/ / Europa  

 

 

 

 

Inglaterra

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

Europa siempre ha atraído la atención de toda la gente amante de los viajes y conocer el mundo. Todos los países son realmente hermosos; sin embargo hay de países a países. Tal es el caso de Inglaterra. Un gran país y una gran nación. Lugar de gran historia que contempla una poderosa fuente de realeza y poderío. Un país en que sus tradiciones y costumbres perduran como símbolo de fuerza y señorío: País de nobleza, fuerza y modernismo que lo lleva en su nombre: INGLATERRA.

 

 

 

 

 

La gran y real historia de Inglaterra

 

La historia de Inglaterra es grande como el país mismo. Una historia de poder y de realeza que relata la vida de un increíble y poderoso imperio, un portentoso reino. Un país que ha visto pasar los días, los meses, los años y los siglos y que permanece fiel a sus tradiciones que no deja escapar lo suyo, y permanece, aun así, siempre a la vanguardia.

 

Habremos de remontarnos a la prehistoria para reseñar que fue en tiempos del neolítico en que la Isla de la Gran Bretaña fue ocupada por pueblos de la costa atlántica europea. En el siglo I a .J.C. la isla es invadida por los celtas britanos, quienes crean dos centros de civilización. Luego,  en el año 55 a. J.C: Julio Cesar intenta  ocupar el país, pero una tormenta dispersa su flota compuesta por dos legiones. Un año después, el propio Julio Cesar logra sus  objetivos en una nueva expedición, aunque éste se ve obligado a abandonar Gran Bretaña para pacificar las Galias.

 

Es en el año 43 al 84 en que la conquista reiniciada por el emperador Claudio es terminada por el general romano Agrícola. Así, en el año 90, parte de esta isla se convierte en la provincia romana de Britania, siendo fundada entre el año 70 y el año 100 la ciudad de Londres.

 

En el siglo IV Gran Bretaña es cristianizada y abandonada por los romanos en el año 407. Más tarde, en el siglo, ante el ataque de los caledonios, los bretones piden ayuda a los anglos y sajones (pueblos de origen germánico), pero estos en vez de ayudarlos emprenden  la colonización creando siete  reinos al  sur del país. Los bretones oponen gran resistencia, pero son vencidos por los anglosajones quienes hacen que el país pase a llamarse Inglaterra.

 

Más tarde, entre el siglo VIII al X, Inglaterra es invadida por los dos escandinavos, quedando sometida a la corona e influencia danesa. Con la victoria de Hastings sobre los anglosajones en 1066, Guillermo el Conquistador y sus normandos dominan el país.

 

Vienen otros tiempos, llegan otras eras. Es así como en el siglo XIII las naciones británicas adoptan la Carta Magna y la Comon Law, simbolizando con esto el primer Estado unificado de Europa. Vienen los reinados de Eduardo I, Eduardo II (con quien inicia la tradición del Príncipe de Gales). Siguen acontecimientos como la Guerra de los Cien Años, y una serie de luchas entre Francia e Inglaterra.

 

En el siglo XVI aparece la dinastía Tudor, e Inglaterra goza de notable auge. Enrique VIII rompe con roma en 1533 al no acceder el Papa a concederle la anulación del matrimonio con Catalina de Aragón y casarlo con Ana Bolena. Es entonces cuando Enrique VIII funda la iglesia Anglicana. Tiempo después, es durante el reinado de Isabel I en que se produce la victoria sobre la Armada Invencible de Felipe II de España. Ya entonces Inglaterra se consolida como gran potencia marítima y se lanza a la conquista de tierras y colonias.

 

Al morir Isabel I. en 1603, asciende al trono Jacobo VI de Inglaterra. En 1607 los ingleses se establecen permanentemente en América del Norte. En 1648 la revolución derrota a la nobleza. Carlos I es decapitado y se proclama la Republica, teniendo a Oliverio Cromwell como su gran “protector”. La revolución  consolida las libertades tradicionales, elimina los abusos de los Tudor y los Estuardo, restaura las tendencias protestantes, y pone en contra a los católicos de Irlanda.

