Ven a mi mundo

 

Europa        

 

 

Irlanda    

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

Tierra de alegría y color. Lugar encantador fuera de lo común y especialmente atractivo a visitar. Su gente, su vida, sus ciudades y costumbres hacen que este sea el preferido de muchos. Isla de ensueño y encanto especial que con sus hermosos y verdes paisajes hacen imperativo conocer y visitar la preciosa IRLANDA.

 

 

 

 

La historia de la bella Irlanda

 

Irlanda es la historia de un pueblo que siempre ha luchado por su independencia y ser ellos mismos. A lo largo de los años han dado muestras de su capacidad y de su arrojo. Íntimamente ligados a sus hermanos de Irlanda del Norte, así como a los ingleses, a la Gran Bretaña, y en fin, al Reino Unido, la República de Irlanda permanece fiel a sus principios, creencias y costumbres.

 

  • Es en el siglo IV en el que los celtas invaden Irlanda y crean un centenar de reinos minúsculos llamados tuathas. Un siglo más tarde los irlandeses saquean las costas de la Gran Bretaña formando colonias en ellas. En el año 401 en una expedición de piratería es hecho prisionero alguien  que más tarde se convirtiera en San Patricio, santo patrono de los irlandeses, quien después de años de esclavitud regresa al país, en el año 432, para evangelizar el país.

  • Es el siglo VI y VII cuando la cultura irlandesa alcanza su máximo florecimiento. Es la llamada Edad de Oro en que la cultura e influencia irlandesa llega hasta Europa Occidental.

  • En el 795 aparecen los noruegos quienes crean en un lapso de dos siglos varios reinos, entre ellos el de Limmerick y el de Dublín. Años más tarde, allá por 1014, las victorias bélicas irlandesas de Brian Boru hacen eliminar la amenaza noruega.

  • De 1169 a1170 los normandos encabezados por Ricardo Pembroke, invaden el país  repartiéndose extensos y vastos dominios. Es entonces cuando interviene  Enrique II de Inglaterra cortando así los desmanes de los normandos

  • En 1172 el Sínodo de Cashel reconoce la autoridad del monarca inglés para reformar la Iglesia Irlandesa de acuerdo a los cánones de Roma. Luego, en 1175, por medio del Tratado de Windsor, se consagra la soberanía de Enrique II sobre todo Irlanda.

  • Surgen  sublevaciones  y luchas  internas. Los siglos XVI y XVII son testigos de las insurrecciones de Munster y Ulster las cuales provocan una represión de tal magnitud que esto hace fracasar los planes independentistas de los irlandeses quienes  estaban aliados con los españoles y apoyaban a los Estuardo frente a los protestantes.

  • Tanto la Revolución de Cromwell (1649-1652) como la de los Organistas (1689-1690) se ensañan contra el pueblo irlandés que en 1702 queda privado de todos sus derechos y sujetos a terribles leyes penales.

  • En 1782  quedan abolidas  todas las leyes de excepción promulgadas contra el pueblo irlandés. En 1800, William Pitt logra la aprobación de la Ley de la Unión  que hace al Reino Unido soberano de todo el archipiélago. Y, más tarde, en 1829, se proclama la emancipación de los católicos en todo el Reino Unido.

  • En 1858 comienzan a funcionar  varias asociaciones conspirativas como la Asociación Feniano. En  1916 surge  la revuelta separatista de Sinn Fein, la cual es sangrientamente  aplastada. En 1918 se celebran elecciones, ganando los nacionalistas. Un año después, en 1919, Irlanda cae en una lamentable guerra civil la cual dura tres años y la que deja dividido al país.

  • En 1921 el Reino Unido reconoce el Estado Libre de Irlanda, fijándose en 1925 la frontera de este país con el de Irlanda del Norte. Finalmente, en 1937, Irlanda se declara como Estado soberano, adoptando el nombre de Eire. En 1939 Irlanda permanece como país neutral durante la Segunda Guerra Mundial. Y, en 1948, Irlanda se declara completamente independiente del Reino Unido, teniendo como propio un gobierno republicano.

  

La bella Irlanda

 

Irlanda es el país que se ubica en la parte más occidental de Europa. El país es como un verdadero paraíso que con sus paisajes y el estilo de vida propio de su gente ha retenido a través de los años y los siglos ese toque tan característico que le dan los irlandeses. Situado en una pequeña isla de 70,283 kilómetros cuadrados, la superficie de Irlanda se compara al Estado de Veracruz, aquí en México, el cual cuenta con 71,699 kilómetros cuadrados de superficie.

