Ven a mi mundo

 

Europa        

 

 

Finlandia

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

Tierra de hermosos lagos y bosques. País de los mares del Báltico. Lugar de belleza excitante muy propio de las regiones nórdicas. Así es este país, lugar pleno de bellezas naturales. Sitio y punto para contemplar el Sol de Media Noche. Lugar de ensueño y hermosa arquitectura de ciudades. Pueblo patriota que ha resistido a ataques de enemigos y que hoy simboliza libertad para FINLANDIA.

 

 

 

 

La historia de Finlandia

 

Ya desde la prehistoria, al final del periodo glaciar, son los lapones los primeros en establecerse en territorio finlandés. En el primer siglo de nuestra era, los fineses de Estonia son quienes se encargan de poblar y colonizar el suroeste de Finlandia. El país empieza a surgir y a tener mayor auge; sin embargo, en el siglo IX, los finlandeses se enfrentan al monopolio cada vez mayor de los vikingos. Monopolio que se da, más que nada, en el ámbito y esfera del comercio en el Golfo de Finlandia.

  • En el año 1050 el Cristianismo llega al país. Cien años más tarde, en 1150, Erik IX de Suecia, apodado el Santo, y el obispo de Uppsala (también de Suecia), emprenden una cruzada que termina con la conquista y cristianización del país.

  • Entre los siglos XII y XIII, los suecos y los rusos intentan decidir por medio de las armas el derecho a la posesión sobre Finlandia. En 1323, los rusos reconocen el derecho de Suecia sobre el territorio en disputa. Tiempo más tarde, en 1353, Mangus II transforma el país Ducado.

  • Es en 1527 cuando Gustavo Vassa confisca los bienes de la iglesia, ocupando luego Laponia y cediendo el Ducado a su hijo. Este último lo convierte en Gran Ducado; sin embargo, en 1599, es suprimido el Gran Ducado de Finlandia.

  • En 1703, Pedro I el Grande, Emperador de Rusia derrota a Carlos XII de Suecia. Años más tarde, en 1721, por el Tratado de Nystad, Finlandia pasa a poder de Rusia. En 1809, Alejandro I de Rusia toma el título de Gran Duque y decide preservar la autonomía del territorio lo mismo que la integridad de sus instituciones.

  • Casi cien años más tarde, el Zar Nicolás II disuelve la Dieta finlandesa y da poderes dictatoriales al gobierno de Bobrikov. En 1917 es derrocado el Zar y Finlandia proclama su independencia.

  • Un año después, en 1918, el gobierno bolchevique reconoce la soberanía de Finlandia. Estalla en el país la revolución bolchevique. El gobierno finés, refugiado en Vasa, confía el mando del ejército a Carl G. Mannerheim, quien domina la situación. Finalmente, en 1920, el gobierno soviético reconoce la in dependencia de Finlandia y devuelve Petsamo.

  • La historia de guerras entre Filadelfia y la Unión Soviética no queda aquí. En 1939, el país resiste heroicamente la invasión soviética, aunque  finalmente debe ceder 32,806 kilómetros cuadrados a la URSS. En 1941, el ataque alemán contra los soviéticos es aprovechado por Finlandia para reanudar la guerra contra Rusia.

  • La guerra termina en 1944 con un armisticio el 19 de septiembre por el que Finlandia hace entrega de Petsamo y el área de Porkkala.

  • En 1948 es firmado en Moscú un tratado de amistad y cooperación entre Finlandia y la Unión Soviética. Tiempo después, en 1955, Finlandia entra a formar parte del Congreso Nórdico, así como a ser miembro integrante de las Naciones Unidas.

  • Gobierno, política y asuntos internacionales

  • El Ejecutivo o cabeza del Estado es el Presidente, quien es elegido por un periodo de 6 años por 301 electores quienes son a su vez escogidos por votación popular. El presidente nombra un Consejo de Estado o Gabinete, encabezado por un Primer Ministro, el cual es responsable de su gestión ante el Parlamento. El Parlamento, llamado por los finlandeses Eduskunta es unicameral y está compuesto por 200 miembros, siendo el periodo máximo entre elecciones parlamentarias de 4 años. Por otro lado, la edad para tener derecho a votar en elecciones parlamentarias y gobiernos locales es de 18 años.

