Ven a mi mundo /  

 

 

 

 

 

Las Demencias: Diferentes tipos

 

Diferentes tipos de demencia

 

 

 

Federico Ortíz-Moreno *

 

 

Demencia es un término utilizado para referirse a la pérdida de la capacidad del individuo en sus funciones intelectuales, lo suficientemente graves como para interferir en su desenvolvimiento cotidiano de la vida. No se trata de una enfermedad en sí, sino más bien de un grupo de síntomas que suelen acompañar a ciertas enfermedades. Es un término muy amplio, que describe la progresiva pérdida de la memoria, intelecto, raciocinio, lo mismo que la disminución, deterioro o pérdida de las habilidades sociales y emocionales de la persona.

 

 

 

 

 

Demencia es un término utilizado para referirse a la pérdida de la capacidad del individuo en sus funciones intelectuales, lo suficientemente graves como para interferir en su desenvolvimiento cotidiano de la vida. No se trata de una enfermedad en sí, sino más bien de un grupo de síntomas que suelen acompañar a ciertas enfermedades. Es un término muy amplio, que describe la progresiva pérdida de la memoria, intelecto, raciocinio, lo mismo que la disminución, deterioro o pérdida de las habilidades sociales y emocionales de la persona.

 

 

¿Cuáles son los tipos de demencia más comunes?

 

Existen varios tipos de demencias, entre las más conocidas se encuentra la enfermedad de Alzheimer, seguidas por otros tipos de demencias como la cerebrovascular, llamada también demencia por infarto múltiple; el mal de Parkinson, el Huntington, la enfermedad de Pick; la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. 

 

Existen muchas cosas que pudieran provocar una demencia. De aquí la importancia para que toda persona que padezca deficiencias o pérdida de la memoria o confusión, sea sometida a un minucioso proceso para que se le evalúe y se le pueda dar un diagnóstico adecuado. La Federación Internacional de Alzheimer (“Alzheimer Disease International”, o ADI, por sus siglas en inglés) aconseja que este tipo de reconocimiento sea efectuado ya sea por un neurólogo, un geriatra, un médico internista o un psiquiatra.

 

 

La enfermedad de Alzheimer

 

La enfermedad de Alzheimer es la más común de las demencias; científicamente se define como tal. Esta enfermedad fue descrita por vez primera en 1907 por el médico alemán Alois Alzheimer, de quien tomó su nombre. El mal de Alzheimer es una enfermedad progresiva y degenerativa del cerebro la cual provoca un deterioro en la memoria, el pensamiento y la conducta de la persona. La enfermedad de Alzheimer produce una disminución de las funciones intelectuales lo suficientemente grave como para interferir con la capacidad del individuo para realizar actividades de la vida diaria. Es una enfermedad caracterizada por la disminución de las funciones intelectuales de la persona, con una consecuente pérdida de la memoria y deterioro del pensamiento.

 

El enfermo con Alzheimer sufre un drástico cambio en su personalidad, con tendencia a deprimirse o irritarse. La persona ya no puede seguir instrucciones, sufre confusión y desorientación en el tiempo y el espacio, pudiendo incluso, llegar a perderse en lugares conocidos para él. Además, la persona puede presentar alteraciones del juicio, confundir a sus seres queridos y, en muchos casos, hasta desconocerse a sí mismo. La enfermedad es irreversible y hasta el momento no se conoce cura alguna. Se sabe que ésta va destruyendo poco a poco las neuronas del cerebro, el paso de información entre las células y por ende, el contacto con el mundo.

 

La demencia vascular o por infarto múltiple

 

La demencia vascular o por infarto múltiple es el resultado ocasionado por pequeños infartos en el cerebro. Es el segundo tipo de demencia más común que se conoce. Las manifestaciones de este tipo de demencia pueden ser súbitas, ya que pueden ocurrir muchos pequeños infartos antes que aparezcan los síntomas. Este tipo de infartos o apoplejías pueden lesionar zonas del cerebro encargadas de funciones específicas lo que igualmente puede producir síntomas generalizados de demencia. La demencia por infarto múltiple es irreversible y tampoco es curable, pero el detectar a tiempo algún tipo de condición subyacente, como hipertensión o diabetes, puede ayudar a modificar el avance de la enfermedad a través de un tratamiento específico adecuado.