 

En 1707 Inglaterra y Escocia se unen para formar el Reino de la Gran Bretaña. De 1756 a1763, la Guerra de los Siete Años garantiza el dominio definitivo sobre Canadá y permite el inicio de la conquista de la India. Tiempo después, de 1775 a1776, siendo rey Jorge III, se produce el levantamiento e independencia de las Trece Colonias de América del Norte. Entre 1793 a 1815 la Gran Bretaña sostiene frecuentes luchas y guerras con Francia, saliendo victoriosos los ingleses en la última y más decisiva de las batallas: Waterloo, poniendo fin así, los ingleses, al poderoso imperio napoleónico.

 

En 1801, luego de la sublevación republicana de Irlanda (1798), es creado el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda. Al entrar en siglo XIX el poderío británico llega a su máxima cumbre con el advenimiento y éxito de la llamada “Revolución Industrial”, convirtiéndose así el país en uno de los puntales más sólidos no solo de Europa, sino del mundo entero.

 

Durante la Primera  Guerra Mundial (1914-1918, el Reino Unido y sus aliados vencen a las Potencias Centrales. En 1922 Irlanda (excepto el Condado de Ulster), se separa del Reino Unido, aunque continua reconociendo al monarca británico como Jefe de Estado. En 1926, Australia, Canadá y Nueva Zelanda reciben completa autonomía dentro del Imperio Británico.

 

En 1936 Eduardo VII sucede a su padre Jorge V, pero renuncia poco después y ante el asombro de muchos para casarse con Wallis Simpson, una dama estadounidense divorciada. Luego, en 1939, Inglaterra y sus aliados derrotan al Eje Central, y Winston Churchill encabeza el gobierno como Primer Ministro.

 

Siguen otros importantes acontecimientos. En 1847 con la independencia de la India, el Reino Unido inicia el desmantelamiento de su vasto y poderoso imperio. En 1949 EIRE (Irlanda: Irlanda del Sur) deja el  Commonwealth convirtiéndose así en la República de Irlanda.

 

En 1952, a la muerte de Jorge VI le sucede en el trono su hija Isabel II. En 1957 el Reino Unido comienza su programa de descolonización en África concediendo la independencia a Ghana, la Antigua Costa de Oro. En 1964, tras trece años de gobierno conservador, Harold Wilson es nombrado Primer Ministro por el Partido Laborista.

 

En 1969 el Príncipe Carlos es investido como Príncipe de Gales. En 1957 en referéndum nacional se aprueba por gran mayoría a la permanencia del Reino Unido en la Comunidad Económica Europea. En 1977 la Reina Isabel II de Inglaterra celebra su jubileo de plata como monarca del Reino Unido. Dos años después, en 1979, aparece la figura europea más importante de los últimos tiempos: Margaret Thatcher. Mujer de gran inteligencia, la Sra. Thatcher es quien gana es este año las elecciones por parte del Partido Conservador, siendo nombrada Primera Ministro, primera mujer en ocupar y ostentar tal cargo en Europa.

 

 

Inglaterra: el gran gobierno

 

Inglaterra forma parte del Reino Unido, el cual es una monarquía constitucional hereditaria en la que el rey (en este caso la reina) es el Jefe de Estado. El gobierno está compuesto por un Parlamento el cual a su vez se compone por la Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes.

 

La Cámara de los Comunes está compuesta por 650 miembros que son elegidos por no más de 5 años por voto universal.  La Cámara de los Lores se compone de “Pares del Reino” (de carácter hereditario) y por “Pares Vitalicios” títulos creados por el monarca y que son otorgados a hombres  y mujeres por algún servicio público destacado.

 

Cualesquiera de las dos cámaras puede iniciar la legislación, aunque esta generalmente se inicia en la de los Comunes. Cada proyecto de ley se discute tres veces en esta Cámara antes de ir o pasar a la de los Lores, quienes pueden devolverla a la de los Comunes con enmiendas o sugerencias. La Cámara de los Lores no puede evitar que una proposición se convierta en Ley una vez que esta haya sido aprobada por la Cámara de los Comunes.

