Ven a mi mundo

 

  De aquí y allá     

 

 

Millonaria china prefiere los harapos a las riquezas *

 

 

 

 

Una mujer millonaria en China, propietaria de 17 viviendas,

trabaja a tiempo completo como barrendera

 

 

Una mujer de Wuhan, que posee inversiones por valor de decenas de millones de yuanes ha decidido pasar sus días como barrendera en la calle en un intento de enseñar a sus hijos las virtudes de lo que es trabajar duro.

 

Yu Youzhen, 53, posee 17 inmuebles por valor de más de 10 millones de yuan (HK12m) como resultado de adquisiciones de tierras del Estado que comenzó en el 2008, informó el Evening News de Wuhan. Pero en lugar de tomar el sol y atenerse a su riqueza, ella insiste en levantarse al amanecer, seis días a la semana, para llegar a su trabajo como trabajadora de limpieza en el distrito urbano de Management Bureau de Wuchang, en Wuhan, provincia central de Hubei, en China.

 

“Quiero ser un modelo para mi hijo y mi hija. No quiero velos sentados de brazos cruzados y devorando mi fortuna”, dijo Yu en una entrevista con el periódico el miércoles.

 

Ella no quiere dar a sus hijos la impresión de ser una simple dueña y recogiendo alquileres como ingreso, como una sola forma de vida. Ese estilo de vida sólo hace daño a largo plazo, agregó Yu. Su plan parece haber dado frutos. Dos de sus hijos son asalariados. Su hijo es un piloto quien gana un sueldo de 2,000 yuanes mensuales; el informe no daba a la ocupación de su hija, pero este dice que gana 3,000 yuanes al mes.

 

Seis días a la semana, Yu es responsable de la limpieza de unos tres kilómetros de carretera, donde batas de aceras y borra a contenedores de basura por un miserable sueldo mensual de 1,420 yuanes (HK1, 766). Comenzó el trabajo en 1998.

 

Yu dijo que ella a menudo ha sido insultada por personas desconcertadas que alguien con su riqueza tuviera este tipo de trabajo. Como muchos en centro de China, Yu creció en circunstancias menos afortunadas. Como un agricultor de vegetales en Lago de Donghu, Hongshan, Yu trabajó en los campos y transporta todos los días cargas pesadas de productos en la espalda a los mercados.

 

En la década de 1980, Yu y su marido finalmente había ahorrado suficiente dinero para construir tres edificios de cinco pisos que alquilan. Tenía buena renta, pero Yu aún sentía que ella necesita trabajar en su vida.

 

“Quería salir y experimentar cosas. “No soy una persona culta, pero siempre siento que necesito estar haciendo algo, dijo Yu, quien se mudó con su marido a Shenzhen. Él tomó un trabajo en logística y transporte, pero el negocio fracasó, y finalmente se trasladaron con el respaldo a Wuhan.

 

 

Una mujer millonaria

 

Se trata de una mujer millonaria en China, propietaria de 17 viviendas, trabaja a tiempo completo como barrendera seis días a la semana para, según ella, enseñar a sus hijos las virtudes del trabajo, relata hoy el diario “South China Morning Post”.

 

Yu Youzhen (53 años), residente en la ciudad de Wuhan (centro del país) y cuyas propiedades están valoradas en millones de dólares, trabaja desde hace 15 años como limpiadora del Buró de Administración Urbana por un sueldo de 1,420 yuanes (228 dólares).

 

“Quiero ser un ejemplo para mis hijos. No quiero sentarme ociosamente y dilapidar mi fortuna”, señaló Yu en una entrevista al diario, y añadió que no quiere que sus vástagos tengan la impresión de que conseguir dinero de las rentas es una forma de vida.

 

En vista del ejemplo de su madre, sus hijos trabajan en actividades comunes, y así uno de ellos está empleado como chófer, con un sueldo de 2,000 yuanes mensuales (320 dólares) mientras que su hija, cuyo empleo no fue revelado, ingresa 3,000 yuanes al mes (481 dólares).

 

Yu se queja de que muchos vecinos de Wuhan no entienden su forma de vida, y algunos hasta le han insultado públicamente por ello.

 

En su juventud, trabajó como agricultora y cargó a diario sacos de hortalizas para vender en los mercados de la ciudad. Más tarde, en los años 80, ahorró dinero con el que construyó tres casas de cinco pisos junto a su esposo, en las afueras de Wuhan, que después empezó a alquilar y comenzó un “imperio” que controla mientras barre cada día tres kilómetros de calles.

 

 

  

          

Música de fondo: “If I wewrwe a rich man”, tema de la obra teatral “El violinista en el tejado” .

 

Fuente: Tomado del South China Morning Post, agencia EFE y otras más.

 

    


 

Volver a la Página de
De Aquí y Allá

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2013 / Derechos Reservados.