  • Finlandia es un país neutral y no es miembro ni pertenece a ninguna alianza militar. En cambio, el país es miembro activo de las Naciones Unidas y ha provisto de miles de tropas para todas las operaciones para el mantenimiento de la paz, desde 1950. Hace 30 años, en 1948, Finlandia y la Unión Soviética firmaron un tratado bilateral que da inicio a la fundación de buenas relaciones entre ambos países. Actualmente, Finlandia pertenece al Concilio Nórdico, un foro de cooperación multilateral que incluye también a Dinamarca, Islandia, Noruega y Suecia

 

 

Finlandia país de nuevos horizontes

 

Acostumbrados a viajar y conocer países inválidos por el turismo que llega a los típicos lugares sumamente conocidos, es muy recomendable venir y llegar a Finlandia. Un país que, si no con mucho turismo, es un lugar maravilloso para visitar. Desde su capital de gran belleza, hasta los rincones del interior del país que le darán a uno la impresión de entrar a un mundo diferente pleno de hermosísimos bosques, lagos, arboles, agua, mar y nieve.

 

Habiendo visitado por primera vez Finlandia a fines de agosto de 1980, francamente he de señalar que esta experiencia con la de mi última visita en septiembre de 1986, fue sumamente contrastante. La primera vez que visite Finlandia no pude apreciar toda la belleza que en ella existe. El centro de la capital estaba en plena remodelación. Calles cerradas al tráfico, excavaciones, construcción de  nuevas vías, el metro, y muchas cosas más. Además, gustándome como me gusta, meterme a lugares desconocidos y no frecuentados por turistas, el poderme comunicar o expresarme me fue algo difícil. Claro que yo tuve la culpa; si bien el inglés es hablado por mucha gente, no en todas partes o lugares es igual.

 

Hoy es todo diferente. Helsinki es toda una belleza de ciudad. Todo está casi completamente remodelado. El tráfico y medio de transporte es excelente. Hay, como en todas partes del mundo, sus pequeñas desviaciones, reconstrucciones o remodelaciones, pero todo dentro de un marco de belleza y esplendor de esta gran ciudad. Además el resto del país es algo que uno no debe dejar la oportunidad de escapar.

 

 

La Finlandia de hoy en día

 

Si hablar de Escandinavia es hablar de hermosura, hablar de Finlandia es empezar hablar de Escandinavia. Y es que toda esta región de los países nórdicas posee una sorprendente belleza que, quien la visite, quedara realmente sorprendido de cómo el mundo nos ha dado a nosotros los difíciles humanos cosas tan bellezas y tan hermosas que están a nuestras manos, a nuestros pies y nuestros ojos.

 

Visitar Finlandia es conocer tan solo una parte de la bella Escandinavia que, junto con Noruega, Suecia y Dinamarca, ofrece a quien desee conocer el mundo, lugares de ensueño, historia de gran valor, cultura y tradiciones diferentes, y gran amabilidad, sencillez y amistad por parte de todos estos paisajes.

 

Finlandia es un país cuya extensión llega a los 337,032 kilómetros cuadrados (aproximadamente 5 veces la superficie del Estado de Nuevo León, aquí en México, que cuenta con 64,924 kilómetros cuadrados). Aunque todos parecen del mismo tamaño, Finlandia es el más pequeño de todos los países Escandinavos. Los límites del país son: al norte, Noruega; al este, la Unión Soviética; al sur, el Golfo de Finlandia; al suroeste, el Mar Báltico; al  oeste, el Golfo de Botnia; y, al noroeste colinda con Suecia.