 

Si tomáramos en cuenta  el área total de las dos Irlandas estaríamos hablando de 84,384 kilómetros cuadrados de los cuales corresponderían 14,102 km. Cuadrados a sus vecinos y hermanos de Irlanda del Norte. El nombre oficial de Irlanda es Eire, aunque comúnmente se oficialice también con el nombre ingles de Republic of Irlandi, es decir, República de Irlanda

 

Los irlandeses la llaman por sus dos nombres; Eire  o simplemente Irlanda. Un hermoso país que con sus esplendidas regiones y amigable gente nos invita a conocer aún más de ella. Un país que es todo bello y que limita al noreste con Irlanda del Norte y la región de Ulster, al sur y al oeste con el Océano Atlántico y al este con el Mar de Irlanda y el Canal de San Jorge..

 

La población total de Irlanda es de tres millones 547 mil habitantes divididos en cuatro  provincias, 27 condados y 4 distritos urbanos. Su capital es la preciosa ciudad de Dublín en la que habitan alrededor de un millón de dublineses. Incluyendo los habitantes y gente que vive en la cercana y pintoresca Dun Laoghaire y sus suburbios.

 

 

Conociendo más sobre la encantadora Irlanda

 

Irlanda es un país de múltiple alegría donde su gente tiene ese carisma de trato que todos los visitantes al país queden fascinados al visitar y recorrer Irlanda.  Su gente es de las más amigables que he conocido. Mis varias visitas a este país me hacen recordar hechos singulares como aquel de mi primera visita, en 1975, cuando  estando en Dun Laoghaire, muy cerca de Dublín, le pregunte a una pareja cierta dirección de alguien a quien yo iba a visitar. Era una pareja: el de unos 42 años y ella de unos 37. Me dijeron que el lugar estaba bastante alejado (a unos 15-20minutos en automóvil).

 

En el camino nos fuimos platicando y poco a poco me fui dando cuenta de la amabilidad y sincera amistad de los irlandeses. Algo que sucedió no una sino muchas veces. El poder  conocer  y convivir con gente irlandesa me permitió tener un conocimiento un poco más profundo de la manera de pensar y sentir de los irlandeses. Costumbres y diferencias  entre ingleses e irlandeses que me hizo apasionar aún más por la gente.

 

Irlanda: el país y su economía

 

La abundancia de sus aguas y el régimen de lluvias hacen que el sector agropecuario se vea principalmente  favorecido, empleando el 19% de su fuerza laboral y el cual representa el 36% de sus expediciones, sobre todo en carne y ganado en pie. Rico en praderas, minería y energía eléctrica, el país es altamente productivo en casi todos sus aspectos.

 

Aunque ligada en gran medida a la economía inglesa, Irlanda tiene su propia moneda y sistema económico. La libra irlandesa, a la que los irlandeses llaman punt, difiere el valor a la british pound, la libra esterlina de los ingleses.

 

La cotización de la punt, la libra irlandesa, es ligeramente inferior a la libra esterlina. El día de hoy, 14 de abril de 1987, fecha en que escribo este artículo, la libra irlandesa se cotizaba en una relación de 1.49 dólares norteamericanos por cada libra irlandesa que deseáramos adquirir. Si estuviéramos hablando en comparación a nuestro peso mexicano, estaríamos diciendo que habría que pagar 1,1765pesos por cada libra irlandesa que deseáramos adquirir.

 

 

Venga a Irlanda y disfrute

 

Venga a Irlanda y disfrute de la hermosura de sus paisajes y su alegre gente. Todo es sencillo y usted se enamorará desde el primer momento a su llegada. Tome nuestro acostumbrado vuelo Monterrey-Houston, Houston-Londres y Londres-Dublín. Si lo prefiere, vaya hasta Boston o Nueva York y desde ahí vuele directo a través de Air-Lingus, la compañía aérea nacional de Irlanda. Es así como en un poderoso y cómodo Jumbo 747  volara plácidamente en este lujoso avión irlandés con el trébol de la buena suerte y los colores típicos irlandeses: el blanco y el verde.

 

Disfrute de su vuelo. Pida un sabroso y reconfortante irish cofee (café irlandés), o pida su bebida favorita. Descanse, este es un viaje que usted se merece. Usted recibirá todo tipo de información durante el trayecto: la temperatura, la hora de llegada, el tipo de cambio, el tráfico en el aeropuerto y en la ciudad y muchas cosas más. Duerma bien que en la mañana siguiente estará llegando a la costa irlandesa y arribando al Aeropuerto Internacional de Shannon o al Aeropuerto Internacional de Dublín, los aeropuertos más importantes de toda Irlanda.