 

El gobierno es encabezado por un Primer Ministro (en este caso la Sra. Margaret Thatcher), quien ejerce el Poder Ejecutivo y responde a la Cámara de los Comunes, que es representada por dos máximos partidos: el partido Conservador y el Partido Laborista. Actualmente es el primero de ellos, el Partido Conservador, bajo el excelente liderazgo de la Sra. Thatcher, quien se encuentra en el poder.

 

 

Margaret Thatcher: la gran mujer

 

Habiendo vivido en Inglaterra un año, allá en 1975, recuerdo perfectamente bien haber visto por primera vez a Margaret Thatcher en sus famosas apariciones a través de la televisión inglesa. Me gustaba ver esa mujer que frente a las Cámaras y ante representantes de ambos partidos hacia una clara exposición de sus ideales y sus principios. La gente, incluso los partidos de la oposición, le aplaudía por varios minutos. Yo mientras tanto miraba fascinado por la televisión tales escenas.

 

Era 1975. Yo me encontraba estudiando ingles en Cambridge, Inglaterra y todas las tardes  me sentaba frente al televisor para ver a esa mujer que con gran carisma mantenía la atención de todos los espectadores, televidentes y representantes de partido que veían en ella una gran guía y mujer espectacular. Yo comenté en aquella ocasión que esta dama, Margaret Thatcher, me hubiera gustado para Primer Ministro de Inglaterra. Los ingleses me decían que hablaba muy bien, se veía muy lista, pero era muy difícil que eso sucediera, máxime siendo ella mujer. Veían difícil que esto sucediera. Nunca antes se había presentado en la historia el que una mujer ocupara el cargo de Primera Ministro.

 

Y así fue… Cuatro años más tarde, ya de vuelta en Monterrey, mi sorpresa fue inaudita. Leyendo “El Porvenir” me enteraba que la Sra. Margaret Thatcher había sido nombrada Primera Ministro de Inglaterra. Corría ya el año 1979 y uno de mis mejores amigos recordaba este caso que siempre llevare en mi memoria. Aquella mujer, aquella dama de hierro de gran inteligencia y gran carisma que había yo visto por televisión era ahora nombrada Primera  Ministro de Inglaterra.

 

 

Inglaterra: el gran país

 

Inglaterra se encuentra al noroeste de Europa, separado del continente europeo solamente por el Canal de la Mancha. La extensión territorial de Inglaterra (exclusivamente Inglaterra) es de 81,034 kilómetros cuadrados, superficie similar a la del Estado de Jalisco, aquí en México, que cuenta con 80,836 km cuadrados.

 

Inglaterra forma parte del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Son cuatro los países que forman parte de este reino: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Si se tomara en cuenta solo la Gran Bretaña (Inglaterra, Gles y Escocia), estaríamos hablando de una superficie aproximada de 115 mil km cuadrados. Un 77% más grande que nuestro Estado de Nuevo León.

 

Hablar de Inglaterra es hablar de toda una gran isla conocida como la Rubia Albión. El  nombre oficial es el de United Kingdom of Great Britain and Northern Irland. (En español: el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte). Si hablamos de la Gran Bretaña  esta no tiene más límites que su propio mar. Claro que si hablamos de Inglaterra  (England, para los ingleses), estaríamos diciendo que el país tiene como fronteras: al norte, Escocia; y al oeste, el País de Gales. Todos ellos formando parte de la Gran Bretaña y del Reino Unido.

 

Inglaterra (no la Gran Bretaña) tiene una población aproximada de 45 millones de habitantes. Su capital es la increíblemente hermosa ciudad de Londres. Ciudad que lo tiene todo y donde su parlamento,  su Big Ben y sus 11 millones de habitantes le invitan a conocer esta maravillosa ciudad y su maravilloso país.

 

 

Inglaterra: país del pasado, presente y futuro

 

Inglaterra es un país con gran pasado que conserva sus muy  propias tradiciones de encanto y de realeza. Un país que se mantiene siempre presente adelante de la moda actual, y que gracias a su gente y a su poderosa economía cuenta como pocos con un gran futuro.  

 

Inglaterra es un país altamente industrializado considerado entre los 5 o 7 países más poderosos del mundo. Su estabilidad  política, económica y  social hace de Inglaterra un gran país donde su nivel de vida, de educación y de cultura ha permitido que los ingleses vivan en un país próspero y productivo. Es por eso que actualmente su divisa, la British Pound, la libra inglesa sea una de las más fuertes del mercado cambiario.