 

Conocida por los fineses con el nombre de Suomi, y teniendo como idiomas oficiales el finlandés y  el sueco, Finlandia lleva por nombre oficial el de Suopmen Tasavalta (en finés), y el de Republiken Finland (en sueco). Es decir, Republica de Finlandia. O, simplemente y más sencillo: Finlandia.

 

El país cuenta con 4 millones 900 mil habitantes y está dividido en 12 provincias. Su capital es Helsinki, que tiene una población de 470 mil habitantes: pero, si se toman en cuenta las poblaciones circunvecinas del área metropolitana, la ciudad llega a alcanzar los 800 mil helsinguinos, que es como se les llama, en español. A los habitantes de la bella Helsinki.

 

 

La sociedad finesa

 

Finlandia significa “tierra de finura”, “tierra de delicadeza”, “tierra de fineza”. El nombre es tomado del sueco, y su transformación al nombre de Suomi, en finlandés, es algo que desgraciadamente se me escapa de la mente, pero que también tiene su significado especial. Como mencione, el país tiene dos idiomas oficiales, el finlandés y el sueco; aunque este último  es hablado por un mucho menor número de ciudadanos. En el país se habla un 94% el finlandés y un 6% el sueco. Pero no se preocupe por el idioma, un buen diccionario finlandés-español, fáciles de conseguir en cualquier librería de Helsinki, le ayudara enormemente.

 

Finlandia es una sociedad moderna. El país es una nación próspera con altos estándares de salud, educación y servicios sociales. La mortalidad infantil es la más baja del mundo. Y, no solamente en el campo de la salud, Finlandia destaca. El 54% de la fuerza trabajadora se halla trabajando en industrias manufactureras y de servicio. Asimismo, el campo de la agricultura se encuentra eficientemente organizado como para ser auto-suficientes en buen número  de productos básicos.  

 

El rol de la mujer  en la vida diaria y de trabajo es, tal vez, el más grande de todos los países occidentales. Las mujeres formaban el 31% de los miembros del parlamento, después de las elecciones generales de 1983. Por último, en el campo educacional, las mujeres totalizaban más de la mitad de todos los estudiantes de nivel universitario.

 

En lo que respecta a la religión, Finlandia es un país en que el 90% de su población pertenece a la Iglesia Luterana; mientras que la Iglesia Ortodoxa Finlandesa, cuenta con un menor, aunque significativo flujo de seguidores. Los católicos, por su parte, tienen un muy reducido número de adeptos. En Helsinki, la capital, era, en 1986, del 1%.

 

 

Industria y economía

 

La industria de productos forestales es de propiedad privada. Las principales exportaciones del país van encaminadas en un 30% al producto del papel, 29% a los productos de metal e ingeniería, un 8% a los productos madereros, y un 6% a los productos textiles y de ropa. Sus principales consumidores son: 21% la Unión Soviética, 13% Suecia, 11% Gran Bretaña, y el resto, va encaminado a Alemania, Estados Unidos y Noruega.

 

Hoy en día, la industria del metal y la ingeniería rivaliza con el sector de productos forestales, en lo que se refiere a ganancias por exportación. El sector metalúrgico y de ingeniería del país mantiene una posición líder en el ámbito internacional como constructor de barcos rompe-hielos, buques y cruceros de lujo, así como maquinaria especializada en la fabricación de papel. También es importante el sector agricultura y el señor diseño, tanto industrial, como arquitectónico. Los teléfonos móviles y los detectores de metales son muestras de la alta tecnología de los industriales finlandeses.

 

Es de notar (y ojala y se tome en cuenta en nuestro país sin tener oídos revolucionariamente sordos), que la industria en Finlandia no recibe ningún subsidio del gobierno. La mayoría de las empresas, negocios e industrias finlandesas son de propiedad privada. Y las empresas operadas por el Estado, se rigen bajo los principios de un mercado de economía libre.

 

Finalmente, señalare que la moneda de Finlandia es la Markka (marco finlandés), equivalente al lunes 2 de febrero, fecha en que escribo el presente artículo, a razón de 4.70 marcos finlandeses por dólar. Como casi siempre, prefiero no aventurarme a dar la cotización en relación al peso mexicano, pero para esta misma fecha se hallaba en una relación de 208 pesos por tan sólo un marco finlandés.