 

La enfermedad de Parkinson

 

El mal de Parkinson es una enfermedad progresiva del sistema nervioso que afecta a un gran número de personas, sobre todo de edad avanzada. La enfermedad de Parkinson se caracteriza porque la persona que la padece suele presentar temblor de manos, convulsiones, así como rigidez en las extremidades, tanto en brazos como en piernas. La persona presenta dificultad para expresarse y para iniciar todo tipo de movimiento físico. En etapas avanzadas de la enfermedad, algunos pacientes desarrollan demencia; sin embargo, hoy en día existen algunos medicamentos que pueden ayudar a mejorar aquellos síntomas relacionados con la motricidad del paciente.

 

La enfermedad de Huntington

 

La enfermedad de Huntington es una enfermedad hereditaria y degenerativa del cerebro que afecta de diversas formas a la persona. Inicia por lo regular a una edad media y se caracteriza por la disminución en las capacidades intelectuales de la persona, lo mismo que en sus movimientos irregulares e involuntarios de las extremidades o de los músculos de la cara. Entre los síntomas más comunes de esta enfermedad figuran los cambios de personalidad, perturbación de la memoria, alteraciones del habla y una falta de capacidad para discernir. Pese a que no hay tratamiento para detener el avance de la enfermedad, tanto las alteraciones motrices como los problemas de carácter psiquiátrico, se pueden controlar, en un momento dado, con medicamentos.

 

La enfermedad de Pick

 

La enfermedad de Pick es una rara enfermedad de la parte frontal del cerebro. Se trata de un mal, difícil de diagnosticar, que afecta a gente cuyas edades fluctúa entre los 40 y 65 años. En algunos casos, sobre todo en las primeras etapas, la enfermedad de Pick afecta los lóbulos temporales más que los frontales. Entre los problemas que en un principio se presentan, están los cambios de personalidad, problemas de conducta (particularmente en lo que se refiere a inhibiciones), lo mismo que problemas de orientación, antes que vengan otro tipo de trastornos más severos relacionados a la memoria.

 

Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob

 

La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob es una enfermedad cerebral mortal, muy poco frecuente, ocasionada por un agente infeccioso y contagioso, muy posiblemente, un virus. Entre los primeros síntomas de la enfermedad se incluyen fallas de la memoria, cambios de personalidad y pérdida de la coordinación. A medida que avanza la enfermedad, el deterioro mental se agudiza, aparecen movimientos involuntarios (especialmente sacudidas musculares repentinas), el paciente puede perder la vista, desarrolla debilidad en brazos y piernas, cayendo en última instancia en estado de coma.

 

La demencia no es parte normal del envejecimiento

 

Envejecer no significa forzosamente volverse un viejo inútil o demente. Representa, eso sí, un mayor factor de riesgo, pero no necesariamente estar demente. Existen casos de personas de muy avanzada edad cuyas facultades físicas y mentales son de envidiarse. Por eso es muy importante conservar el buen humor, tener una buena alimentación y cuidar la salud.  

 

 

  

Algunos datos:

 

   DEMENCIA / Los números...    
     

 

  • Existen varios tipos de demencias, entre las más conocidas se encuentra la enfermedad de Alzheimer, seguidas por otros tipos de demencias como la cerebrovascular, llamada también demencia por infarto múltiple; el mal de Parkinson, el Huntington, la enfermedad de Pick; la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.  

  • Hablando de demencias en general, a partir de 2013, había unos 44,4 millones de personas con demencia en todo el mundo. Este número se incrementará a unos 75,6 millones en 2030 y 135,5 millones en 2050. Gran parte del aumento será en los países en desarrollo. Ya un 62 % de personas con demencia viven en países en desarrollo, pero en 2050 este número subirá a 71%. El mayor crecimiento en la población anciana está teniendo lugar en China, la India y del sur de Asia y el Pacífico occidental.

  • El envejecimiento demográfico es un proceso en todo el mundo que muestra los una mejora en la atención médica durante el último siglo. Muchos están viviendo vidas más largas y más saludables por lo que la población mundial tiene una mayor proporción de personas mayores. La demencia afecta principalmente a personas mayores, aunque hay una conciencia creciente de casos que comienzan antes de los 65 años.

 

   
 
 
 
 
 
   

* Datos tomados de la ADI y otras fuentes.     

 

 

Información tomada de apuntes personales y fuentes varias.  

 

 


 

Correo-E

venamimundo@venamimundo.com
 
 


Volver a la Página de
Demencias

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2014 / Derechos Reservados.