 

El día de hoy, 8 de abril de 1987, la libra inglesa se cotizaba frente al dólar en una relación de 1.62 dólares por cada libra esterlina que deseáramos comprar; es decir que la divisa inglesa se cotiza a un valor más alto que el poderoso dólar norteamericano. En caso de que estemos hablando en relación a nuestro peso mexicano, estaríamos diciendo que habría que dar un mínimo de 1,847 devaluados pesos por cada libra esterlina que deseáramos adquirir.

 

 

Inglaterra: un país más que fascinante

 

Inglaterra es un país más que fascinante. Lujo, modernismo, actividad y, sobre todo, exactitud. La puntualidad inglesa, ese orden y cortesía de los ingleses, es único en el mundo. No importa que tan elegante o encumbrada se vea una persona, si uno le pregunta algo a esta persona, él o ella detendrán su marcha y le tratara de indicar la respuesta  a su pregunta.

 

Los ingleses so son fríos. Son gente que vive y se divierte como uno. Es gente que se comporta con calma en situaciones debidas y gente que se divierte, se desvive, grita y ríe en fiestas y alegría. Los ingleses son así. Les gusta su país y conocen de él. Conocen de ciencia, política, economía y diplomacia. Los ingleses dicen lo que sienten, en el momento preciso, y sin ofender a nadie. Gente que se comprende mutuamente y donde el respeto a la libertad y a las costumbres es algo muy propio de ellos.

 

 

Vamos a Inglaterra

 

Mis múltiples identificaciones con el pueblo inglés, sus costumbres y su modo de vida realista de ver las cosas, me hacen sentir orgulloso de haber pasado tres temporadas viviendo en este hermoso país que es Inglaterra. Mi primera visita lo fue en el verano del 72, luego en verano del 73, para finalmente pasar todo el año del 75 estudiando en Inglaterra. Fue así como cada vez me fui identificando más y más con este hermoso país.

 

Hoy, después de más de 15 veces de haber estado en Inglaterra, no puedo más que decirles y recomendarles ampliamente el  visiten este país que tiene enormidad de cosas a ver. Vera que vaya a donde vaya todo le fascinara. Conozca Londres, la gran capital con su Parlamento. El famoso reloj del Big Ben. Visite el Castillo de Windsor, el cual se encuentra a muy poca distancia de la capital londinense. Intérnese por la campiña inglesa. Conozca el hermoso condado de Kent, las famosas Universidades de Cambridge y de Oxford. Conozca ciudades de maravilla como lo es York, o ciudades modernistas como Birmingham, Leeds, Manchester o Liverpool.

 

 

Llegando a Inglaterra

 

Llegar a Inglaterra es de lo más sencillo. Tome un vuelo directo desde México hasta Londres  a través de la British Airways, la principal compañía y línea aérea inglesa. Si lo prefiere, parta de Monterrey hasta Houston, y de aquí vuele a través de la British Caledonian o la Continental Airlines que también lo transportaran en un amplísimo y cómodo aparato DC-10 hasta llegar al aeropuerto de Heathrow o de Gatwick, según sea el caso. Ambos aeropuertos se sitúan en las inmediaciones de la ciudad de Londres.

 

 

Viajando en el Concorde

 

Si usted es de las personas que sabe gastar, anímese y tome un vuelo de Monterrey-Dallas-Washington y de aquí tome el fabuloso avión supersónico el Concorde. Así, en tres horas más estará usted llegando al  enorme y precioso Aeropuerto Internacional de Heathrow en la ciudad de Londres.

 

A mi modo de ver la mejor opción para nosotros los regiomontanos y las personas que vivimos en Monterrey es volar directo Monterrey-Houston y Houston-Londres. El costo del pasaje es súper económico y este no  le saldría arriba de los 500 dólares, boleto ida y vuelta. Ahora que si se anima por el Concorde, yo le aconsejaría que este viaje lo hiciera en vuelo de regreso. Así usted estaría visitando Washington. Si usted tiene alguna vez la oportunidad de hacerlo hágalo. Tal vez usted se tope conmigo o con el Sr. Fred Finn, quien ha viajado más de 604 veces en el fabuloso supersónico, Concorde. Todo aquí es gratis: vino, comida de lo mejor, caviar, champaña y hasta palomitas y cacahuates para su botana.

