/ / Apuntes  

 

 

 

 

Anécdota de Sócrates... (1) *

 

 

 

 

 

Sócrates sobre el chisme...

 

 

En la antigua Grecia Sócrates tenía una gran reputación de sabiduría. Y resulta, que se cuenta que un día vino alguien a encontrar al gran filósofo, y le dijo:

 

- ¿Sabes lo que acabo de oír sobre tu amigo?
- Un momento - respondió Sócrates - antes de que me lo cuente, me gustaría hacerte un test, el de los tres tamices.


- ¿Los tres tamices?

- Pero, sí, - continuó Sócrates - antes de contar cualquier cosa sobre los otros, es bueno tomar el tiempo de filtrar lo que se quiere decir. Lo llamo el test de los tres tamices. El primer tamiz es la verdad. ¿Has comprobado si lo que me dices es verdad?


- No... Sólo tengo oído hablar...
- Muy bien. Así que no sabes si es la verdad. Continuamos con el segundo tamiz, el de la bondad. Lo que quieres decirme sobre mi amigo, es algo bueno?


- ¡Ah no! Por el contrario.
- Entonces - continuó Sócrates - quieres contarme cosas malas acerca de él y ni siquiera estás seguro de que son verdaderas. Tal vez aún puedes pasar la prueba, sigue siendo el tercer tamiz, el de la utilidad. ¿Es útil que yo sepa qué me habría hecho este amigo?
 

- No, la verdad, no.
- Entonces - concluye Sócrates - lo que querías contarme no es ni cierto, ni bueno, ni útil; ¿Por qué querías decírmelo?

  

 

 

 

Sócrates de Atenas (470-399 a. C.) fue un filósofo griego, un clásico ateniense considerado como uno de los más grandes,

tanto de la filosofía occidental como de la universal. Fue maestro de Platón, quien tuvo a Aristóteles como discípulo,

siendo estos tres los representantes fundamentales de la filosofía de la Antigua Grecia.

 

 

Fuente: Este relato me lo pasó un amigo de Monterrey, que ahora vive en Ciudad Juárez. Su nombre es Armando Dávila. . 

     

       

 

 

 

 


Volver a la Página de
Apuntes

 

 


 

Volver a la Página de
INICIO

 

© 2015 / Derechos Reservados.