 

 

Para llegar a Finlandia

 

Llegar a Finlandia es sencillo. Existen vuelos directos desde Nueva York, Montreal, Seattle y Los Ángeles, a través de la Finnair, la compañía aérea nacional de Finlandia. Pero lo más seguro es que usted ya se encuentre en Europa, por lo que le diré que existen vuelos de esta misma compañía y otras más, desde Gran Bretaña y muchas otras ciudades europeas. Un vuelo, desde Inglaterra o Europa Central, toma aproximadamente unas 3 horas.

 

Existen dos opciones más. Una es el tren, tomando toda la ruta del territorio sueco, desde Estocolmo, hasta Haparanda, en el límite de la frontera sueco-finlandesa. De ahí hasta Oulu, ya en Finlandia; y, de aquí, hasta Helsinki. Por último, algo de lo más elegante, bello y espectacular, es tomar el lujoso crucero del Silka Line, que va desde Estocolmo hasta el Puerto de Helsinki.

 

Viajar en crucero es una experiencia formidable. Usted puede hacerle y disfrutar como todo un magnate en este precioso barco de la compañía finlandesa Silja Line. Un crucero de verdadero lujo que zarpa del puerto de Estocolmo a las 6 de la tarde para desembarcar en el puerto de Helsinki a las 9 de la mañana del día siguiente.

 

Ríase de los comerciales cruceros del Caribe. Viajar en el “Finlandia” uno de los 4 enormes barcos del Silja Line es una aventura que conjuga millonarios y aventureros  estudiantes que también tienen su lugar. El crucero de más de una cuadra de largo cuenta con 10 pisos, incluidos los dos niveles del sótano. Tiene unos 9 restaurantes, una discoteca, 2 lugares más para bailar, alberca, baño sauna, cabinas especiales para llamadas de larga distancia, incluso interoceánicas, varias tiendas de regalos, una tienda de auto-servicio varios bares, unos 8 o 10 elevadores, oficina de correos, telégrafo , banco con más de 40 cotizaciones internacionales, oficina de turismo y muchas cosas más.

 

El ambiente es formidable y la atención excelente. Existen muchísimas cosas gratis y la estancia y recorrido de 15 horas exactas entre Suecia y Finlandia se hacen un suspiro. Para quien guste jugar, existen las famosas máquinas tragamonedas, ruleta y juego de naipes al estilo Las Vegas o Montecarlo. El trayecto es silencioso y quien tenga miedo a los mares se sorprenderá de la tranquilidad de las aguas del Mar Báltico y del Golfo de Finlandia. Las vistas son espectaculares. Tanto a la salida de Estocolmo, como a la llegada a Helsinki, los paisajes son estupendos. Miles de islas se dejan ver de uno y otro lado. Uno va pasando entre los mares, como Neptuno o Poseidón lo hicieran alguna vez.

 

Los camarotes son excelentes, ya los quisiera un buen hotel aquí en México. Aire acondicionado, calefacción, música en 7 canales, baño propio, regadera, vista al mar o vista al interior. Para quien sea estudiante y no quiera gastar, los jóvenes pueden pasar a un área especial donde hay cómodas literas y, sin cargo extra o que cuenten con el famoso “Eurailpass”. De este modo, jóvenes y gente adulta convive cada quien según sus posibilidades en un mundo capitalista realmente socialista. Un lugar de lujo de todos y para todos.

 

 

Finlandia y sus ciudades

 

Visitar la atrayente Finlandia es enriquecer nuestro mundo de conocimientos en cuanto a la vida y las gentes. Los fineses han aprendido y perfeccionado ese arte de vivir en constante contacto y armonía con la naturaleza. Sus limpias, típicas y bien delineadas ciudades combinan el color blanco de sus hermosos edificios de líneas neoclásicos y construcciones modernistas y típicas casas de madera de múltiples colores.