 

 

Recorriendo el país

 

Si conocer el mundo es un deleite, conocer Inglaterra es un placer y más que eso. Usted llega al aeropuerto de Heathrow  aquí mismo puede tomar el metro que en 20 minutos lo estará dejando en el mero centro de la ciudad. Ahora que si usted llega al aeropuerto de Gatwick, un cómodo tren interurbano le llevara en 30 minutos hasta la Estación de Liverpool Street, una de las estaciones más antiguas del mundo, y que se encuentra en el mero corazón de la preciosa metrópoli de Londres.

 

Visite y camine por todo Londres. Vea el Támesis, el Parlamento, las Joyas de la Corona, Hyde Park, el Palacio de Buckingham. Vaya luego y conozca el Castillo de Windsor. Visite otros sitios y lugares como son Kent, York, Oxford y Cambridge. Vaya a Stafort-upon Avon, la cuna de Shakespeare, o a Liverpool, la cuna de los Beatles. Recorra el mundo y conozca suelo inglés.

 

 

Londres: una ciudad de ciudades, una capital de capitales

 

Para mí, la capital más bella del mundo, Londres es toda una ciudad y capital de capitales. La ciudad tuvo su origen en el siglo XI. Su nombre era Londonium para los romanos, y Lundencaster  para los sajones. Hoy,  esta ciudad de gran vida hace respirar y vibrar a más de 11 millones de habitantes que reciben año con año a más de 15 millones de turistas de todas partes del mundo quienes vienen a Inglaterra, y especialmente a Londres, para ver esta capital de capitales.

 

Con excelente planificación e información turística, Londres le encantara desde el primer momento. La ciudad está dividida por sectores marcados por nombres, letras y números indicando la orientación de dichos sectores. Así, el “SWI” indica “Southwest 1” (super-poniente 1), “W10” significa “West 10” (oeste o poniente 10) “NE2” quiere decir “Northeast 2” (noreste 2), y todo así sucesivamente.

 

El Metro es facilísimo. Los ingleses le llaman Underground y muchos más le llaman tube. Llámele como le llame, metro, subterráneo o “tubo”, el sistema del metro londinense es excelente. Todas las estaciones están mucho muy bien señaladas y siempre habrá una muy cerca de donde usted se encuentre y muy próxima del lugar a donde vaya. El Metro de Londres no solo es el de mayor antigüedad. El metro tiene más de 404 kilómetros de vías (casi la mitad del recorrido y distancia de Monterrey a México D.F.), habiendo iniciado sus operaciones en el año de 1863; es decir, hace más de 124 años.

 

Viajar en Metro es un paseo más. Cómodo, limpio, rápido y seguro. Ahora que si usted gusta cambiar de medio de transporte, pues súbase a un doublé-decker, los famosos autobuses rojos de dos pisos. Usted decida a que parte va y el costo del pasaje ira de acuerdo al trayecto recorrido. Usted sube, paga al conductor (no al chofer) y vera que sencillo es todo. Usted ira admirando desde el segundo piso toda la ciudad.

 

Si va a estar en Londres  varios días, le conviene comprar un boleto de turista “Go As You Please Ticket”, el cual podrá servir para abordar autobuses y el metro, no importando las distancias. Usted entra al metro, no importa que línea, enseña su boleto y pasa. Lo mismo que en los autobuses, ya sean estos de uno o dos pisos.

 

 

Conociendo Londres

 

Empiece por lo más típico de Londres: Piccadilly Circus. Entre a todas esas tiendas multicolores llenas de “Souvenirs” para el turista. Adéntrese un poco más hasta llegar a Leicester Square, el área de los cines y teatros. No se pierda las últimas películas y magistrales obras de teatro que se presentan en Londres mucho antes que en cualquier parte del mundo. Esplendidos y lujosos cines y teatros con recintos para fumadores y no fumadores.

