Ven a mi mundo

 

  De aquí y allá     

 

 

Muerto asiste a su propio funeral *

 

 

 

 

Sucedió al noreeste de Bahia, en Brasil

 

Una familia del noreste de Brasil que velaba el cuerpo de Gilberto Araujo, un lavacoches de 41 años, le vio entrar a su propio velorio e interrumpir la ceremonia a la que asistían numerosos amigos y parientes.

 

El cuerpo que la familia había reconocido era en realidad el de un hombre que se parecía mucho a Gilberto, pero su identidad sigue siendo desconocida, reseñó el sitio web G1 de Globo.

 

El cuerpo que la familia había reconocido era en realidad el de un hombre que se parecía mucho a Gilberto, pero su identidad sigue siendo aún desconocida, reseñó el sitio web G1 de Globo. Todo el mundo tenía mucho miedo. Las mujeres se desmayaban, las personas corrían para todos lados, contó María Menezes, que estuvo presente en el velorio.

 

Gilberto se enteró a través de un amigo que encontró en la calle que le daban por muerto. Llamó por teléfono a un pariente para avisar que estaba vivo, pero nadie le contestó y luego nadie le creyó, pues pensaron que se trataba de una broma. Entonces, decidió ir personalmente al velatorio para demostrar que estaba vivito y coleando.

 

Uno de sus hermanos, José Marcos Santana Santos, explicó que hacía cuatro meses que su familia no lo veía. Gilberto sólo aparecía algunas veces por año y pasamos mucho tiempo sin verlo. Vive en Alagoinhas, pero cada día está en un lugar diferente.

 

 

Hombre aparece vivo en su propio funeral

 

La historia del "muerto vivo" asustó a mucha gente en el interior de Bahía. El hombre apareció en su propio funeral en la ciudad de Alagoinhas. La noticia se da en una familia de Alagoinhas, Bahia, tuvo un tremendo susto al darse cuenta al muerto que estaba velando era un total desconocido en lugar de su pariente, que apareció en medio del funeral poco más tarde, informó en la prensa local de ese lugar.

 

El hombre dado por muerto, Gilberto Araujo, 41 años de edad, trabaja como lavador de autos y asustó a toda la ciudad el domingo al aparecer vivo. Algunos llegaron a pensar que se trataba de un fantasma. “Hubo un enorme susto, algunas mujeres jóvenes se desmayaron. La gente salió corriendo, la calle estaba llena de bicicletas y coches, “dijo Maria Menezes, quien estuvo presente en el funeral, hablando en declaraciones a Rede Globo.

 

Los familiares del “muerto”, explicaron que se les había informado que Gilberto había sido asesinado el sábado durante un tiroteo, fue que entonces acudieron a la morgue para hacer el reconocimiento y terminaron confundiendo a su familiar con un cadáver que todavía no ha sido identificado.

 

Araujo, quien no vistaba  a su madre desde haía cuatro meses, dijo que un amigo fue el que había sido presume muerto y le pidió que le hiciese el favor de informarles. El mismo amigo le dijo poco después que había un ataúd con un cadáver en el salón de su casa familiar.

 

El hombre llamó a casa de su madre para tratar de advertir sobre la confusión, pero la persona que contestó el teléfono creyó que se trataba de una broma o un engaño. De esta forma, Araujo encontró mejor asistir al funeral de sí mismo y deshacer el malentendido. Marina Santana, madre de Daniel, manifestó estar “muy feliz” al saber que su hijo estaba vivo, pero sólo se convenció después de darse de “muchos abrazos” con él.

 

 

Música de fondo: “Lambada”, tema del grupo brasileño Kaoma.

 

 

   BRASIL  

 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

Fuente: Tomado de fuentes varias provenientes de brasil, entre ellas G1 Globo e O Impacto.

 


 

Volver a la Página de
De Aquí y Allá

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2013 / Derechos Reservados.