 

Visitar Finlandia es encontrar belleza. Desde la hermosa Helsinki, hasta las cercanas poblaciones de Jarvenpaa y Porvoo. Desde Turku, ciudad puerto, en el Golfo de Finlandia, hasta Oulu, al inicio e interior del Golfo de Botnia. Luego, la región lapona, comenzando en Rovaniemi, justo al cruzar el círculo ártico ciudad donde usted podrá apreciar las típicas costumbres de los finlandeses. Por último y ya para terminar algo bello, sublime y hermoso: la Región de los Lagos. Pequeñas y hermosas ciudades como Kuopio, Jyvaskyla y la preciosa Savonalinna.

 

 

Helsinki

 

Se ha dicho que Helsinki fue la última ciudad de Europa en ser diseñada y ejecutada como un trabajo de arte unificado. Y en verdad, si uno se va acercando a la ciudad por mar, se convencerá que la elegancia de las líneas, y los colores pastel de este hermoso y bello puerto, le dirán que Helsinki es para ver y recordar.

 

La ciudad está situada en el Mar Báltico, en la punta sur de Finlandia. Excelentes “ferries” y barcos conectan a la ciudad de Estocolmo, Suecia y Gdansk, en Polonia. Asimismo, existen magníficos trenes que unen y enlazan al país con naciones vecinas como Suecia y la Unión Soviética. El Bosnia Express lo llevara directo hasta Moscú, pasando por Leningrado. Este tren sale todos los días y es uno de los mejores.

 

Helsinki es considerada la “Perla del Báltico”, una preciosa ciudad y puerto que nos da la bienvenida con toda su hermosura. Fundada en 1550 por mandato del rey de Suecia, Gustavo de Vassa, la fundación se originó al norte de su actual sitio, lugar a la que fue trasladada en 1642.

 

Los edificios de madera de la ciudad han sido destruidos tantas veces como desde aquellos días. En 1809, bajo el Tratado de Frederikshamm (hoy Hamina), Finlandia se convirtió en un Gran Ducado autónomo, bajo el Imperio Ruso. Fue en 1812 que Helsinki se convirtiera en  la capital de Finlandia. Luego, el verdadero trabajo de reconstrucción  se inició, bajo la dirección del nativo alemán, Carl Ludwig Engel. En la re planeación de la ciudad participo en fines Johan Albrekt Ehrenstrom, ya que la ciudad había sido devastada por el fuego en 1808.

 

El viejo centro de Helsinki aun retiene su estilo y apariencia original de un Imperio. El edificio más antiguo de la ciudad se halla en la Aleksanderinkatu (calle Aleksanderin) y, perteneció al comerciante Sederholm. El más antiguo edificio de madera se encuentra en el número 12 de Kristiankatu (calle Kristian). El edificio data del año 1817 y es ahora un museo.

 

Helsinki tiene una población cercana al medio millón de habitantes de los cuales un 9% tiene al sueco como su idioma materno. La ciudad cubre un área de 365 kilómetros cuadrados (poco menos de la mitad de Monterrey, que cuenta con una extensión de 781 kilómetros cuadrados). De estos 365 kilómetros, 180 es agua y 12 kilómetros cuadrados son parques y áreas verdes.

 

Transportarse en Helsinki es sencillo. La ciudad cuenta con un eficiente sistema de transporte que incluye el metro, el tranvía y el autobús. Para otros destinos y lugares se hallan los propios autobuses y el tren. Si llega a la capital por aire, usted estará arribando al aeropuerto internacional que se encuentra en la ciudad de Vataa, a 19 kilómetros del centro de Helsinki. Este aeropuerto maneja alrededor de 4 millones de pasajeros cada dos años. Ahora que, si usted llega por mar, estará desembarcando en un precioso y limpio puerto que maneja unos 2 millones de pasajeros al año.