 

Paséese por Oxford Street, calle de gran comercio y excelentes tiendas. De vuelta por New Bond Street donde encontrara algunas de las tiendas más elegantes y caras de todo Londres. Vaya  ahora por los rumbos de Chelsa, Kensington y  King’s Road, lugar de las tiendas “chic” donde encontrara lo más avanzado de la moda inglesa.

 

Visite Belgravia, el lujoso barrio de las Embajadas. Sedes diplomáticas, embajadoras y aristócratas viven en este mundo de la ciudad. Conozca ahora el precioso distrito de Hampstead, lugar de aristócratas e intelectuales famosos. Bloomsburry es el barrio y distrito de los estudiantes y donde se encuentra la mayoría de las universidades y politécnicos.

 

Vaya ahora y conozca el distrito de Estminister. Vea el Londres autentico, las Casas del Parlamento donde se llevan a cabo y escenifican diarios e importantes debates en las Cámaras de los Lores y los Comunes. Obtenga un pase y entre a presenciar un verdadero debate cameral. Usted se dará cuenta de que Inglaterra es un país de absoluta libertad democracia.

 

Si se le hace tarde no se preocupe. El Big Ben le dará la hora exacta. La famosa torre del reloj del Big Ben ha estado imperturbable ahí durante años. Verlo en el día es una maravilla. Verlo y escucharlo en las noches es todo un espectáculo. La nueva iluminación es verdaderamente todo un espectáculo en la noche.

 

Vaya ahora a la Abadía de Westminster, sitio donde están enterradas docenas de Jefes de Estado inglés, así como poetas de toda Inglaterra. La Abadía es una esplendorosa joya arquitectónica en donde los monarcas ingleses han sido coronados desde hace más de 682 años.

 

Tome un ligero descanso y apresúrese para llegar a tiempo al Buckingham Palace (El Palacio de Buckingham) para presenciar junto con la reina el “Cambio de Guardia”. Usted podrá ver todo este  espectáculo a las 11.30 de la mañana, cualquier día de la semana. Usted notara luego  la diferencia de culturas.

 

Aquí en Inglaterra no se trastoca el paso por una simple comitiva o ceremonia. Aquí en Londres solamente faltando unos tres minutos para que inicie la ceremonia es detenido el tránsito de vehículos  para dar paso a la ceremonia del “Cambio de Guardia”. Guardias, caballos y carruajes se dejan ver en las inmediaciones y a la puerta del Palacio realizando la ceremonia tradicional del cambio de guardia.

 

Después de haber presenciado la ceremonia y luego de haber visto a los elegantes y apuestos guardias, vaya y disfrute de una deliciosa y exquisita cerveza en algunos de los “pubs” (típicos bares ingleses) que se encuentran en los alrededores del Palacio y muy cercanos a Liverpool St.., la estación de Liverpool. Si lo prefiere pida un “bocadillo”  y saboree una exquisita y bien fría cerveza lager, la típica cerveza ligera inglesa. Pida un Pint (pronunciado “paint”, una pinta de contenido) o una Half pint. Riquísimas.

 

Conozca otros sitios y otros lugares. Entre al centro financiero de la City, que es como le llaman los ingleses al corazón financiero de la ciudad. Hombres y mujeres elegantemente vestidos. Bancos y consorcios financieros mundiales, así como Casas de Bolsa realmente internacionales se hallan aquí en la gran ciudad de Londres, que es junto con Nueva York, Frankfurt y Tokio de los centros financieros y de bolsa más importantes del mundo.

 

Vaya ahora y conozca muy de cerca de aquí, en el distrito de Bank, la Catedral de St. Paul (la Catedral de San Pablo), lugar donde contrajeron matrimonio el príncipe Carlos y la princesa Diana. La Catedral es toda una obra de arte y vale la pena visitarla,  entre y ore un poco para dar gracias al Señor por todos los favores recibidos y el poder realizar un viaje como éste.

 

Conozca uno de los museos con mayor nombre en el mundo: el Bristish Museum. Exposiciones griegas, egipcias, hebraicas y de todas partes del mundo tienen cabida en este gran museo. Grandes obras de la pintura y escultura se encuentra aquí. Hojas, mapas manuscritos milenarios, vestigios de tiempos pasados. Y, si le gusta algo más de esto y le interesan las momias, acérquese a “Bea Wolf”, la momia de “mayor edad” o mayor antigüedad en el mundo.

