeses y su país. Muy pronto estará llegando a Belfast, una de las ciudades más asombrosamente bellas que haya yo conocido.   

 

 

Un poco más sobre Irlanda del Norte

 

Belfast es la capital de Irlanda del Norte. Una ciudad sumamente bella y atractiva. Mucho más de aquello que la falsa propaganda y adversa publicidad la hace aparentar. Y es que, en verdad, esa serie de trágicas escenas de bombas y terror están tan alejadas de la realidad.

 

Con lo anterior no quiero decir que no existan problemas en el país. Los hay, pero no de tal magnitud. Son cosas más bien que pasan en países tercermundistas plagados de prensa amarillista pagada por su propio gobierno que “tratan de ver la paja en el ojo ajeno y no  la viga en el propio” Prensa y países que tratan de exagerar lo que aquí sucede para así evitar pensar en sus propios problemas.

 

Recorrer el país es adentrarse en la vida misma de los norirlandeses cuya tierra está llena de herencia celta. Una tierra de guerreros, hombres y mujeres y gente que se abría paso y daba lugar a regias leyendas como la de los gigantes de Giant’s Causway. Así como la creación de la primera iglesia cristiana de Irlanda, fundada por St. Patrik (San Patricio).

 

 

Así son los irlandeses en Irlanda del Norte

 

La complejidad de las diferencias políticas y religiosas no impide por ningún motivo que la gente de Irlanda del Norte pueda dar una cálida bienvenida a todos los visitantes que vengan a este hermoso país. En verdad, los norirlandeses poseen un gran sentido del humor y la amistad.

 

Culturalmente la gente de Irlanda del Norte está íntimamente ligada a sus hermanos los escoceses. Tanto Irlanda del norte como Escocia tienen mucho en común, incluso hasta pudiera decirse que su acento es muy similar. Sin embargo, hay que aclarar que los norirlandeses tienen su casta y tienen su origen. Son irlandeses y se sienten orgullosos de serlo

 

Por mi parte, habiendo conocido gente de ambas Irlandas (Irlanda e Irlanda del Norte), he de decir que en muchos países me sorprendió la amabilidad, trato y buen humor de toda su gente. Algo que es notorio simplemente al ver a la gente interactuar.

 

 

Mi impresión sobre Irlanda del Norte

 

Yo ya había visitado Irlanda, pero esta era la primera vez que visité a Irlanda del Norte. Era julio de 1986. Me encontraba en Alemania. Saldría de Frankfurt para llegar a Dublín en un vuelo de Air Lingus. Era un avión Tridente que en escasas  dos horas o dos horas y media estaría arribando al Aeropuerto Internacional de Dublín. Allí estaría unos días para más tarde partir a Belfast. La capital de Irlanda del Norte.

 

El viaje lo hice en tren. Yo quería ir y conocer Irlanda del Norte. No sabía cómo era. La gente me aconsejaba no ir. Gente sobre todo de Monterrey, alguna de Francia y otra de Alemania. Como pocas veces le hago caso a la gente, pues sé muy bien que muy pocas veces saben lo que me interesa, decidir yo. Y como diría aquella gloriosa frase de Julio Cesar: “Fui, vi y vencí”. Irlanda del Norte me encanto. Me sentí conquistador y al mismo tiempo conquistado-

 

Me recuerdo que la gente me aconsejaba no ir “por aquello de las bombas”, pero como dije, acostumbrado a no hacerle caso a todo lo que dice la gente, decidí ir y conocer Irlanda del Norte. Me di cuenta que si existen algunos sucesos, pero estos son completamente aislados y en sectores sumamente reducidos de una o dos ciudades. Los tales bombazos se ven más en nuestro país que por falta de una prensa libre y verdadera se callan y ocultan.

 

 

Una pequeña anécdota

 

El descubrir Irlanda del Norte fue para mí una sorpresa  mayúscula. El país no solamente me sorprendió por su belleza, sino su gente. Gente amable, entusiasta, trabajadora, siempre dispuesta a ayudar. Recuerdo muy bien haber llegado a Belfast. Y, habiendo salido de la Estación de tren, caminaba yo por una calle cercana al centro cuando pregunte a un joven de unos 20 años, donde se encontraba cierta plaza donde podría yo tomar el autobús.

 

El muchacho, aunque iba completamente para un lado totalmente opuesto al mío me acompaño unas cinco o seis cuadras y me explico todo lo principal de la ciudad y el lugar donde podría tomar el autobús. Algo inaudito si se compara a otros países. Pero así es Belfast, y así es Irlanda del Norte.

 

Claro que esto no fue todo. Ya estando en la plaza donde iba a tomar el autobús, se acercaron dos o tres personas más para saber si me podían ayudar, o si ya sabía que  autobús tomar, o si quería llegar a algún lugar en especial o simplemente estaba perdido. Al principio me sentí como  venido de otro mundo.  Poco a poco me di cuenta de esa gran amabilidad que tienen los irlandeses y ese deseo de ayudar a los demás. A todos ellos les di las gracias. A uno de ellos le pregunte cierto sitio. No solamente me indicó el número de autobús y el rotulo indicativo, sino que me llevo hasta la mera parada de camión, detuvo al chofer, le explico a donde quería ir yo, y le pidió que me indicara donde bajarme para no perderme. Así me fui platicando con el chofer quien me invito el pasaje y me fue explicando lo que iba viendo en el trayecto. Casas hermosas, edificios muy bonitos fueron los que vi en el camino. La ciudad la encontré limpia y hermosa. Así llegue hasta la Universidad donde ese día pasaría la noche.   