 

Orientarse en Helsinki es fácil. La ciudad no es muy grande, aunque si es preferible, por cuestión de idioma, tomar un “tour” en inglés, francés, español, sueco, italiano o japonés que ofrecen las oficinas de turismo al llegar al aeropuerto o al embarcadero. Después, ya con un buen mapa, la orientación y puntos de referencia que uno haya anotado y recordado, usted podrá hacerlo por si solo y con mucha facilidad. En realidad, todo está cerca y es sencillo, sobre todo si cuenta con algunos boletos que le hagan más fácil desplazarse por la ciudad. Yo le aconsejaría el “Ten-Trip Tic-Ket” (diez boletos por igual número de viajes con sus respectivas transferencias, por lo general de media hora, una hora, a partir de que uno “cheque” el boleto). Un boleto muy ventajoso es el “Tourist Tiket”, un boleto más económico y que es bueno por 24 horas para el uso del metro, tranvías, autobuses, y algunos “ferries”.

 

A Helsinki se le llama también la “Hija de Báltico”. Otros le llaman la “Perla del Báltico”. La ciudad en sí, es preciosa. Limpia, bien delineada y con colores de suaves tonos, es difícil que uno se substraiga y deje de admirarla. Desde que uno va llegando al puerto se ve la hermosura de esta gran ciudad. Un lugar donde las líneas de su puerto, destacando el litoral de su bahía contra los edificios que emergen de las aguas del Mar Báltico y el Golfo de Finlandia, la hace lucir más bella y majestuosa.

 

 

Recorriendo la ciudad

 

Vaya  a la Plaza del Senado, diseñada por el arquitecto germano Carl Ludwig Engel a principios del siglo diecinueve, luego de que Helsinki reemplaza a Tutku como la capital de Finlandia. La plaza es coronada por la majestuosa Katedraali, obra maestra de Engel, que fuera terminada en 1852, Catedral Luterana que es el símbolo de la ciudad. El resto de los edificios se conjugan en estilos de limpias y hermosas líneas neoclásicas, entre otros, el Edificio del Consejo del Estado y la Biblioteca de la Universidad. Otra de las obras maestras de Engel.

 

A Engel se le debe también el diseño del Palacio Municipal y de la Kauppatori (Plaza del Mercado). Vaya ahora y conozca el Palacio Presidencial; la Eduskunta (la Casa del Parlamento), precioso edificio de granito rojo; la Temppeliaukio, templo o iglesia enclavado dentro de la roca de una colina.

 

Conozca el Monumento a Jean Sibelius, dedicado al más famoso compositor de Finlandia. Esta escultura está compuesta por cientos de pipas o cilindros de metal y acero, y su diseño fue realizado por Eila Hiltunen. Vaya luego a Kansallismuseo (Museo Nacional), que expone una serie de colecciones referentes a la cultura finlandesa. De aquí, acérquese al Museo de Arte de la Ciudad de Finlandia; y, por último, al Finish Design Center (Centro de Diseño Finés). Si tiene tiempo usted seguro lo tendrá-vaya hasta Tappiola, un modernísimo centro comercial en los suburbios de Helsinki.

 

 

La diversión en Helsinki

 

Hupi o huvi significa “diversión”, en finlandés, la diversión o entrenamiento, en Helsinki, va encaminada a todos los gustos y a todas las edades. Vaya al Juttutpa, muy cerca de la Estación del Tren. Aquí, gente de todas las edades, cantan y beben cerveza. Usted llega y muy pronto le darán una copia con la letra de las canciones, que usted, ya con una buena copa o más, se animara a cantar, aun sin conocer el idioma. Si le gustan las “discos”, vaya a la Ky-Exit, una de los mejores discos.

 

Si a usted le gustan otro tipo de espectáculos no se pierda de ver los fabulosos conciertos al aire libre en numerosas plazas de la ciudad. Kaivopuisto y Esplanadi son los sitios más populares. Usted encontrara espectáculos de todo tipo, desde danzas folklóricas y música clásica, hasta conciertos de jazz y rock. En verano, a finales de agosto, no se pierda el Festival de Helsinki: ópera, escultura, música, cine, poesía, teatro, pintura y muchas cosas más.