 

Siga con la onda de los museos y vaya pues al Victoria and Albert Museum, depositario de una de las mejores colecciones de objetos de arte del siglo diecinueve. Asómese al Natural History Museum (museo de Historia Natural) y vaya luego, si le gustan las pinturas, a las múltiples galerías que le ofrece la gran ciudad. Londres es una ciudad llena de galerías de las más importantes del mundo.

 

Conozca la famosa National Gallery, a un dado de Trafalgar Square, que contiene una de las colecciones más famosas y prestigiadas del mundo. Vaya luego a las Tate Gallery, la cual cuenta con obras famosas del arte inglés: Blacke, Constable, Turner y otros más, así como otros mundialistas de la talla de Picasso, Dalí y Chagall.

 

Vaya a espectáculos, exposiciones de arte y conciertos de música actual y contemporánea. Asista a la Royal Academy of Arts. Adéntrese al majestuoso mundo de la música clásica y de la ópera. Asista al Convent Garden donde se transportara a esa magia del sonido y del placer que es la música clásica, la ópera y muchas cosas más.

 

Tome su tiempo y no quiera hacerlo todo en un solo día. Conozca otros lugares insignes de Londres como lo es el London Bridge y el Tower Bridge, los famosos puentes de Londres que vemos en las películas .puentes que cruzan el apacible y tranquilo rio Támesis. Vaya muy cerca de aquí, a la Tower of London (la Torre de Londres), edificio, prisión y fortaleza de gran historia que encierran las Joyas de la Corona.

 

Saliendo de aquí vaya a tomar un descanso solaz y placentero a uno de los 5 más importantes parques de Londres: el Hyde Park con su “serpentina” (un lago) y un speaker córner (la esquina del orador), donde uno puede llevar su banquito, subirse arriba de él y empezar hablar de lo que le venga en gana. Siempre habrá atentos oyentes que escucharan lo que uno diga. Usted podrá tratar libremente cualquier tema no importa su tendencia, credo religioso o afinidad política. Todos los respetaran y siempre habrá alguien apoyándolo.

 

Paseé por este hermoso parque. El lugar es sumamente extenso. Cuadras y cuadras de árboles y pastos verdes. Fuentes, esculturas y todo para descansar y pasar un muy buen y agradable rato. Se maravillara de la limpieza de los jardines en este y todos los demás parques. Así, si le gustan los parques,  ver a la gente y a los niños jugar, encamínese al Regent’s park. Si gusta más de ello, puede también ir a Green Park, y por último a Kensington Gardens, o a Holland Park todos ellos con un sabor muy singular y muy propio de los ingleses.

 

 

Para ir de compras

 

Para ir de compras nada mejor que Oxford Street, New Bond Street, Regent Street, Shaftesbury Avenue, High Street Kensington, Kings Road y toda el área de Knightsbridge y Chelsea. En el distrito de Knightbridge encontrara la famosísima tienda Harrod’s, mientras que en el distrito de Chelsea encontrara lo más nuevo de la moda.

 

 

Londres es diversión

 

Londres es una ciudad en que la diversión tiene lugar a cada día y a cada hora. Sus cientos de pubs le harán pasar un momento agradable. Pubs (en inglés “public bar”), bares de la época victoriana o pubs donde la juventud canta y ríe a la vida llenando con usted un vaso de vino o de cerveza.

 

En realidad  son tantos y tantos los lugares para divertirse en Londres que es difícil escoger entre uno y otro. Todos son buenos y esto usted lo verá cuando llegue a Londres. Sin embargo, le daré los mejores tips. Si hablamos de restaurants, le diré que entre los mejores, están el Belverde, el Clardidge, el Locket’s (muy popular) entre los miembros del parlamento), y el Walton’s. Si se trata de pubs, cualquiera es bueno. Usted solo entre, pida y disfrute. Y para terminar su noche, vaya a alguna de las estupendas discos londinenses. Tres son las mejores: el Barbarella, el Hippodrome y el Marquee.

