Ven a mi mundo

 

 Apuntes     

 

 

Canal de la Manga *

 

 

 

 

Daniel Balmaceda

Argentina

 

 

El emperador Carlomagno aportó algunos nombres para los mapas. El más conocido es el que le dio a la región oriental que defendía sus dominios: Ost-reich (Reino del Este), actual Austria. A la Mark (frontera) que lindaba con la tierra de los daneses la llamó Dane Mark, que nosotros conocemos como Dinamarca.

 

Aquellos vecinos daneses eran exploradores y fueron quienes llamaron ollant, “tierra de los bosques”, a la región de Holanda. Su nombre oficial es Neederland, que significa “tierras bajas” en la lengua local. Nada más apropiado para ese territorio poblado de pantanos, al cual denominamos Países Bajos.

 

Las legiones romanas eran las encargadas de anexar territorios al imperio. En las planificaciones de las campañas se hablaba de ellas como las regiones pro vincere (del latín pro “antes”, y vincere,”vencer”). Se trataba de las poblaciones a vencer. De allí surgió la palabra “provincia”. Una de esas provincias romanas se llamó Cale, y su puerto fue Portus Cale, que con el tiempo se convirtió en Portugal.

 

Otra conquista romana fue la región de los dacios, que entonces pasó a ser tierra de romanos: Rumania. Bélgica provino del bajo alemán balge,”región pantanosa”. España surgió de un término cartaginés: span, “conejo”. Era, para los hombres de Cartago, la “tierra de los conejos” porque tal extensión se hallaba poblada por miles de estos animalitos.

 

En cambio, la isla atlántica cercana no tenía conejos sino perros. Los romanos la bautizaron insulae canum, “isla de los perros”, pero para nosotros son las islas Canarias. Su fauna aportó los pajaritos cantores que se esparcieron por el mundo con el popular nombre de canarios.

 

Milán resultó del latín midium llanum, “en medio del llano”. Las referencias a accidentes geográficos son inagotables. En sus exploraciones por América del Norte, los franceses dejaron sus huellas en Detroit, “estrecho”. Por su parte, Dublin proviene del celta dubh linne, “pozo negro”.

 

Al “pie de los montes” de los Alpes se halla el Piamonte. Haven, “puerto” en inklés, explica el significado de La Habana. Emparentadas con haven están la danesa havn y la francesa havre. Kjobenhavn -Copenhague para nosotros- quiere decir “puerto de Jls mercaderes”. Y Le Havre es un puerto francés situado en el Canal de la Mancha, al cual los ingleses llamaron English Channel. Pero del otro lado, los franceses prefirieron denominado Le manche, “la manga”. Por lo tanto, channel y manche expresan la misma idea. El último paso lo dieron los españoles, quienes castellanizaron channely manche. La designación española de Canal de la Mancha no es más que una salomónica redundancia.

  

 

 Emparentadas con haven están la danesa havn y la francesa havre.

Kjobenhavn -Copenhague para nosotros- quiere decir

“puerto de los mercaderes”. Y Le Havre es un puerto francés situado

en el Canal de la Mancha, al cual los ingleses llamaron English Channel.

Pero del otro lado, los franceses prefirieron denominado Le manche, “la manga”

 

 

Tomado Tomado del Libro de Daniel Balmaceda, “Historia de las palabras”. Daniel Balmaceda nació en Buenos Aires, Argentina y es periodista, graduado en la Universidad Católica Argentina y Miembro de la Sociedad Argentina de Historiadores.

 


Volver a la Página de
Apuntes

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2012 / Derechos Reservados.