Ven a mi mundo

 

   De aquí y allá    

 

 

El Baobab *

 

 

 

Federico Ortíz Moreno

 

 

La mayoría de nosotros podrá recordar un hermoso libro de El Principito (en francés: Le Petit Prince), publicado el 6 de abril de 1943, que es el relato corto más conocido del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry. Ahí, en uno de los dibujos aparece un baobab, un árbol algo curioso, de tronco grueso y ramas enredadas. El Principito hablaba de lo orgullosos que son los boababs, pero también cuidaba de ellos.

 

 

Los baobabs

 

Pues bien, los baobabs pueden llegar a medir 25 metros de altura, pero sin duda, lo más impresionante es el máximo que puede llegar a tener el perímetro de su tronco, que puede alcanzar unos 40 metros, aunque generalmente su ancho es de  unos 10 m de diámetro. Estos árboles son también bastante longevos también. Hay especímenes que tienen una edad aproximada de cuatro mil años, tienen unas flores blancas con forma de mano, que son hermafroditas; y producen un fruto parecido a un melón pequeño.

 

El baobab es un árbol leñoso de madera blanda. Habita casi exclusivamente en áreas semiáridas al sur del desierto del Sahara, en África. También pude vivir en alturas comprendidas entre el nivel del mar y los 1,250 metros de altura por lo cual tamnién pueden ser vistos en otras partes del continente africano, como en el Parque Nacional Kruger y en las montañas de Lebombo

 

 

El baobab: Árbol al revés

 

Por muchos es conocido que en los bosques secos de África, el árbol del baobab domina el paisaje con su altura. Cuenta una leyenda, que el baobab era uno de los árboles más bellos del continente, admirado por todos por su follaje, flores y porte. Se dice que su vanidad creció tanto que los dioses lo castigaron, enterrando sus ramas y dejando a la vista sus raíces. Y es que realmente parece un árbol invertido o al revés.

 

Con sus ramas extendidas dan la impresión, de pedir perdón a los dioses. De ahí lo extraño de su presencia.  Si una persona bebe agua en las que se han mojado semillas del baobab será protegido del ataque de los cocodrilos. Pero si se arrancase una flor, de tan soberbio árbol, la perdona morirá devorada por un león.

 

Los nativos creen qué es el árbol de la vida y la leyenda cuenta qué nadie puede quedarse dormido debajo del árbol del baobab, porqué los dioses se los llevarán al cielo. Desde entonces es muy respectado por su conexión con la vida y la muerte.

 

Es llamado también “árbol del pan” por sus frutos comestibles, semejantes a un melón pequeño. El baobab es objeto de respecto por su gran longevidad. Su larga vida se estima qué puede superar los 2,000 a 4,000 años. Simplemente, habrá que decir, que estos árboles ya estaban cuando el imperio romano.

 

 

Más historias

 

Como ya vimos, los inmensos baobabs son inspiradores de las más variadas historias. Se cuenta que existe un ejemplar tan inmenso que en su interior se aloja una estación de autobuses en la que pueden entrar 40 personas. También se dice sobre otro árbol que a 500 km de Johanesburgo es utilizado como cantina, y que dentro de su tronco pueden llegar a juntarse hasta 50 personas.

 

Pero no todo es leyenda, ya que está probado que el baobab es un árbol muy útil, ya que su fruto es muy rico en fibra y un excelente alimento. Es consumido como pasta y utilizado para elaborar una bebida refrescante. Con las hojas se hace sopa, y con su corteza se fabrican cuerdas. Y uno de los atributos más impresionantes es que puede llegar a almacenar 120 mil litros de agua, algo terriblemente importante en las zonas desérticas en las que suele crecer.

 

 

Etimología: del árabe (buhibab) o del wolof, “árbol de los mil años”

 

      

Fuente: Tomado de fuentes varias. 

 


 

Volver a la Página de
De Aquí y Allá

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2012 / Derechos Reservados.