 

 

La Irlanda de los irlandeses

 

Visitar Irlanda es venir al país donde los hombres nacen y donde la alegría brota en cada rincón y cada sitio de su alma. Irlanda es bella como bella es su tierra y la gente que la vio nacer. Vaya a donde vaya, sitio tras sitio y rincón tras rincón, Irlanda le encantará por su sencillez y su hermosura.

 

Conozca la hermosa capital: Dublín. Vaya a la cerca y pintoresca villa de Dun Laoghaire (pronunciado algo así como “Dun Lèrry”). Conozca el sur de Irlanda y vaya a Cork, la segunda ciudad más grande e importante del país y con sus 150 mil habitantes es la ciudad gèlica numero uno de toda Irlanda. Es aquí donde el idioma irlandés tiene gran predominio entre sus habitantes.

 

Conozca otros lugares como la encantadora ciudad de Limmerick, que con sus 75,000 habitantes le mostrara un pequeño pueblo de gran alegría. Asimismo, no deje de visitar uno de los pueblecitos más encantadores de toda Irlanda: Galway. Un pueblo de vida y color que con sus 42,000 habitantes le invitaran a deleitarse y divertirse todas las noches con su música, baile y alegría, brindando con cerveza y diciendo chistes con la picardía al  estilo irlandés.

 

 

Dublín

 

Dublín es la capital de Irlanda y una de las ciudades más encantadoras de Europa. La ciudad utiliza ahora su nombre irlandés oficial: Baile, Atha Cliath, aunque resulta obvio que el nombre de Dublín es el que más se conozca entre nosotros. Dublín deriva su nombre del gaélico antiguo: Dublín, que significa agua negra, para significar tal vez lo grisáceo de sus aguas que corren por el rio Liffey.

 

Pasear por Dublín es un deleite. Todo se encuentra muy cerca una cosa de la otra. Y si gusta caminar, que mejor que hacer ejercicio y conocer esta preciosa ciudad donde sus habitantes le hablaran con su típico acento irlandés, muy parecido al acento de la gente del norte aquí en México, nuestro país.

 

Inicie su recorrido por el Trinity College, un precioso edificio de arquitectura gregoriana, el “Alma Mater” de escritores y poetas como Swift, Berkeley, Burke, Moore y Oscar Wilde. Intérnese por las puertas, rendijas y calles de la ciudad hasta llegar a la Westermoreland St. Y camine por los jardines de la Old Library (la antigua biblioteca). Si le gustan los libros, no deje de hojear o leer algunos de los manuscritos ahí  guardados. La biblioteca contiene una excelente colección de trabajos y manuscritos egipcios, griegos, latinos e irlandeses.

 

De un paseo por los jardines universitarios y salga por la puerta posterior hasta alcanzar el Dail and Seanad, las Casas del Parlamento Irlandés, localizadas desde 1922 en la primorosa Leinster House en la Kildare Street. La antigua sede del Parlamento, en la Old Parliment House (donde ahora se encuentra Bank of Ireland-el Banco de Irlanda-), permanece  como un notable ejemplo de la arquitectura gregoriana.

 

El National Museum (el Museo Nacional) en Kildare Street es probablemente el mejor lugar que puede ofrecer Dublín en cuanto a aspectos culturales de la vida Irlandesa. Aquí podrá usted ver infinidad de trabajos celtas tallados en oro. Conozca, en una  sección conectada al museo, la División de Historia Natural que exhibe la vida silvestre de los irlandeses. Conozca también la National Library (la Biblioteca Nacional), muy importante, principalmente por ser un centro de investigación  cultural en la vida de los irlandeses. Por último, no deje de ir a la National Gallery que da cabida a una excelente colección de Rembrandts, así como retratos de grandes literatos modernos como Frank O’Connor, James Stephens y George Bernard Shaw.

 

Recorra la ciudad iniciando su caminata por la O’Connell Street. Entre a sus tiendas y aproveche para comprar un típico sweater irlandés blanco, de esos tejidos a mano y de la mejor calidad del mundo. Dese un descanso para tomar su acostumbrada y rica cerveza en alguno de los pubs típicos de esta preciosa ciudad dublinense.

 

Desplácese  ahora hasta llegar al Dublín Castle, el Castillo de Dublín, el cual  data de 1208, y el cual podrá admirar los estupendos Apartamentos del Estado, así como el famoso Museo Heráldico, único en su clase en el mundo. Vaya ahora y conozca la St. Patrick’s  Cathedral (la Catedral de San Patricio), el santo patrono de Irlanda.