 

No se pierda Londres de noche. La gran ciudad siempre se vista de gala. Sus luces centellantes de destellos multicolores le harán recordar a usted esta ciudad por siempre y para siempre. Recorra sus calles, vaya nuevamente a Piccadilly, paséese por el Támesis y vea el Big Ben y el Parmaneto de noche. Escuche las campanadas de las doce y siéntase si, como en otro día, otro tiempo y otro espacio.

 

 

Londres y sus alrededores

 

Existen muchos lugares cerca de Londres que usted puede visitar en menos de un día. Conozca el Castillo de Windsor, regio castillo donde la familia real pasa sus vacaciones de primavera y de verano. Conozca el castillo por dentro y por fuera. Se sorprenderá del lujo de todo lo que hay en él. Visite luego el pequeño pueblo de Greenwich donde empieza y termina el tiempo. Lugar del “Meridiano 0” (Meridiano Cero), línea que marca la división del tiempo y del espacio.

 

 

Inglaterra y sus lugares

 

Inglaterra es un país grande como grande lo es su gente. No se quede solo en Londres, y anímese a conocer otros lugares y otros sitios. Vaya a dos pequeñas ciudades de gran belleza y gran cultura. Pueblos o ciudades de carácter netamente estudiantil que le harán recordar y revivir épocas pasadas o presentes, según sea el caso.

 

Vaya primeramente a Cambridge y conozca sus múltiples Colegios: el King’s College, el  Trinity College y el Queen’s College, entre otros. De un paseo remando en lancha o barca por el rio Cam y déjese llevar por las corrientes. Descanse en alguno de los innumerables parajes verdes que ofrece la ciudad de Cambridge y vea la actividad tan enorme desplegada en este hermoso pueblo en el que viviera hace tiempo.

 

Vaya luego a Oxford. Tanto Cambridge como Oxford son preciosas ciudades universitarias, rivales entre sí, pero con gran entusiasmo de vida y de jóvenes que se dejan ver por todas partes. Alegría que invita a sus pobladores y a sus visitantes y estudiantes a defender  sus propios colores. Habiendo visitado Oxford, diríjase ahora al precioso pueblecito de Straford-upon-Avon, cuna de William Shakespeare y lugar de tradición inglesa.

 

Y ahora, vaya a York, una de las ciudades más bellas de Inglaterra con grandes vestigios romanos. Murallas, palacios, puertas de piedra y de sillar. Todo un espectáculo de día y más de noche al verla iluminada. Dé un paseo por la muralla que circunda la ciudad y conozca sus calles y su iglesia. Visite luego el Museo del Ferrocarril y vea la elegancia de los trenes antiguos. Muchas de las locomotoras y vagones, ya en desuso, son algunas de las que apenas en nuestro país están entrando en circulación.

 

Recorra otros sitios y otros lugares. Vaya al Condado de Kent, conozca Leeds, Manchester y Liverpool. Vaya a Birmingham o a New Castle. Conozca toda Inglaterra y la campiña inglesa. Recorrer Inglaterra es ver un mundo aparte. Es ver su vida, sus ciudades, sus costumbres, sus paisajes, sus castillos. Es ver todo un país de belleza, elocuencia y esplendor.

Inglaterra: siempre ella

 

Una vez alguien me enseño un pequeño cuento que decía: “Dichosos aquellos que pueden viajar y conocer el mundo. En los libros hallaras conocimientos, pero en el mundo hallaras sabiduría”. Venir a Inglaterra es encontrar las dos cosas: conocimientos y sabiduría. Es ver un país realmente bello, hermoso, que siempre da lo mejor de sí. Un país, una nación, y un gran reino que lleva por nombre: INGLATERRA.

 

 

Música de fondo: "Streets of London", tema original de Ralph McTell.

 

 

           

 

 

 

Artículo aparecido en el periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 12 de abril de 1987.

 

 

 


Volver a la Página de
Europa

 

 

      Páginas en Internet    

 

  Embajadas en México: Embajadas acreditadas en México

  ONU: Organización de las Naciones Unidas    

  OMS: Organización Mundial de la Salud

  ADI: Alzheimer’s Disease International

  RAE: Real Academia Española

  GP: Green Peace

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2014 / Derechos Reservados.