 

 

Belfast: una bella ciudad

 

La ciudad de Belfast ha sido siempre el centro de Irlanda del Norte. La ciudad fue poblada inicialmente a principios de 1604. Actualmente Belfast es una ciudad de gran atractivo por su belleza, por su frescura, su elegancia, su amplitud de calles y avenidas, su limpieza y sobre todo por sus 710 mil habitantes que se sienten orgullosos de su ciudad y hacen a uno sentirse mejor que en casa.

 

Recorra la ciudad y entérese de todo. Conozca el centro de la ciudad y el elegante distrito de la Queens University. Si desea información de la ciudad, diríjase al Tourist Information Centre en el número 42-52 de High Street. Le sorprenderá ver muy pocos turistas. Y así es. Pocos turistas vienen a Irlanda del Norte, pero esto no es como para desanimar a la gente .al contrario, mucha gente que encontré después quedaba sorprendida, al igual que yo, el que hubiera tan poco número de turistas siendo un país tan bello y tan hermoso, y sobre todo con gente tan simpática y amable. La verdad es que la mala y la falsa propaganda,  han hecho que no todo el mundo se atreva a visitar este hermoso país.

 

Yo por mi parte me sentí libre de ir a donde me daba la gana y pasearme a mis anchas. Existen muy bonitos lugares a visitar como lo es la propia Queens University (la Universidad de Queen). Muy cerca de aquí encontrara un pub, un típico bar estudiantil donde todo mundo es bienvenido para saborear una riquísima cerveza al lado de una sabrosa botana. El lugar se llama el Botanic Inn y se encuentra en Malone RD.

 

Luego de haber saboreado su rica cerveza, conozca ahora si plenamente uno de los sitios de más vista en Belfast: el City Hall (El Ayuntamiento). Un edificio primoroso que ocupa toda una cuadra y que lo vea donde lo vea se sentirá que está realmente en Belfast, una bellísima ciudad que tiene mucho que ver. De una vuelta por el centro. Compre lo que guste.

 

El centro es muy bonito y todo está a la mano. Vaya luego a St. Annes Cathedral (La Catedral de Santa Ana), que contiene la tumba del líder unionista Lord Carlson. Vea y disfrute yendo y visitando otros sitios y otros lugares como el Havland and Wolf Shipyard, uno de los artilleros y centros de ensamblado, lugar donde se construyera el famoso barco el Titanic.

 

La Queens University  vale la pena visitarla. Un precioso edificio rojo que contrastando con sus verdes campos da un toque de especial belleza. La Universidad fue fundada en 1849 y es una de las dos universidades con que cuenta el país. La otra universidad es la de Ulster. Ambas con excelente nivel tecnológico y académico.

 

Vaya ahora, y a un lado de la Universidad, de un paseo por los Botanical Garden. (Jardines Botánicos). Recorra los jardines de limpio césped. Tírese en los campos. Disfrute el día. Usted está descansando. Repose a la sombra de un árbol viendo a la  gente. Enfile ahora hacia el Museo de Ulster (situado en los propios jardines), y conozca algo más de la historia de Irlanda del Norte. Museo que en forma electrónica le dará la respuesta a las preguntas formuladas. Un museo que presenta una historia verdadera que va desde los dinosaurios hasta nuestros días.

 

Al salir de aquí, vaya y compre sus boletos para el Festival de las  Artes o para alguna función especial de la Grand Opera House. Belfast es también una ciudad de cultura, lo mismo que de diversión. Pregunte a quien quiera. Todo mundo le podrá informar sobre sitios y lugares a donde ir y divertirse. Belfast es una gran ciudad. Belfast es para usted.

 

 

De Belfast a Londonderry

 

Pasee por las calles de Belfast. Recorra esos primorosos jardines que se encuentran por la gran ciudad. Vaya a las universidades, vaya incluso a las iglesias. Diviértase con la gente, riendo, cantando y escuchando música en los pubs y discotecas de esta metrópoli-

 

Conozca los suburbios y luego adéntrese a esta hermosa Irlanda del Norte hasta llegar a Londonderry, una ciudad que a pesar de lo que se diga, esta permanece intacta ante los ojos del amante  del turismo y de conocer el mundo. Una ciudad de más de 1,400 años de historia. Historia que relata la fundación de una abadía por St. Columba en el mismísimo sitio donde encuentra esta moderna ciudad.

 

La fundación data del año 546 y originalmente se llamó Derry. El nombre de Londonderry adopto el prefijo “London” en memoria de su liberación por parte de los soldados de Londres, allá por el año de 1608. La ciudad cuenta actualmente con unos 85,000 habitantes  y sus principales atractivos son las Derry’s  Walls (Las Murallas de Derry), murallas y fortificaciones construidas entre 1614-1618, y que son las únicas fortalezas que se encuentran totalmente intactas y completas en toda Irlanda y Gran Bretaña.

 

 

Una Irlanda del Norte diferente

 

Conocer el mundo es conocerse a uno mismo. La historia y la leyenda enseñan que donde hay gente hay vida. Y todo este país es un lugar lleno de vida. Vida que brota en cada rincón y alma de su gente. Gente que grita,  gente que ama. Gente que vive y nos invita a conocer esta preciosa y diferente tierra que es: IRLANDA DEL NORTE.

 

Música de fondo: "Streets of London".

 

 

           

 

Artículo aparecido en el periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 26 de abril de 1987.

 


 

Volver a la Página de
Europa

 

      Páginas en Internet    

 

 

  Embajadas en México: Embajadas acreditadas en México

  ONU: Organización de las Naciones Unidas    

  OMS: Organización Mundial de la Salud

  ADI: Alzheimer’s Disease International

  RAE: Real Academia Española

  GP: Green Peace

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2011 / Derechos Reservados.