Ven a mi mundo /  

 

 

 

 

 

Las 10 señales de alarma en una demencia

 

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

Detectar a tiempo una demencia es algo muy importante que debemos tomar en cuenta, ya que esto permite tomar medidas que nos puedan llevar a darle una mejor calidad de vida a la persona que padece el problema, así como a la familia misma que lo cuida. Recordemos que la demencia  no sólo es un problema de memoria, sino también cambios de comportamiento y estado afectivo y emocional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cualquier tipo de demencia, llámesele Alzheimer, demencia de tipo vascular, Parkinson, demencia frontotemporal, o cualquier otra, no es sólo una pérdida de memoria. Es también una serie de síntomas en que la gente experimenta un deterioro en sus capacidades cognoscitivas, tales como el pensamiento y entendimiento, así como cambios en el comportamiento. Por ello, a fin de ayudarle a determinar si su ser querido tiene alguno de estos problemas, les presento aquí una lista de “señales de alarma” que le podrán ayudar a detectar estos síntomas. De ahí a que si usted nota o ha notado algunos o varios de estos trastornos, ya sea en usted mismo o en su ser querido, es muy conveniente que vaya a consultar un buen médico a fin de que le practique un examen completo y determinar qué es lo que pasa. Recuerde que el tiempo es muy valioso.

 

 

 

Las 10 señales de alarma

 

 

Pérdida de la memoria reciente. Todos nos olvidamos de cosas por un momento y, más tarde, las recordamos. Las personas que tienen demencia olvidan cosas con frecuencia, pero nunca las recuerdan. Podrían hacerle la misma pregunta una y otra vez, y todas las veces se olvidan de que ya les ha dado la respuesta. Tampoco recordarán que ya hicieron la pregunta.

 

 

Dificultad para realizar tareas conocidas. Las personas que tienen demencia podrían cocinar una comida y olvidarse de servirla. Podrían incluso olvidarse de que la cocinaron.

 

 

Problemas con el lenguaje. Las personas que tienen demencia pueden olvidarse de palabras simples o usar las palabras equivocadas. Esto hace que sea difícil entender lo que quieren.

 

 

Desorientación en el tiempo y el espacio. Las personas que tienen demencia pueden perderse en su propia calle. Puede olvidarse de cómo llegaron a un determinado lugar y de cómo regresar al hogar.

 

Falta de juicio. Incluso una persona que no tiene demencia puede distraerse. Pero las personas que tienen demencia pueden olvidarse de cosas simples, como olvidarse de ponerse un abrigo antes de salir cuando hace frío.

 

Problemas con el pensamiento abstracto. Cualquier persona podría tener dificultad para cuadrar una chequera, pero las personas que tienen demencia pueden olvidarse de qué son los números y qué debe hacerse con ellos.

 

Colocación de objetos en el lugar incorrecto. Las personas que tienen demencia pueden poner objetos en los lugares equivocados. Pueden poner la plancha en el congelador o un reloj de pulsera en la azucarera. Después no pueden encontrar estos objetos.

 

Cambios en el estado de ánimo. Todas las personas están de mal humor en ocasiones, pero las personas que tienen demencia pueden tener cambios rápidos en el estado de ánimo, van de la calma a las lágrimas y a la ira en pocos minutos.

 

Cambios de personalidad. Las personas que tienen demencia pueden tener cambios drásticos de la personalidad. Podrían volverse irritables, suspicaces o temerosas.

 

 

Pérdida de iniciativa. Las personas que tienen demencia pueden volverse pasivas. Podrían no querer ir a ningún lado ni ver a otras personas

 

 

* Federico Ortíz-Moreno, psicólogo, egresado de la Universidad de Monterrey.

Fundador y primer presidente de la Asociación Alzheimer de Monterrey.

 

  

Algunos datos:

 

   DEMENCIA / Los números...    
     

 

  • Existen varios tipos de demencias, entre las más conocidas se encuentra la enfermedad de Alzheimer, seguidas por otros tipos de demencias como la cerebrovascular, llamada también demencia por infarto múltiple; el mal de Parkinson, el Huntington, la enfermedad de Pick; la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.  

  • Hablando de demencias en general, a partir de 2013, había unos 44,4 millones de personas con demencia en todo el mundo. Este número se incrementará a unos 75,6 millones en 2030 y 135,5 millones en 2050. Gran parte del aumento será en los países en desarrollo. Ya un 62 % de personas con demencia viven en países en desarrollo, pero en 2050 este número subirá a 71%. El mayor crecimiento en la población anciana está teniendo lugar en China, la India y del sur de Asia y el Pacífico occidental.

  • El envejecimiento demográfico es un proceso en todo el mundo que muestra los una mejora en la atención médica durante el último siglo. Muchos están viviendo vidas más largas y más saludables por lo que la población mundial tiene una mayor proporción de personas mayores. La demencia afecta principalmente a personas mayores, aunque hay una conciencia creciente de casos que comienzan antes de los 65 años.

 

   
 
 
 
 
 
   

* Datos tomados de la ADI y otras fuentes.     

 

 

Información tomada de apuntes personales y fuentes varias.  

 

 


 

Correo-E

venamimundo@venamimundo.com
 
 


Volver a la Página de
Demencias

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2016 / Derechos Reservados.