Ven a mi mundo

 

 

De aquí y allá

 

 

El rico y el rabino *

 

 

 

Alegoría judía

 

 

Cuenta una antigua alegoría judía, que una vez un hombre  muy rico fue a pedirle un consejo a un rabino.

 

El rabino tomó la mano, lo acercó a la ventana y le dijo: “Mira”.

El rico miró por la ventana a la calle. El rabino le preguntó: “¿Qué ves?”.

 

El hombre le respondió: “veo gente”.

El rabino volvió a tomarlo de la mano y lo llevó ante un  espejo y le dijo: “¿Qué ves ahora?”.

 

El rico le respondió: “Ahora me veo yo”.

El rabino le contestó: “¿Entiendes?”.

 

“En la ventana hay vidrio y en el espejo hay vidrio, pero el  vidrio del espejo tiene un poco de plata y cuando hay un poco  de plata uno deja de ver gente y comienza a verse solo a sí mismo...”

 

 

 

Fuente: El relato anterior me fue enviado por mi buen amigo argentino, Norberto Pochettino, a quien a su vez le fue referido por el señor Dante Dónlo de Buenos Aires. 

 


 

Volver a la Página de
De Aquí y Allá

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2013 / Derechos Reservados.