 

Por último, no deje de echar un vistazo a una de las mansiones más bellas del siglo VXIII en la Merrion Squere  (la Plaza Merrion), precioso conjunto de casas donde vivieron grandes hombres de la política, la literatura y la vida inglesa e irlandesa, tales como George Moore, Oscar Wilde, Daniel O’Connell y el Duque de Wellington.

 

Diviértase en grande con el sentido del humor y la vida de los irlandeses. Vaya a los múltiples pubs que con su música y color de los alegres dublineses le harán reír, gozar y pasar buen rato. Comparta esa alegría y brinde con ellos por su viaje y poder conocer este maravilloso país.

 

Paséese en los típicos autobuses de dos pisos que aquí son de  color  verde. Disfrute viendo desde arriba todas las calles de Dublín. Escuche a la gente platicar y discutir. Vaya al Jardín Zoológico, al Stephen’s Green (un hermoso parque), y luego trasládese hasta el Pheonix Park, el parque cerrado más grande de Europa.

 

Vaya a un buen restaurant como el Abbott of Monkstown, catalogado como uno de los mejores restaurantes y que se encuentra a orillas del mar y al sur de la ciudad. Pruebe el Gallery 22 con primoroso decorado y fuego en su interior. También, y si le gusta lo mejor, no deje de ir al Lord Edward, excelente comida de mar, pescado y mariscos y donde es recomendable hacer reservación.

 

Para bailar y divertirse están el Annabel`s, centro muy popular como para divertirse en las noches. También está el Bailey, muy popular entre jóvenes estudiantes. El Burlington  es un cabaret al estilo irlandés. Y por último, dos lugares más: el Mulligan’s  típicamente irlandés y súper popular. Y el Scruffy Murphy’s donde encontrara lo más refinado de la gente del arte y la literatura.

 

 

Irlanda: poesía, belleza y alegría

 

Irlanda es un país maravilloso de encantadora belleza. Sus  paisajes aunados a verdes campos y hermosas praderas le harán sentirse libre cual  el aire y el viento. Recorra el país a través de sus parajes, sitios y lugares llenos de recuerdos que le harán enamorarse aún más de la encantadora Irlanda.

 

Recorra el área de Castillos. Disfrute cada sitio y cada lugar. Todos tienen su historia y que mejor que usted está ahí para darles vida. Aprenda  algo más de la cultura irlandesa y su manera y forma de vivir. Anímese y trate de aprender alguna que otra palabra en irlandés, o al menos la forma en que hacen la estructura de sus frases en inglés. Los irlandeses, en su mayoría católicos, tienen como idiomas oficiales el irlandés lo mismo que el inglés.

 

Su idioma, cuando menos para mí, era muy difícil de comprender. Por ejemplo: “Street” (calle, en irlandés se dice sraid; “hotel” (hotel), ellos dicen teach òsta;breakfast” (desayuno), se dice bricfeaista; “boy” (muchacho, niño), se dice buachail. La mayoría de las cosas difíciles de decir, pronunciar o recordar. Ahora bien, es también algo diferente al típico inglés de Inglaterra, y por supuesto al americano. Digamos: en Inglaterra se dice “do you want to go the cinema?”

 

Para indicar “¿quieres ir al cine?”. En Irlanda, en cambio, dicen: “Do you want to go to the pictures?” Para  indicar lo mismo. En fin, la lengua, tradición y costumbres que se conjugan entre si y hacen singular y diferente a la bella Irlanda. Esa tierra de poesía con su música y su gente hacen un placer el visitarla.

 

Irlanda y solamente Irlanda

 

Irlanda es un país conquistador. Su gente, su folklore, su música, su vida y su aire. Una tierra como de ensueño en que sus habitantes, turistas y visitantes se sienten fascinados por su belleza. El color de los verdes campos, el olor de las praderas repletas de mágicos tréboles que nos dan la venturera suerte. Tréboles de tres, cuatro y cinco hojas que hacen soñar y despertarnos en un mundo bello y real que es la preciosa  ¡IRLANDA!

 

 

Música de fondo: "Dreams", tema original del grupo irlandés Cranberries.

 

 

           

 

Artículo aparecido en el periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 19 de abril de 1987.

 


 

Volver a la Página de
Europa

 

      Páginas en Internet    

 

 

  Embajadas en México: Embajadas acreditadas en México

  ONU: Organización de las Naciones Unidas    

  OMS: Organización Mundial de la Salud

  ADI: Alzheimer’s Disease International

  RAE: Real Academia Española

  GP: Green Peace

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2012 / Derechos Reservados.