 

Vaya a un buen restaurante y disfrute de una deliciosa comida finlandesa; pero antes, saboree un buen café, un riquísimo pastelito, un delicioso aperitivo o una exquisita cerveza. El baari finlandés no es exactamente lo que se llama un bar; sino más bien, un café que sirve comida, café y ocasionalmente cerveza.  Las kahvilas también sirven comida, pero son más bonitos y elegantes. El ravintola es el típico restaurant finlandés, el cual a menudo se convierte en lugar para bailar y tomar cerveza hasta que termine la noche.

 

Finlandia es de los pocos lugares en Europa donde la edad para tomar-18 años para cerveza y vino, y 20 para el alcohol- está estrictamente regulada. En algunos lugares, la edad mínima permitida es de 24 años. Usted no se preocupe, el alcohol no siempre es necesario para disfrutar y gozar la vida. El ambiente de los finlandeses le harán gozar y sentirse como en el aire.

 

Si tiene la oportunidad y la suerte de ver anunciada la presentación de un buen artista en concierto, no deje de ir. Yo le aconsejo que en caso de que vea anunciada en la marquesina de algún lugar a la artista Marion, por ningún motivo deje de irla a ver. Esta es una artista fabulosa. Una gran artista tipo Rafaella Carrá. Marion  es finlandesa y es una de las mejores artistas y cantantes que he conocido. Sus espectáculos y canciones modernas, románticas y de todo tipo son increíblemente fabulosas.

 

 

 

El Distrito de los lagos

 

Finlandia es la tierra de los mil lagos. Jyvaskyla es famoso por ser lugar de Alvar Aalto, aclamado arquitecto finlandés. Aquí, rodeado por bosques y lagos sin fin, uno se dará cuenta del porqué de su inspiración como arquitecto. No deje de ver la Universidad de Jyvaskyla, diseñada también por este arquitecto. La Universidad ocupa un “campus” con un área despejada entre altísimos y verdes pinos dando frente un precioso lago.

 

Vaya luego a Savonalinna. Cuando Finlandia era parte del Imperio Ruso, la aristocracia de Petersburgo (hoy Leningrado), hicieron a Savonalinna el lugar de moda para el descanso. En el mes de julio no se pierda el festival de la Opera. Grandes conciertos de Mozart, Verdi y Sibelius son ofrecidos de 5 al 28 de julio.

 

Kuopio, al norte de Savonalinna, una vez centro industrial, y ahora, gran centro turístico. Kuopi es una mezcla entre lo nuevo y lo viejo. Algo muy bonito a ver; especialmente esos paseos entre viejos  y alineados edificios y construcciones de madera. Pruebe aquí, un kalakukko, pan finlandés con carne y pescado en medio. Pruebe en las mañanas, sentado en un café, unos munkki, riquísimos pastelitos que literalmente significan “monjes”.

 

 

Turku

 

Turku es la ciudad de Finlandia más cercana a Suecia. Antiguamente la capital de los finlandeses, Turku dejo en 1812 una historia atrás para permitir que Helsinki estuviera más cerca de su gobernante Alejandro I de Rusia.

 

La ciudad fue fundada en el siglo XIII. Hoy Helsinki y Tampere son las ciudades más grandes de Finlandia, pero es en Turku donde más se deja ver el pasado histórico del país. La ciudad cuenta con 163,500 habitantes y ha sido un centro cultural y espiritual de las tradiciones de Finlandia desde tiempos de su colonización. Vea la hermosa Catedral con su imponente bóveda, el Museo de Sibelius y el Castillo de Turku.

 

 

Tampere

 

El surgimiento de este centro industrial de 167,732 habitantes, empieza durante el reinado de Alejandro I de Rusia. La región es preciosa. Solamente entre Turku y Tampere existen poco más de 60,000 lagos. Tampere es una ciudad agradable donde se encuentra el primer Planetario que tuviera Escandinavia. Otras visitas a la ciudad incluyen el primer teatro al aire libre en el mundo con auditorio revolvente, infinidad de iglesias antiguas y una gran variedad de excursiones a los lagos.

 

 

Oulu

 

Oulu es un puerto de mar situado en el recodo del Golfo de Botnia. Ciudad de 111,000 habitantes, cierta vez el centro europeo para el comercio de Alquitrán. Hoy en día, aún conserva el vestigio de su antigua prosperidad. Ciudad interesante a ver y donde, aunque parezca raro, existen más pizzerías que en la propia Nápoles de Italia.

 

 

Otros lugares

 

En Finlandia  hay muchos otros sitios y lugares a conocer. Uno de ellos es Rovaniemi, la capital de Laponia, justo en el cruce del círculo ártico. Este lugar se ha convertido en un sitio eminentemente turístico de costumbres y tradiciones propias de Finlandia.

 

Si a usted le gusta algo diferente, vaya a las Islas Aland. A mitad del camino en el Mar Báltico, entre Suecia y Finlandia, se encuentra Aland (pronunciado Oj-lant). Aunque posesión finesa, Aland se inclina más hacia sus vecinos suecos, minimizando, los isleños, la influencia finlandesa. Un viaje en barco (el único medio que yo conozco) es algo maravilloso.

 

Simplemente el poder ver todas esas islas del archipiélago es algo de ensueño. Además, ya estando en la isla, usted podrá tomar un buen descanso o practicar el deporte del ciclismo. Sus distritos como el Geta, el Saltvik, y el Sund son increíbles. Estos están situados al norte y desde allí, usted podrá contemplar una maravillosa vista que ofrecen sus lomas, sus faldas, y las increíbles vistas de los fiordos.

 

 

El Suomi o Finlandés

 

Tal vez usted no aprenda finlandés, como yo tampoco creo que lo pueda hacer. Sin embargo, ¿porque no aprender unas cuantas palabras y frases, y gozar más de este maravilloso y estupendo viaje?  Empiece brindando y diga Kippis!  Usted estará diciendo “Salud”. Luego, aprenda  otras cosas más como: kittos, que significa “gracias”; o un ei kesta, que quiere decir “no hay de qué”, “de nada”; nakemiinse se utiliza para decir “adiós”. Frases muy socorridas son: Puhutteko englantia? o Puhutteko espanjaa?; que quiere decir: “¿Habla usted inglés?” o “Habla usted español”. Mita kuuluu? Significa “¿Cómo está usted?”, y Nimeni on… quiere decir “Me llamo”. Si usted va de compras, haga señas y diga kuinka paljon? Esto querrá decir “¿Cuánto cuesta”? pero no se preocupe. Usted solo pague. Que tanto puede ¡costar! Usted fírmele. Aproveche, usted es libre y se lo merece.

 

 

Adiós Finlandia, adiós

 

Quien quiera conocer Finlandia, deberá conocer Helsinki; quien quiera conocer Helsinki, deberá llegar por mar. Un mar de limpias y serenas aguas que bañan la costa de este bello país de finura y delicadeza. Un país cuya capital nos abre sus puertas para mostrarnos lo mejor de si, una arquitectura de elegancia de suaves colores y delicadez perfecta. Un país que en la hermosura de sus lagos y sus bosques nos muestra mil y una cosas que no conocemos y que solo podremos apreciar si vamos a FINLANDIA.

 

 

Música de fondo: "Europa", original de Santana.

 

 

           

 

 

Artículo aparecido en el periódico “El Porvenir” de Monterrey, México, el 8 de febrero de 1987.

 


 

Volver a la Página de
Europa

 

      Páginas en Internet    

 

 

  Embajadas en México: Embajadas acreditadas en México

  ONU: Organización de las Naciones Unidas    

  OMS: Organización Mundial de la Salud

  ADI: Alzheimer’s Disease International

  RAE: Real Academia Española

  GP: Green Peace

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2011 / Derechos Reservados.